" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Integra un módulo específico para medir la calidad del sueño y su duración

Sony SmartBand 2, con sensor avanzado de frecuencia cardiaca

Cuando faltan apenas dos semanas para que comience la feria IFA 2015 en Berlín, ya ha comenzado el goteo de fabricantes que se adelantan a la feria y lanzan varias novedades unos días antes. En este caso, el primero en hacerlo ha sido Sony, que ha anunciado el lanzamiento de la pulsera inteligente SmartBand 2. Esta pulsera, de aspecto similar al de la primera SmartBand y con correa ajustable, cuenta entre sus principales novedades con un sensor avanzado encargado de medir y monitorizar la frecuencia cardiaca de quien lo lleve puesto.

La pulsera Sony SmartBand 2 también integra un acelerómetro, que trabaja en combinación con el sensor de frecuencia cardiaca, lo que permite a la pulsera tener controlado el pulso y las variaciones de frecuencia cardiaca. Gracias a esto, su propietario podrá visualizar, en la app que acompaña a la pulsera (Lifelog) y que se instala en el smartphone con el que se comunica, los periodos en los que tiene más o menos estrés y actividad cardiaca y física a lo largo del día. Con dicha app también se mide y controla la actividad física realizada, con la posibilidad de acceder a gráficas comparativas de la actividad de un periodo de tiempo con respecto a otro.

sony-smartband-2-01

La SmartBand 2 también cuenta con un modo que detecta automáticamente si la persona que la lleva puesta está durmiendo y que se encarga, tras su activación, de controlar la calidad del sueño. Además, su función de alarma inteligente despierta a su propietario mediante una vibración a la hora más conveniente en función de su ciclo de sueño. La pulsera también avisa, mediante vibraciones y la iluminación de sus LEDs RGB, de la entrada de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos o tweets al smarpthone. También deja controlar el volumen de la música que se escucha en el teléfono o tablet en un momento dado, para lo que sólo hay que dar unos toques en su superficie que permitan pausarla, subir o bajar el audio o comenzar su reproducción.

Esta pulsera, que carece de pantalla, cuenta con una batería con una autonomía de dos días y capaz de cargarse en una hora. Además, la pulsera vibrará si se separa del dispositivo con el que se sincroniza a una distancia mayor de diez metros. El módulo con sus sensores, que cuenta con una resistencia al agua IP68, está cubierto por una pulsera intercambiable fabricada en silicona reforzada, disponible desde su lanzamiento en los colores negro y blanco. Sony ha confirmado que posteriormente la lanzará en los tonos rosa y azul añil, y que podrá utilizarse también con bandas fabricadas por terceros además de con las suyas. Estará disponible desde el próximo mes de septiembre en 60 países de todo el mundo, y tendrá un precio aproximado de venta al público de 119 euros.

No comments yet.

Deja un comentario