ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Una nueva e interesante propuesta de consumo colaborativo, para espacios profesionales

SpaceBee, alquila oficina por horas

Es mucho más que una tendencia o una moda pasajera: el consumo colaborativo ha venido para quedarse, aunque esto pueda pesarle (mucho) a no pocos sectores profesionales que, claro, ven en estas alternativas una peligrosa amenaza a sus modelos de negocio. Y la última e interesante novedad al respecto que ya ha aterrizado en suelo patrio es la posibilidad de alquilar todo tipo de espacios profesionales a través de SpaceBee, una plataforma que propone el alquiler de oficinas (o parte de las mismas), despachos, salas de reuniones y, en realidad, cualquier tipo de espacio susceptible de tener un uso profesional. ¿Y cuál es la novedad con respecto a lo existente hasta ahora? Principalmente dos, la primera es que se trata de una plataforma al estilo de Airbnb, Über, Blablacar, etcétera, es decir, que son los propios usuarios los que ofrecen aquello de lo que disponen, y SpaceBee se limita a ofrecer una plataforma para que ambas partes se puedan poner de acuerdo.

La otra interesante novedad que propone SpaceBee y que, claro, en realidad se basa bastante en el modelo de consumo colaborativo, es la posibilidad (siempre que los propietarios de los espacios lo ofrezcan, claro está), de alquilar todo tipo de espacios sólo por el tiempo que realmente los necesites, ya sea este varios meses, un par de semanas o, incluso, sólo una o dos horas de manera puntual. Y es que esta es la verdadera revolución que plantean este tipo de servicios: pagar sólo por aquello que, de manera efectiva, vas a emplear. Durante mucho tiempo (desde siempre en algunos casos) nos hemos acostumbrado a pagar por el uso privativo y permanente de determinados bienes y servicios, algo que desde un punto de vista económico (principalmente para nuestras cuentas) es bastante catastrófico. Y hay casos en los que tiene sentido plantearse la alternativa de compartir bien/servicio y, por lo tanto, costes. Y esto es aplicable tanto a particulares como a empresas de cualquier tamaño.

Es bastante probable que, al igual que ya ha ocurrido con otros servicios de este tipo, que traen los modelos de consumo colaborativo a sectores controlados hasta ahora por otros modelos de negocio, veamos una importante resistencia por sus principales actores que, seguramente, buscarán la vía de regulación, regulación y más regulación, para ponerle puertas a un campo que ya hemos visto todos, y al que cada vez tenemos más claro que no vamos a dejar de entrar.

 

Imagen: Josh Hallett

No comments yet.

Deja un comentario