" />
Jack Dorsey, CEO de Twitter
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Su valoración como compañía pasará a ser de unos 6.000 millones

Square consigue otros 150 millones de financiación

La compañía de pagos a través del móvil Square, fundada por Jack Dorsey (uno de los creadores de Twitter), sigue creciendo en el mercado estadounidense y ha cerrado una nueva ronda de financiación con 150 millones de dólares más en el bolsillo.

Parte de esta financiación viene de un fondo del gobierno de Singapur, según ha informado NBC. Al no estar cerrada la ronda de financiación, no se conocen aún más inversores. Con esta ronda de financiación, serie E, la quinta después de la financiación inicial de capital semilla, la valoración total de la empresa al completarse esta ronda sería de unos 6.000 millones de dólares.

Square funciona mediante un sencillo accesorio que cuesta 10 dólares (que se recuperan al comenzar a usarlo), convierte smartphones y tablets en un completo sistema de pagos utilizado por miles de pequeños negocios en EEUU. Por ese motivo, pequeños negocios y profesionales liberales lo utilizan de forma habitual. En algunas ciudades es común poder pagar ya la cuenta del restaurante o la carrera en taxi con este sistema y, desde hace algún tiempo, la cadena Starbucks incorporó este medio de pago a sus cafeterías. El beneficio para Square llega por medio de la comisión por ventas, un fijo del 2,75%, aunque ha intentado sin demasiado éxito aplicar cuotas más elevadas por servicios como los pedidos por adelantado.

El resultado de esta ronda de financiación llega después de que hace sólo 8 meses se hiciese público que la salida a bolsa de la compañía se había pospuesto de manera indefinida. El motivo, las pobres expectativas que había acerca de una potencial oferta pública de acciones. La compañía, a pesar de su éxito mediático y de ofrecer un servicio aplicable en muchos sectores, no genera suficientes ingresos todavía para que los inversores mantengan un precio por acción acorde con la valoración de los inversores privados. En otras palabras, los más de 100 millones de facturación anual de Square no la convierten, por ahora, en una empresa rentable y los inversores en bolsa no están por la labor de aceptar riesgos que las empresas de capital-riesgo consideran aceptables.

Para algunos analistas, el futuro de un producto como Square no pasa por su salida a bolsa como empresa independiente, sino por la adquisición por parte de alguna gran compañía que incorpore a su cartera de productos este sistema. Si consigue hacerse con una cuota de mercado importante, desde tecnológicas como Apple o Google hasta financieras como Visa o Paypal (que aspira a alcanzar un valor de mercado de 100.000 millones) son candidatas a hacerse con la creación de uno de los hijos predilectos de Silicon Valley.

No comments yet.

Deja un comentario