ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Detecta objetos hasta 4 metros de distancia y de 2 centímetros de ancho

Sunu, una banda con ecolocalización para mejorar la movilidad de personas ciegas

¿Qué sentido tiene la tecnología si no es para facilitarnos las tareas que nos resultan más dificultosas, peligrosas o tediosas? En el caso de las personas con alguna discapacidad o deficiencia, la tecnología se convierte además en una oportunidad sin predecentes para paliar y hasta resolver esa discapacidad. Es el caso de Sunu Band, una pulsera que emplea el sónar y las vibraciones para ayudar a las personas ciegas o con discapacidad visual a desenvolverse de una forma más autónoma.

Según explican sus desarrolladores, la banda emite una onda de ultrasonidos de alta frecuencia que rebota en los objetos del entorno del usuario. Según la fuerza de reflexión de las ondas la pulsera produce una vibración más o menos fuerte, para indicar a la persona la cercanía o lejanía del objeto, ayudándole a crear una imagen aproximada del perfil de su entorno. La sensibilidad y respuesta de la pulsera se puede ajustar mediante una app para adaptarla a cada persona, e incorpora otras funciones como dar la hora silenciosamente.

Por el momento la banda dispone de una batería recargable con una autonomía de 4 horas de uso continuo, y una capacidad de detección de objetos hasta 4 metros de distancia y de hasta 2 centímetros de ancho. La banda que se comercializa actualmente no es impermeable, por lo que conviene no mojarlo y, en caso de que lo haga, dejarlo secar antes de volver a usar. También pueden afectarle interferencias del entorno; en tal caso la banda alerta con una vibración continuada de que hay que dejar de usarlo hasta no estar en una zona libre de interferencias.

Aunque la banda puede suponer una gran ayuda en los desplazamientos de las personas con dificultades visuales o ciegas, tiene sus limitaciones. Si bien es capaz de adelantar la presencia de un obstáculo en el camino, no puede avisar de la estabilidad de un terreno, lo resbaloso de una superficie o de la presencia de escaleras. Se desaconseja también que se use la banda como único sistema de referencia para, por ejemplo, cruzar una calle con tráfico.

A pesar de las limitaciones que todavía tiene el sistema, en pruebas con invidentes se ha usado para detectar ramas colgantes, jardineras de hormigón y hasta las puertas de entrada, gracias a que el sónar es capaz de diferenciar los distintos lados de una estructura.

El precio de la banda es de 299$, aunque hasta octubre cuentan con una oferta para comprarla por 149,99$

Fuente: TechXplore

No comments yet.

Deja un comentario