" />
Apple Watch
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Un grupo de empresas da Apple Watches a sus empleados por 25$ con una condición

Te doy un Apple Watch… pero sólo si te cuidas

El principal valor de las empresas es, aunque algunas no sean conscientes de ello, el que aportan sus trabajadores. De nada sirve tener el mejor modelo de negocio, unos activos envidiables o la idea del siglo, si las manos responsables de ejecutar y gestionar no tienen la menor motivación para hacerlo. Así, es interesante ver que determinadas empresas se esfuerzan en cuidar a sus empleados y hacer que sus vidas (y no sólo en lo laboral) sean mejores. Las medidas básicas a ese respecto están relacionadas, claro, con la conciliación de vida profesional y personal, y en algunos casos por iniciativa propia y en otros por imperativo legal, se van imponiendo poco a poco frente al sistema anterior, que sólo consideraba verdaderos profesionales a aquellos que dedicaban su vida, en exclusiva, al trabajo.

Sin embargo, que esa sea la puerta de entrada no significa que haya que quedarse ahí. Empresas como Google o Facebook son conocidas por las excelentes condiciones de trabajo que ofrecen a sus empleados, hasta el punto de que normalmente son ellos quienes eligen, por propia iniciativa, pasar más tiempo del que deberían en sus centros de trabajo. ¿Lo imaginas? ¿Tener ganas de pasar más tiempo del que corresponde en la oficina? Seguro que, sólo de pensarlo, a más de uno se le han abierto las carnes y ha empezado a sudar frío. Pero es así, hay empresas que quieren que sus trabajadores estén bien y se sientan bien, y vaya que si lo consiguen.

A este respecto, acabo de saber de una iniciativa llevada a cabo por Vitality Group, un grupo de empresas relacionadas con el mundo de la salud y que, en mi opinión, se ajusta como un guante al planteamiento de cuidar a tus empleados… o hacer que ellos mismos se cuiden. El plan consiste en ofrecer a sus empleados un Apple Watch por 25 dólares. Sí, has leído bien, el smartwatch de Apple, cuyo precio de mercado no baja de los 400 euros. Dicho así ya suena a una medida que alegraría a los trabajadores de prácticamente cualquier empresa, ¿verdad?, pero es que en realidad el plan va mucho más allá, puesto que para poder acogerse a dicha oferta, los empleados deben comprometerse a realizar un mínimo de actividad física impuesto por la empresa durante dos años.

El sedentarismo es una de las principales causas de los problemas de salud en las sociedades occidentales. Pasar horas, horas y más horas trabajando en una mesa, sentados frente a una pila de papeles y/o un ordenador no es un estilo de vida particularmente sano. Con esta iniciativa, la empresa pretende que sus trabajadores asuman el compromiso de realizar un mínimo de actividad física que, además, será cuantificada precisamente con el reloj inteligente de Apple. ¿Y qué pasa si, sin razón justificada, un trabajador no cumple esos mínimos marcados por la empresa? Sencillo: tendrá que pagar el resto del precio del dispositivo, que la empresa había subvencionado a cambio de su compromiso de cuidarse. Una o dos razones para cuidarse: tener uno de los gadgets de moda y, en su caso, evitar tener que pagar su coste íntegro.

¿Es este un gasto inútil para el grupo de empresas que lo asume? En absoluto, al contrario. Hace ya mucho tiempo se sabe que, en términos económicos, es mucho más barato evitar el desarrollo de una enfermedad que combatirla cuando ya ha aparecido. La medicina preventiva se apoya, en gran medida, en unos hábitos de vida saludables, hábitos que en ocasiones entran en conflicto con el trabajo. Que una empresa sea consciente de ello, y más todavía una relacionada con el mundo de la salud (que, obviamente, sabe mucho sobre el coste de tener un trabajador que enferma), es una señal clara, muy evidente, de que cuidar la salud de los trabajadores supone un ahorro. Y si, además, esto se combina con hacer que se sientan bien dentro de la misma (y cuando tu empresa te “regala” el smartwatch más codiciado seguramente te lo tomarás muy a bien), los trabajadores no sólo enfermarán menos, sino que además serán mucho más productivos. ¿Y no es la productividad, según nos dicen, lo más importante?

Léase, por lo tanto, esta medida como una inteligente inversión, que seguramente en muy poco tiempo habrá generado un retorno (medido en productividad) que la hará más que rentable. Rentable en muchos sentidos: económico para la empresa, y de salud para el trabajador.

 

Imagen: Apple

No comments yet.

Deja un comentario