" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Elon Musk quiere contribuir con ello a que el sector del coche eléctrico crezca lo más rápidamente posible

Tesla libera todas sus patentes

Elon Musk siempre va un paso más allá. Si el otro día apuntaba la posibilidad de abrir sus patentes relacionadas con Supercharger, el sistema de carga rápida que está desplegando por EEUU y Europa, hoy nos ha sorprendido permitiendo a sus competidores el uso de todas las tecnologías patentadas por la firma californiana. En total, más de 200 patentes que liberan para contribuir a que el sector del coche eléctrico crezca lo más rápido posible.

No se trata de una decisión altruista, aunque sí valiente. La compañía fundada por Musk necesita que la adopción del coche eléctrico sea rápida para hacerse con una cuota de mercado que le sitúe en una posición de liderazgo. Sus grandes competidores no son otras compañías de eléctricos, ni siquiera los modelos eléctricos de grandes fabricantes de automóviles sino, precisamente, los automóviles convencionales que siguen siendo la práctica totalidad del parque existente y de las ventas en todo el mundo.

Mediante este anuncio, otros fabricantes podrán presentar al mercado sus ofertas, utilizando para ello algunos avances diseñados por Tesla Motors. Para Musk, es prioritario hacer crecer el sector y que sean las empresas que tratan de innovar de manera disruptiva las que lideren la transición. En la entrada publicada en su blog, asegura que “Tesla motor se creó para acelerar la llegada del transporte sostenible. Si allanamos el camino para la creación de vehículos eléctricos atractivos, pero si dejamos tras nosotros un campo minado de propiedad intelectual para disuadir a otros, actuamos en contra de ese objetivo. Tesla no iniciará demandas legales contra nadie que, de buena fe, quiera utilizar nuestra tecnología”.

Musk concluye exponiendo que “el liderazgo tecnológico no se define por las patentes, cuya historia ha demostrado repetidas veces que son una protección escasa contra un competidor determinado”. Desde luego, no sabemos si otras compañías tecnológicas para las que las patentes son casi una obsesión estarán de acuerdo con esta postura. Lo que sí es seguro es que Musk perderá mucho menos tiempo que sus competidores en batallas legales y lo podrá dedicar a lo que le gusta: diseñar productos innovadores con la intención de cambiar el mundo.

No comments yet.

Deja un comentario