" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Cada vez más apps populares llegan al sistema operativo de Microsoft

Todo llega a Windows Phone 8

Hace aproximadamente un año del lanzamiento de Windows Phone 8, la versión para dispositivos móviles del último sistema operativo de Microsoft. Desde entonces, su acogida por los usuarios ha sido un tema de análisis (y también de conversación y de rumorología) de manera recurrente. ¿Está consiguiendo lo esperado? ¿Ha sido un éxito o un fracaso? ¿Conseguirá algún día competir con Android y con iOS? Algunos datos parecían apuntar a que las cosas iban mal. Otros, a lo contrario, así que sin un dato claro sobre los objetivos concretos que se había marcado Microsoft al lanzamiento del sistema, resulta imposible saber si para Redmond esto ha sido un éxito o un fracaso. Aunque lo más probable es que, en realidad, ni una cosa ni la otra, sino un camino a medio andar. Algo que no se le puede negar a Microsoft es su capacidad como corredor de fondo, más que como sprinter, por lo que seguramente todavía sea pronto para que hayan llegado a una conclusión global. Sin embargo, y a tenor de los recientes datos de ventas de terminales de Nokia (cuya división de móviles fue adquirida por Microsoft), que han batido records el tercer trimestre de 2013, parece que hay razones para el optimismo.

Y, a sólo dos días de esos datos de ventas, hoy hemos sabido que dos apps particularmente populares, llegarán a Windows Phone 8 en breve. Se trata de Instagram y Vine. Sí, curiosamente las apps de dos servicios de empresas rivales, Facebook y Twitter, inaugurarán en breve las versiones de su app para este sistema operativo. Esta noticia, sin duda, tiene varias lecturas. La primera, claro, es la de que los usuarios de esta plataforma ya podrán utilizar dos de los servicios online más empleados en la actualidad, de manera nativa, desde sus móviles, lo que sin duda agradecerán mucho. Una segunda lectura, también interesante, es ver cómo poco a poco, cada vez más servicios online y desarrolladores de software apuestan por Windows Phone 8, sistema en el que hasta hace poco no creían demasiado (¿por qué, si no, tardar un año desde su lanzamiento en tener una app para el mismo?). Y la tercera, es que como comentábamos anteriormente, son dos gigantes los que han aterrizado en Windows Phone 8. El resto de desarrolladores y, especialmente, de empresas de servicios online, al ver que Facebook y Twitter «ya están» con Instagram y Vine en Windows Phone 8, no deberían tardar demasiado en seguir sus pasos. La cuota de usuarios de este sistema operativo es creciente, y hoy mismo se han presentado un tablet y un phablet que completan la familia Lumia, lo que invita a pensar que la tendencia debería mantenerse o incluso crecer. Así, los primeros en llegar tienen posibilidad de calar más en dichos usuarios, y conseguir una posición de ventaja con respecto a la competencia, dentro de un nicho creciente.

Yo, para que no se me acuse de tendencioso, comienzo por reconocer que el concepto de Metro ModernUI me gusta bastante. Más para dispositivos con interfaz táctil que para ordenadores con teclado y ratón, desde luego. Y creo que los Live Tiles son una propuesta muy innovadora, que lleva más allá el concepto de los iconos con burbuja de notificaciones, así como los que muestran información real (como el caso del calendario) de iOS. Todavía queda bastante por mejorar en el mismo, pero a día de hoy, y para usuarios que nunca hayan empleado un dispositivo táctil, creo que es la mejor, más sencilla e intuitiva propuesta. No obstante, también pienso que algunos errores de Microsoft con Windows 8 (especialmente con su versión RT, que debería figurar para siempre en su lista de proyectos cancelados), lastra el crecimiento, en funciones, mejoras y usuarios. Pero, no obstante, si la tendencia de ventas de Nokia se mantiene, y los de Redmond son capaces de dedicar todos los esfuerzos necesarios a Windows Phone 8, quizá el mapa de los sistemas operativos para móviles dentro de dos o tres años no sea el que podíamos imaginar hace tan sólo seis meses.

No comments yet.

Deja un comentario