" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Un reloj GPS para runners con pulsometro incorporado

TomTom Runner Cardio

Si hasta hace unos pocos años cruzarse con una persona que corría por la calle solía ser señal de un delito (o uno era particularmente malpensado), ahora lo extraño es el día que no te encuentras a nadie practicando running por calles, parques, senderos… ya sea en el centro de Madrid o por las afueras de un pequeño pueblo de las montañas, correr ha dejado de ser un medio para converirse en un fin en sí mismo. Yo, personalmente, ya contaba en mi reportaje sobre cómo perder peso y hacer vida sana, que las endorfinas que produce el cerebro al realizar actividad física son adictivas, y que un abandono temporal de la actividad física, una vez que te has acostumbrado a la misma, provoca un cierto estado de desánimo. El caso es que los fabricantes de tecnología son muy conscientes de este tipo de tendencias, y con el propósito de ayudarnos a llevar a cabo nuestras actividades del mejor modo posible (y de embolsarse unos cuantos euros por el camino, claro está), diseñan dispositivos que nos acompañen durante las mismas. Tal es el caso de TomTom Runner Cardio, un entrenador, GPS, reloj y, lo más novedoso y llamativo, pulsómetro sin banda pectoral.

Sí, has leído bien. A diferencia de los pulsómetros existentes hasta ahora, con los que es necesario emplear una banda que se fija alrededor del cuerpo bajo el pecho, y que es la que se encarga de medir constantemente tu ritmo cardiaco mientras practicas deporte, este entrenador de TomTom realiza la medición desde el mismo «reloj», con un sensor incorporado en la parte posterior del cuerpo del reloj, que puedes ver en la imagen de apertura de esta noticia. De esta manera, se evita el riesgo de salir a correr (o ir al gimnasio) con el reloj y olvidar en casa la banda, lo que lo hace inservible de cara a controlar el entrenamiento. Además, reduce el riesgo (bajo pero existente) de que el sensor se quede sin batería a mitad de un entrenamiento. En resumen, tiene todas las ventajas de que el sistema se integra en un único dispositivo, con toda la comodidad que eso ofrece.

Por lo demás, TomTom Runner Cardio ofrece funciones de pulsómetro, GPS y entrenador, lo que permite tanto la planificación de sesiones, siempre orientadas a un objetivo en concreto, como el seguimiento y posterior análisis de las mismas. Con el fin de adaptar los entrenamientos a las necesidades de cada uno, cuenta con cinco modalidades (sprint, speed, endure, fat burn y easy), con las que optimizar la quema de grasa (el favorito para los que pretenden perder peso), aumentar la resistencia, mejorar la capacidad pulmonar o, sencillamente, empezar a recuperar un poco de tono. Otro aspecto destacable de su diseño es su manejo mediante un único botón, algo que no tiene tanta importancia al practicar otros deportes, pero que sí resulta muy valioso cuando estás corriendo. Su pantalla, de considerables dimensiones, también resulta muy práctica para poder revisar toda la información del entrenamiento durante el mismo sin tener que descuidar el entorno.

Y, algo que personalmente me gusta bastante: cuenta con sensores que permiten hacer también el seguimiento de sesiones de running en interiores, es decir, de cinta. Aquí es cuando cuento que yo soy un poco bicho raro y que la cinta de correr es mi máquina favorita del gimnasio. En este caso, aunque evidentemente el GPS no tiene ningún sentido, el dispositivo sí que hará por medir tus zancadas y, con ellas, calcular velocidad alcanzada y distancia recorrida. Y es que, aunque normalmente las cintas ya te dan esa información, tenerla centralizada en el mismo dispositivo te ayuda a valorar más globalmente tus entrenamientos.

A diferencia de otros pulsómetros disponibles en el mercado, lo que hace destacable al TomTom Runner Cardio es que está especialmente pensado para runners y, por lo tanto, todos los aspectos de su diseño se adaptan especialmente a dicho deporte. Algo que, sin duda, será más que bien recibido por esa creciente masa de aficionados a calzarse las zapatillas, ponerse los auriculares y desconectar un poco del mundo al salir a correr. Eso sí, todo tiene un precio, y el de este entrenador es de 269,95€. El fabricante también cuenta con otro modelo diseñado para controlar otros tipos de actividades deportivas, el TomTom Multisport Cardio, cuyo precio es de 299,95€. No obstante, la integración del pulsómetro en el propio reloj, haciendo innecesaria la banda pectoral es una ventaja que muchos sabrán apreciar.

No comments yet.

Deja un comentario