" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Mide la actividad física de su propietario, además de registrar sus horas de sueño

Toshiba presenta la pulsera inteligente Weram1100

Poco a poco, las principales compañías de hardware comienzan a desvelar sus apuestas en el terreno de los wearables. La última en hacerlo ha sido Toshiba, que ha desvelado los detalles de su pulsera inteligente Weram1100, que pronto estará disponible. Se podrá adquirir a través de Internet, en Yahoo Shopping y Amazon, a partir del próximo miércoles 20 de agosto, y a pesar de la cercanía de la fecha, todavía se desconoce su precio. Estará disponible inicialmente en colores negro, azul claro, gris y rosa.

La pulsera cuenta con un acelerómetro, que le permite medir la actividad física, como los pasos dados, la distancia recorrida y las calorías quemadas. También puede registrar los periodos de sueño, así como establecer un patrón del mismo y de las horas que su propietario duerme cada día. La pulsera está acompañada por una app para smartphones, encargada de almacenar los datos que registra la pulsera, así como de mostrar los datos almacenados en gráficos. Se sincroniza con el teléfono en el que está instalada a través de Bluetooth. Los usuarios de la pulsera pueden enviar fotografías a la aplicación, así como registrar la hora a la que se lleva a cabo una actividad determinada. También permite introducir las calorías consumidas. De esta forma, además de controlar su actividad física, los propietarios de la pulsera también pueden estar pendientes de su alimentación.

La pulsera Toshiba Weram1100 pesa 27 gramos, y tiene 12 milímetros de grueso y 19 de ancho. Consume muy pocos recursos, lo que permite que su batería, de ion-litio, alcance una autonomía de dos semanas. La pulsera, que se recarga a través de su puertos USB, cuenta con una función de vibración, que puede programarse para activarse en determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando finalice el conteo de pasos, o se consiga un objetivo determinado. Además, puede funcionar como alarma.

No comments yet.

Deja un comentario