ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Stanford, Berkeley y Michigan ponen en marcha el Proyecto Internet de las Cosas Seguro

Tres universidades de EEUU se unen por un Internet de las Cosas seguro

La preocupación por la seguridad de las conexiones hace ya mucho que dejó de ser un tema que afectaba exclusivamente a los ordenadores, routers, smartphones y otros dispositivos conectados a la Red. La entrada en juego del fenómenos conocido como Internet de las Cosas ha hecho que la variedad de objetos conectados a Internet, así como su número, aumente rápidamente. Se calcula que en 2020 habrá más de 50 millones de dispositivos conectados a la Red en todo el mundo, lo que supone un gran problema a la hora de garantizar la seguridad de todas estas conexiones. Y es que si no se procede adecuadamente, podremos descubrir en un futuro no muy lejano que nuestro frigorífico, además de recordarnos lo que hace falta comprar, se dedica también a enviar spam. Y ese no es el único problema, ni el más grave, por lo que hace ya meses que muchos expertos tratan de encontrar una solución lo más global y eficaz posible a este problema.

Por ahora, pocas alternativas hay aparte de cifrar las comunicaciones o hacer que los poseedores de un dispositivo que puede conectarse a Internet vigilen, una a una, la configuración de sus dispositivos o la de su conexión, de forma que queden protegidos frente a accesos de intrusos. No existe una solución de protección global, algo que las universidades estadounidenses de Stanford (en concreto, sus facultades de informática e ingeniería eléctrica, Berkeley y Michigan quieren solventar. Para ello, se han asociado para poner en marcha el que han denominado Proyecto Internet de las Cosas Seguro, en el que van a trabajar grupos de investigadores de los tres centros.

Las investigaciones que llevarán a cabo se van a centrar en tres áreas: analíticas, seguridad, y sistemas de hardware y software. Los trabajos relacionados con la analítica buscarán la forma de integrar la ingente cantidad de flujos de datos que emitirán los dispositivos conectados a la red con los datos que ya tenemos de forma que puedan ofrecer información sensible. En cuanto a la seguridad, lo que los investigadores pretenden es encontrar un método para que los sistemas de analítica mencionados, así como los elementos de detección de sistemas puedan encargarse de velar por la seguridad de los usuarios de estas redes de dispositivos conectados, así como de protegerles ante intrusiones.

Los trabajos que se llevarán a cabo en el marco de este proyecto también tratarán de identificar los sistemas de hardware y software con los que sea posible desarrollar nuevas aplicaciones seguras relacionadas con Internet de las Cosas con la misma sencillez con la que se desarrolla en la actualidad una aplicación web. Por ahora, las investigaciones sólo acaban de empezar, por lo que habrá que esperar un tiempo hasta que las universidades que participan en el proyecto den con los sistemas adecuados para optimizar, de forma global, la seguridad de los dispositivos de Internet de las Cosas.

Foto: Intel Free Press

No comments yet.

Deja un comentario