" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La tecnología PoWiFi, desarrollada por un grupo de científicos, permite recargar vía WiFi dispositivos de pequeño tamaño

Tu WiFi podría recargar dispositivos inalámbricos en el futuro

La llegada de la WiFi a los hogares supuso el fin de la tiranía de los cables para conectarse a Internet. No sólo eso, sino que ofreció libertad a la hora de conectarse con el ordenador o cualquier dispositivo inalámbrico en cualquier punto ubicado dentro de su radio de alcance: el sofá, la cama, etc. Un grado de comodidad bárbaro para muchos, que estaban hartos de tener que estar siempre conectados con un cable a Internet. Su popularidad a lo largo de los años ha ido creciendo hasta casi universalizarse en muchos países, y aunque parezca que ya no puede dar más de sí, nada más lejos de la realidad, como ha demostrado un grupo de investigadores de la Universidad de Washington, que está trabajando para que una red WiFi pueda servir, en un futuro, para recargar la batería de los dispositivos inalámbricos compatibles que se encuentren en su radio de alcance.

La nueva tecnología que lo hará posible, denominada PoWiFi (Abreviatura de Power over WiFi, que quiere decir Carga por WiFi), hace que la energía que los routers WiFi convencionales emiten de forma continua para poder transportar las señales de conexión sea recogida por unos condensadores especiales, que la transforman en corriente útil para recargar baterías. Eso sí, esta energía es mucho menor que la necesaria para que funcionen los cargadores de un smartphone o tablet convencional, por lo que por ahora sólo podría utilizarse para recargar dispositivos de pequeño tamaño, no teléfonos o similares. Además, dado que la cantidad de energía que puede emitir un router en un momento dado tiene límites (y por tanto no es continua), los investigadores han desarrollado un pequeño programa encargado de engañarle para que libere energía sólo cuando el tráfico de datos del usuario esté por debajo de un umbral concreto. De esta forma queda asegurada la coexistencia, sin interrupciones, de señales de carga y de conectividad. De otra forma, la liberación de señales de energía acabaría con las de las señales de WiFi.

Hasta ahora, los investigadores han sido capaces, utilizando la tecnología PoWiFi, de cargar un condensador situado a una distancia aproximada de 50 metros de distancia el router emisor de señal, y conectado a una cámara digital. Cada 35 minutos, el condensador de energía recogía la potencia necesaria para que la cámara fuese capaz de sacar una foto. También han sido capaces de recargar el 41 por ciento de la batería de un monitor de actividad física de pequeño tamaño en dos horas y media. Además, lo han probado en seis hogares reales de la zona de Seattle. De ellos, cinco confirmaron que la capacidad que el router tiene ahora de emitir señales para recargar dispositivos no interfiere con la conectividad WiFi.

Los investigadores que han participado en el desarrollo de esta tecnología están ahora explorando las opciones de mejora que podrían alcanzar. Por ejemplo, aumentar la distancia a la que un condensador puede recoger señales. Además, también están investigando los posibles usos de esta tecnología, que podría resultar bastante útil para recargar dispositivos de Internet de las Cosas.

Foto: woodleywonderworks

No comments yet.

Deja un comentario