" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Twitter sigue con 320 millones de usuarios activos al mes, los mismos que en el tercer trimestre de 2015

Twitter cambia su algoritmo mientras su número de usuarios se estanca

Twitter vive semanas complicadas, plagadas de cambios y entre presiones de accionistas para que hagan todo lo necesario para que aumente su número de usuarios, además de mejorar sus cifras. Desde hace ya varios meses, sus directivos tratan de encontrar la fórmula que haga que la red social suba como la espuma, algo que por el momento todavía no han conseguido. Ni su función Moments ha despegado, ni parece que muchos aprecien el hecho de que la red muestre una selección de los tweets de las cuentas que siguen emitidos desde la última vez que los usuarios se conectaron a su perfil. El experimento de despojar a los tweets de su longitud máxima de 140 caracteres tampoco parece calar. La empresa tampoco parece estar muy tranquila, puesto que desde que en octubre Jack Dorsey se quedó definitivamente como CEO, han desfilado por la puerta no sólo varias decenas de empleados, sino también cuatro directivos, aunque hay llegado otros, como Omid Kordestani, procedente de Google. Pero el cambio más radical en Twitter se ha confirmado sólo unas horas antes de que la compañía presentase sus resultados del cuarto trimestre de 2015: la modificación de su algoritmo.

El cambio ha sido un rumor a voces durante varios días, en los que muchos usuarios anunciaban que Twitter iba a dejar de mostrar los mensajes enviados por sus usuarios de forma cronológica como hasta ahora. Esto enfadó a muchos usuarios, que protestaron en la red social dejando sus mensajes en contra de la medida que supuestamente iba a tomar la compañía esta misma semana, acompañados del hashtag #RIPTwitter. Ante el cariz que tomaba la protesta, el propio Jack Dorsey negó en la red social que fuese a cambiar el orden cronológico esta semana.

Pero la acotación del mensaje, añadiendo el «esta semana» al desmentido, dejaba ver que algo sí que iba a cambiar. Y así ha sido. Ayer mismo, sólo unas horas antes de que la compañía presentase los resultados del trimestre anterior, se confirmó la noticia de la introducción de un nuevo algoritmo en el timeline (eso sí, de forma opcional), que hará que Twitter presente a los usuarios que lo deseen los tweets que más les puedan interesar, a juicio de la red social, de las cuentas que siguen, en lugar de todos.

Los tweets destacados aparecerán en la parte superior del timeline, empezando por el más reciente, y en orden cronológico inverso. Cuando se desee ver los nuevos tweets en tiempo real, como hasta ahora, sólo habrá que refrescar el timeline. Para acceder a esta opción, que se irá desplegando de forma gradual a lo largo de las próximas semanas, sólo hay que activar la opción «Enséñame los mejores tweets primero» en la Configuración de la cuenta. Cuando un usuario tenga esta opción disponible, recibirá un mensaje en su timeline para que pueda activarla si quiere. En caso de que a un usuario no le guste, puede desactivarla cuando quiera.

Sin duda, una medida muy polémica que ha mitigado el enfado de los twitteros por no ser obligatoria, y presentada además en un momento muy curioso: antes de la presentación de resultados, cuando lo habitual es hacer este tipo de lanzamientos, si se hacen el mismo día en que se anuncian cifras, durante la presentación o justo después. Pronto comprendimos por qué. Era una especie de golpe de efecto para mitigar un poco el anuncio de que el crecimiento de usuarios activos de la red social se ha estancado en el último trimestre de 2015. Continúa siendo de 320 millones al mes, pero si restamos a esta cifra los usuarios que utilizan Twitter en teléfonos móviles antiguos a través de SMS, cosa que la red ya ha comentado que va a hacer a partir de ahora, su base real de usuarios ha descendido del tercer al cuarto trimestre: de 307 millones a 305. Y por mucho que la compañía diga que desde que ha empezado el año ha recuperado los usuarios perdidos, a los accionistas no les ha hecho ninguna gracia.

Y a pesar de que los ingresos del trimestre han sido satisfactorios, ya que las ventas han aumentado un 48 por ciento, hasta llegar a los 710,5 millones de dólares, una cifra que cuadra con lo esperado por los analistas. La ganancia de cada acción de la compañía fue de 16 centavos, frente a los 12 esperados. Así, las pérdidas netas de la compañía se redujeron hasta los 90,2 millones de dólares en 2015. Pero las expectativas de la empresa para 2016 no son tan buenas, como demuestra lo que esperan ingresar en el primer trimestre de 2016: entre 595 y 610 millones de dólares.

Los analistas esperaban unas predicciones de unos 627, por lo que sus expectativas no se han cumplido. Como consecuencia, las acciones de Twitter perdieron un 4,2 por ciento de su valor en las horas posteriores a la publicación de los resultados de Twitter, y están en su valor más bajo desde que salieron a bolsa. Veremos a ver si Twitter consigue salir de este atolladero, y cómo lo hace, pero el futuro no pinta nada fácil para la compañía.

No comments yet.

Deja un comentario