" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La compañía sólo cobrará a los anunciantes cuando un usuario decida iniciar su reproducción con un click sobre él

Twitter empieza a probar anuncios publicitarios en vídeo

Hace ya unos meses que los usuarios de la red social Facebook han comenzado a ver anuncios publicitarios en vídeo en su timeline cuando acceden a la red social desde un smartphone o tablet. Y todo hacía presagiar que no sería la última red social en hacerlo. Efectivamente, esta primavera Instagram comenzó a probar la publicidad en vídeo, y Twitter acaba de anunciar que comienza a probar los videoanuncios en el timeline de sus usuarios. En efecto, la compañía ha empezado a ofrecer a los anunciantes un formato de publicidad en vídeo, mediante el que sólo les cobrará por cada vez que los usuarios que vean el anuncio hagan click en él para reproducirlo.

A principios de este año, Twitter empezó a probar una nueva tarjeta de vídeo, que permite integrar vídeo en un tuit, y reproducirlo con un toque. Las pruebas han mostrado a los responsables de la compañía que los tweets que incorporan vídeo nativo consiguen que los usuarios interactúen más con ellos, y el número de visualizaciones de los mismos sea superior al que se alcanzaba antes de comenzar esta prueba. Por tanto, tras estos meses de experimentos y de estudiar la respuesta y comentarios de usuarios y marcas sobre esta manera de integrar el vídeo en el timeline, ha hecho que en Twitter se hayan decidido a aumentar el número de formatos publicitarios disponibles con esta nueva opción. Se engloba dentro del programa Twitter Amplify, con el que medios de comunicación y marcas pueden capturar pequeños archivos de vídeo de la televisión y mostrarlo no sólo a sus seguidores, sino también a otros tuiteros que no sigan la cuenta en cuestión.

Las marcas interesadas en la realización de videoanuncios publicitarios en Twitter tendrán a su disposición un conjunto de herramientas de vídeo, con las que podrán publicarlos en la red y distribuirlos. Además, los anunciantes que utilicen este formato publicitario dispondrán de diversas utilidades de medición de audiencias, con las que podrán comprobar el alcance que ha tenido su anuncio. Entre los datos que podrán consultar están el porcentaje del vídeo que se ha reproducido, así como una división entre las vistas obtenidas a través del tráfico orgánico y las de pago.

Junto con este anuncio, Twitter también ha comunicado la extensión de su programa de prueba de su sistema de muestra de vídeos de forma nativa en los tuits a diversas compañías creadoras de contenidos y a usuarios verificados seleccionados.

Aunque desde Twitter justifican la inserción de más vídeos en el timeline de sus usuarios con la excusa de crear una experiencia más rica e interactiva para los usuarios, lo cierto es que es muy posibles que lo que persigan sea un auento de los ingresos publicitarios, algo que no vendría nada mal a la compañía, que no acaba de abandonar las pérdidas y, aunque sus ingresos han aumentado en los últimos trimestres, necesita fuentes adicionales para conseguir contentar a sus accionistas. Por lo menos, dado el formato de CPV (Click Per View, coste por visión) que piensa ofrecer a los anunciantes, no parece que los vídeos vayan a reproducirse automáticamente, lo que hace que no pocos respiremos aliviados.

Foto: Tim Trueman para Twitter, Inc.

No comments yet.

Deja un comentario