" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La red social filtrará mensajes amenazantes para evitar su difusión y podrá bloquear cuentas temporalmente

Twitter pasa a la acción en la lucha contra los trolls

La presencia de trolls que se dedican a acosar, insultar y amenazar a otros usuarios en redes sociales, bien solos o en grupo, es uno de los principales motivos de preocupación para sus responsables. Las principales, como Facebook o Twitter, llevan tiempo tomando medidas para intentar frenarles, como establecer la posibilidad de bloquear a otros usuarios de la red, o de denunciar su comportamiento a la compañía para que tomase medidas. Pero esta tipo de medidas, en los que los responsables de la red esperan que sea el propio usuario de su red que sufre los abusos denuncie a los acosadores no siempre dan el resultado deseado. En Twitter son conscientes de ello, y también de que su red es uno de los vehículos preferidos por los trolls para dejar patentes sus malas artes. Por ello, han decidido pasar a la acción, como hicieron para combatir el spam, y actuar para evitar los ataques y abusos de forma directa, sin que el atacado tenga que denunciar, y con el fin de que, en muchos casos, el blanco de los ataques ni siquiera llegue a ver los mensajes con amenazas e insultos que recibe.

Para ello, van a tomar varias medidas, que implican modificaciones en la política de uso de la red: una relacionada con el considerado como contenido prohibido, y varias con la forma en que hacen cumplir determinadas violaciones de la política de uso de Twitter. En primer lugar van a actualizar su definición de amenazas violentas para que la prohibición de emitir contenido en la red que pueda considerarse como tal no se refiera únicamente a «amenazas y actos violentos contra otros directos y específicos», sino que a partir de ahora también se clasifique de esta forma a «amenazas violentas contra otros o promover la violencia contra terceros». Los responsables de Twitter han tomado esta decisión porque consideran que antes no quedaba suficientemente claro lo que consideraban comportamiento intolerable, y además limitaba sus posibilidades a la hora de actuar contra comportamientos amenazantes.

Esta novedad da a Twitter más radio de acción para bloquear trolls y poder evitar y luchar contra comportamientos que causen problemas y disgustos a otros usuarios de la red. Y es que todos hemos visto o tenido noticias de alguno, sobre todo de los recibidos por personajes famosos. Un ejemplo de esto son las amenazas de muerte que recibió hace unos años Eva Hache y que terminaron, con la ayuda de la policía, con la detención del autor de las mismas. Más recientemente, la hija de Robin Williams dejó temporalmente Twitter tras recibir un aluvión de insultos y amenazas tras el fallecimiento de su padre. La gran repercusión del caso de Williams hizo que en Twitter ya revisasen hace unos meses sus políticas de uso y seguridad para evitar situaciones tan desagradables.

Pero en Twitter saben que esto no es suficiente, por lo que el segundo paquete de medidas que van a tomar para acabar con los trolls es mucho más proactivo. Así, además de poder obligar a los twitteros con mal comportamiento a que borren el contenido amenazante y fuera de lugar, o hacerles verificar su número de teléfono, van a poder bloquear las cuentas de las que parten las amenazas e insultos durante un periodo de tiempo determinado. Esta opción será muy útil para Twitter en determinados contextos y situaciones, como cuando hay ataques a un único usuario por parte un grupo de tuiteros. También han comenzado a probar una función que permite identificar mensajes con abusos y limitar su alcance, de forma que aunque sí queden en los servidores de la red social, la persona blanco de los mismos no llegue a verlos en sus menciones o notificaciones y se limite así el daño que se pretendía causar.

Esta función tiene en cuenta una serie de factores y señales para identificar tweets creados para insultar o acosar a otros usuarios, y evitar confusiones. Entre ellas, la antigüedad de las cuentas atacantes y la similitud del contenido de los tweets con otros que el equipo de seguridad de Twitter ya ha etiquetado antes como abusivos. Eso sí, este sistema no tendrá en cuenta los tweets emitidos por cuentas que el usuario blanco de los ataques esté siguiendo, porque se considerará que son mensajes que le interesan. Con estas medidas y la dedicación de más recursos a la respuesta de informes de abusos enviados por los usuarios, en Twitter esperan conseguir la desaparición de los incidentes de abusos y amenazas de su red.

Foto: Marla Aufmuth para Twitter, Inc.

No comments yet.

Deja un comentario