" />
ZOOM
GALERÍA
2 COMENTARIOS

Lleva recaudados casi un millón de dólares en Kickstarter para su fabricación a nivel industrial

Un ordenador por 9 dólares

Hay diversos proyectos orientados a democratizar la informática y acercar el mundo de la programación a todo tipo de usuarios. Y uno de las barreras para esta aproximación es el precio. Así que están proliferando los proyectos para crear un ordenador económico. El más conocido hasta ahora era el Raspberry PI, un verdadero ordenador por unos 25 € en su versión más básica, Raspberry Pi modelo A, a los 40 € para el modelo más moderno Raspberry Pi 2 con 1 GB de memoria (puedes encontrarlos aquí). A lo cual hay que añadir una tarjeta SD o mini SD con el sistema operativo y, según los casos, conectar a un monitor o TV. En total, por unos 70 u 80 € se tiene acceso a un verdadero PC de bolsillo.

Pero hay quien piensa que esto es caro y ha creado un ordenador con un precio de tan sólo 9 dólares. Increíble pero cierto. De momento se trata de un proyecto de crowdfunding, pero lleva buen camino y ha llamado poderosamente la atención de los usuarios/inversores. A través de Kickstarter, la firma Next Thing, una startup estadounidense con base en Oakland (California) ha lanzado el proyecto denominado C.H.I.P. con el cual pretendían obtener al menos los 50.000 dólares necesarios para iniciar la fabricación industrial de las primeras unidades. Y el proyecto, a fecha de hoy ya roza la barrera del millón de dólares (y aún quedan varios días para que finalice el periodo de recaudación) y llamar la atención de casi 20.000 futuros usuarios. Como indican sus responsables en la propia página de Kickstarter del proyecto, se trata de crear un ordenador asequible para trabajar, para jugar, o para cualquier propósito intermedio entre ambos.

El diseño está basado en un integrado SOC, System On a Chip, un ordenador en un único integrado. Y para lograr un precio tan bajo han optado por el Allwinner A13, un chip que está en el corazón de multitud de dispositivos de bajo coste fabricados en China. Lo cual hace que haya una producción abundante y un coste realmente bajo. Y todo ello ofreciendo una potencia de proceso razonable para ser la base de un miniordenador.

La compacta placa tiene unas dimensiones de 40 x 60 milímetros e incluye un conector microUSB para alimentación, así como salida de vídeo compuesto y un puerto USB para facilitar la conexión de teclado y ratón externos. Igualmente están disponibles una serie de patillas de entrada/salida, entre ellas 8 entradas/salidas digitales, una PWM, SPI, I2C, UART, USB, MIPI-CSI, salida paralelo LCD y entrada de panel táctil. Todas acompañadas por un buen conjunto de patillas de alimentación. Además, C.H.I.P. se entregará con un elevado número de aplicaciones, herramientas, juegos, así como con programas de ofimática como LibreOffice. Y para programación, el popular Scratch, ideal tanto para introducirse en la programación convencional como para crear juegos. Sin descuidar los contenidos multimedia, con VLC para reproducción de vídeo. Y más de 1.000 aplicaciones gratuitas. Todo ello sobre un sistema operativo Linux Debian.

Hay diferentes modelos, de creciente complejidad y precio. El modelo más básico, por 9 dólares, lleva un procesador a 1 GHz, 512 MB de memoria RAM y 4 GB de memoria de almacenamiento para el sistema operativo. En cuanto a conectividad el equipo de diseño ha optado por tecnologías inalámbricas, de manera que la placa incorpora WiFi 802.11 B/G/N y Bluetooth 4.0. Hay una controladora de vídeo que ofrece salida de tipo vídeo compuesto, orientado a conectar a un moderno TV. Así, basta con añadir un teclado y ratón o un controlador de juegos Bluetooth, proporcionar una conexión a Internet y ya se tiene un completo y económico sistema para navegar, jugar o trabajar con aplicaciones de ofimática.

Por tan sólo 19 dólares se tiene un modelo que añade a la placa una batería LiPo (polímero de Litio) de 3000 mAh, capaz de mantener la placa en funcionamiento durante varias horas y así crear un sistema portátil y autónomo. Para los que necesiten conectar el C.H.I.P. a un monitor de PC existe un complemento que aporta salida VGA por 19 dólares, o bien la versión con salida HDMI por 24 dólares. Y creciendo en prestaciones, el denominado Pocket C.H.I.P. (tiene prevista su salida para mayo de 2016) contendrá la placa base, batería y un panel táctil de 4,3 pulgadas, carcasa con miniteclado y costará 49 dólares, mientras que los que deseen además salida HDMI tendrán que desembolsar 64 dólares. Hay varias modalidades más, que incluyen incluso un paquete con 10 placas Pocket C.H.I.P. y cuyo precio sube a los 489 dólares.

Por sus características, este proyecto tiene pinta de posicionarse como un serio competidor de Raspberry Pi. Aunque ésta tiene de momento una ventaja: una notable comunidad de desarrolladores para impulsar su desarrollo y crecimiento. Un músculo del cual, por ahora, carece C.H.I.P. Pero, al igual que Raspberry PI se trata de un diseño de fuente abierta, lo que significa que tanto los esquemas electrónicos como el diseño de la placa base están disponibles de forma gratuita y libre.

2 Responses to Un ordenador por 9 dólares

  1. Francisco Calle 15 Mayo, 2015 at 20:40 #

    En lugar de “Raspberry Pi 2 con 1 GHz de memoria” ¿no serán GBytes?

    • Celia Valdeolmillos
      Celia Valdeolmillos 17 Mayo, 2015 at 22:25 #

      ¡Ups! Tienes razón, Francisco. Muchas gracias por el apunte, ya lo hemos corregido.

Deja un comentario