" />
parche cutáneo para generar electricidad
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Puede producir hasta 90 voltios

Un parche cutáneo convierte la fricción en electricidad

Conforme avanzamos hacia un mundo cada vez más conectado va cobrando importancia la necesidad de disponer de baterías que provean de energía a todos nuestros dispositivos. Muchas investigaciones se centran en obtener baterías más duraderas y dispositivos menos exigentes energéticamente. Otros, en cambio, buscan la forma de encontrar el “motor perpetuo” de las baterías; algo que permita obtener electricidad aunque no haya un solo enchufe a kilómetros de distancia. Así apareció hace un tiempo la recarga por medio de orina, por células solares vestibles y alguna que se atreve con la saliva o el sudor. Ahora la Universidad de Singapur ha desarrollado un sistema que permitiría obtener electricidad de la fricción que se produce al movernos por medio de un parche cutáneo.

El dispositivo es una lámina flexible, del tamaño de un sello de correos, que se pega a la piel y convierte la electricidad estática que se genera por la fricción en energía útil para, por ejemplo, recargar el móvil. La cara no adhesiva está compuesta de silicio sobre una fina película de oro. Entre ambas capas hay una serie de micro pilares de silicona elástica. Cuanto más finos son estos pilares más electricidad producen a tener más superficie de contacto con la piel. Las posibilidades de estos parches para generar electricidad no se limitan sólo al roce. Al colocarlos en el antebrazo y en la garganta vieron que apretando el puño se generaban 7,3 voltios y hablando hasta 7,5 voltios. No parece mucho, pero al tocarlas con un dedo la electricidad generada alcanza los 90 voltios, lo que permitiría alimentar varios LEDs.

Para este equipo de investigadores el reto está ahora en lograr que estos parches sean aún más flexibles y grandes, de manera que se puedan adaptar a casi cualquier contorno del cuerpo y aprovechar la acción cotidiana para recargar suficientemente algunos de lo dispositivos electrónicos que llevamos encima a diario. Eso, sin duda, sí que es moverse por la tecnología.

Fuentes: Engadget e IEEE

No comments yet.

Deja un comentario