" />
Fluorescencia Vegetal
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La "luminosidad" vegetal es un indicador del buen estado de las plantas

Un satélite de la ESA medirá la salud del planeta por la fluorescencia de las plantas

Aunque las alarmas sobre el cambio climático saltaron hace tiempo a las páginas de “sociedad”, lo cierto es que ni desde las esferas políticas, ni desde las grandes compañías o entre el común de los mortales se percibe una seria preocupación, como la que pueda darse ante la mentada crisis o qué comprar en San Valentín. Sin embargo, una parte de la comunidad científica permanece atenta, y trata de encontrar indicadores que levanten la voz de alerta en caso de que las cosas se pongan peor. Es el caso de la ESA, que está trabajando en un proyecto que le ayudará a medir la buena (o regular) salud del planeta por medio de mapas globales de la fluorescencia vegetales.

Según explica la Agencia Espacial Europea en un comunicado, al igual que la vitalidad y buena salud de una persona se refleja en la luminosidad de su piel, de la misma forma, la fluorescencia de las plantas refleja que está “respirando” bien. Esto se debe a que, durante el proceso de fotosíntesis, la clorofila absorbe la luz solar para transformarla en energía. Eso hace que emita un resplandor rojizo que puede observarse por medio de cámaras especiales, preparadas para recoger esas longitudes de onda. Si la planta realiza de forma eficiente la fotosíntesis, indica que todo funciona correctamente en ella y, por lo tanto, que “respira” sanamente.

El proyecto de la ESA, que formará parte de su octava Earth Explorer, pretende poner en órbita un satélite con el nombre de FLEX (Florescence Explorer) equipado con espectrómetros de imagen, que permiten ver y distinguir las diferentes longitudes de onda. Sin embargo la tarea no es tan fácil como parece. Una cosa es observar el fenómeno de la fluorescencia en laboratorio, y otra desde un satélite en el espacio. Por eso, lo primero ha sido poner a prueba las posibilidades del sistema y el comportamiento del instrumental usándolo desde un avión.

Parte de la dificultad radica en cubrir un área extensa de terreno y obtener al tiempo registros correctos de la fluorencencia. Ahora la ESA puede plantearse llevar a cabo este proyecto gracias al desarrollo de Hyplant, un sensor aéreo que consigue mapear grandes superficies captando los resplandores fluorescentes de la vegetación. El sensor Hyplant ha sido creado por el centro de investigación Forschungszentrum Jülich, de Alemania, y la compañía Specim, de Finlandia.

Los científicos de la ESA esperan poder aplicar esta misma tecnología al estudio y seguimiento del fenotipo vegetal, detectando los cambios en las características físicas de las plantas. Ese conocimiento también será útil para realizar esfuerzos mucho más precisos en el campo de la agricultura.

Junto con Hyplant, otro proyecto que formará parte de la octava Earth Explorer será el CarbonSat, que quiere cuantificar y monitorear el dióxido de carbono y el metano atmosférico.

Fuente: ESA

Imagen: U. Rascher, Forschungszentrum Jülich

 

No comments yet.

Deja un comentario