" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La GCHQ tomó, con ayuda de la NSA, fotos de usuarios del servicio de chat de Yahoo!

Una agencia británica tomó fotos de webcams de usuarios de Yahoo!

El espionaje al que someten diversas agencias de inteligencia de todo el mundo a los usuarios de Internet es cada vez más notable y sorprendente. Muchas de las actividades que realizan para saber qué hacemos y decimos en la Red se han conocido a raiz de las revelaciones que Edward Snowden va haciendo con cuentagotas, y no son nada tranquilizadoras. Pero nada tan fuerte como el último dato facilitado por él gracias a nuevos documentos que han visto la luz: la agencia de vigilancia británica GCHQ, con ayuda de la NSA, ha capturado durante meses imágenes de las webcams de miles de usuarios de Yahoo!, sin importar si estaban o no siendo objeto de alguna investigación.

Las fotos, tomadas entre 2008 y 2010, se conseguían cuando los internautas mantenían chats por Yahoo!, y se han guardado incluso imágenes subidas de tono. Las fotografías se sacaron dentro de la operación Optic Nerve (Nervio óptico) y, según The Guardian, se calcula que sólo en los seis primeros meses de 2008, la agencia tomó fotografías de más de 1,8 millones de cuentas de usuarios de Yahoo! de todo el mundo, y las almacenó en bases de datos de diversas agencias. Este programa, que todavía seguía en activo en el año 2012, comenzó a funcionar de forma experimental en el citado año 2008, y se utilizaba para experimentar en el campo del reconocimiento facial automático, para controlar a objetivos que la GCHQ ya tenía identificados y para localizar posibles objetivos de cierta relevancia, como sospechosos de participar en actividades terroristas.

El funcionamiento del programa Optic Nerve era el siguiente: el punto de partida eran las imágenes en bruto tomadas por la GCHQ. Después, estas imágenes se procesaban y se enviaban a sistemas de almacenamiento proporcionados por la NSA. Acto seguido, la información obtenida se pasaba a un buscador específico de dicha agencia. Por último, se desarrolló una herramienta, con apoyo de la NSA, que se encargaba de identificar el tráfico de las webcams de los usuarios de Yahoo!

El programa no guardaba todas las imágenes de una conversación, sino que sacaba una fotografía cada cinco minutos, con un doble objetivo: respetar los derechos humanos y no sobrecargar los servidores de la agencia. La agencia limitó el acceso a los investigadores a las imágenes recopiladas mediante este sistema, y restringía las búsquedas que hacían en ellos, de forma que sólo tuviesen acceso a los metadatos de las capturas. Esto es, a los datos que se almacenan con las fotos, como la fecha, la hora y el lugar en el que se tomaron. A pesar de eso, sí tuvieron acceso a las fotos con caras de internautas cuyo nombre era parecido al que tenían personas que estaban siendo objeto de una investigación. Esto es, a fotografías de gente inocente, sólo por tener un nombre parecido al de sospechosos de haber cometido algún delito. Un documento de los filtrados por Snowden relacionados con este proyecto detalla específicamente que los trabajadores de la agencia podían ver fotografías tomadas de una webcam asociadas a una cuenta de usuario de Yahoo! con identificadores similares a los de objetivos conocidos.

En The Guardian han contactado con Yahoo! para obtener unas declaraciones al respecto, y en la compañía han afirmado no saber nada de este asunto. Es más, han reaccionado con bastante indignación, y han acusado a las agencias participantes en este programa de llevar la violación de la privacidad de sus usuarios a un nuevo nivel. Lo que está claro es que las tácticas empleadas por las agencias para espiar a todo bicho viviente con conexión a Internet son cada vez más rocambolescas. 

Foto apertura: NSA

No comments yet.

Deja un comentario