" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Panasonic Lumix GF7 con pantalla abatible 180º

Una cámara «de verdad» para selfie-adictos

Es innegable que la moda de los selfies ha venido para quedarse. Otra cosa es cuánto durará, pero ahora estamos en medio de una locura «selfística» a la que no son ajenos los fabricantes de cámaras. Estamos viendo como se suceden los modelos de cámaras que añaden modos pensados para facilitar la toma de los autorretratos de moda. En este caso, la principal novedad tiene que ver con el giro de la pantalla trasera que, al girar hasta 180º permite al autor del selfie comprobar que todo lo que quiere que aparezca en la foto esté dentro del encuadre.

Su pantalla trasera es táctil, tiene 3″ y cuenta nada menos que con 1.040K píxeles. En el momento en el que la pantalla se gira por completo, los 180º de los que es capaz, se activa automáticamente el modo «selfie», que Panasonic denomina «Self Shot Mode». Además de ayudar así al encuadre deseado, la cámara Lumix GF7 dispone de varios modos para ajustar el estilo final del selfie: el modo «Soft Skin» (Piel Suave) suaviza la textura de la piel, «Defocusing» (Desenfoque) cambia el enfoque de todo lo que no sea el rostro para mejorar el aspecto del retrato y, por último, el ajuste «Sliming Mode» (Modo «adelgazante») afila la imagen para conseguir un efecto de mayor delgadez en el rostro.

El sensor Digital Live MOS de la Panasonic Lumix GF7 tiene una resolución de 16 megapíxeles y va acompañado de un procesador Venus Engine, que le permite realizar hasta 5,8 fotos por segundo. Esta combinación también le sirve para emplear sensibilidades que van desde ISO 200 hasta ISO 25.600 lo que, unido al tamaño del sensor (17,3 mm x 13 mm) promete capturar fotos con gran nivel de detalle en situaciones de baja iluminación, mucho más cercanas a lo que captaría una réflex que una compacta. Como ayuda adicional cuenta con un pequeño flash escamoteable en la parte superior con un alcance de 4 m. El tamaño de los sensores de cámaras micro 4/3 hace que los objetivos usados cuenten con un factor de multiplicación de la focal de 2x. Esto es, que un objetivo como el G Vario 12-32mm f/3.5-5.6 ASPH del kit sea equivalente a un 24-64mm en formato de 35mm.

El corazón de la cámara es el chip Venus Engine, que pone su capacidad de proceso al servicio del enfoque de la lente y ofrece los siguientes modos: Detección de contraste, Multi-área, Central, por selección de Punto Único, Seguimiento, Sencillo, Continuo, Táctil, Detección de Rostros o Live View (Vista en Directo). Asimismo permite aplicar 22 filtros distintos a las fotos realizadas, e incluso se puede capturar una imagen aplicando el filtro y sin hacerlo para poder elegir posteriormente con cuál de las dos fotos quedarse. Incluye modos como Creative Panorama (Panorámico Creativo) para hacer tomas panorámicas tanto en horizontal como en vertical. Existe también la posibilidad de activar el modo iA+ (Intelligent Auto o Automático Inteligente) que está disponible tanto para vídeos como para fotos y que proporciona una serie de funciones de apoyo a la captura como la selección inteligente de escenas, el control inteligente de la sensibilidad ISO o el reconocimiento de comida.

No sólo selfies

Las posibilidades de captura de imagen de la Lumix GF7 no se limitan a la fotografía, es una más que digna opción para capturar vídeo. El sensor es capaz de realizar grabaciones en resolución FullHD 1080p a 50 cuadros por segundo en modo AVCHD Progresivo o en MPEG-4/H.264. Las posibilidades de selección del motivo a enfocar con la pantalla táctil o el seguimiento de objetos facilitan la grabación de escenas con sujetos en movimiento. Además, incluye un modo Time Lapse para capturar, durante largos períodos de tiempo, los cambios producidos en una escena para crear luego un vídeo que los ilustre «acelerando el tiempo». También dispone de una función Stop Motion Animation con la que ir haciendo fotos de escenas animadas en las que el realizador va haciendo pequeños cambios en la posición de los objetos o personajes entre foto y foto para que, una vez capturados todos y reproducidos a velocidad normal, parezca que están animados.

Otra de las características destacables de la Lumix GF7 es su conectividad WiFi, que facilita compartir rápidamente las imágenes capturadas a través de un tablet o smartphone o incluso controlar la cámara desde ellos. Por último, una curiosa función que incluye esta cámara se denomina Jump Snap (Captura del Salto), que facilita hacer buenas fotos del fotógrafo o de sus amigos en pleno salto. El control remoto del smartphone o tablet detecta el punto más alto del salto y realiza automáticamente la foto en el momento más espectacular del salto.

Mejoras en el diseño

Esta cámara tiene la parte que se sujeta con la mano forrada en un material similar al cuero para facilitar el agarre. Los ingenieros de Panasonic han aumentado cerca de un 20% el tamaño respecto a otros modelos anteriores para facilitar su sujeción y han reubicado la posición de los controles para que sea más fácil y cómoda de manejar. Esta pequeña maravilla de la electrónica y la fotografía estará disponible en marzo en colores marrón y plata o negro y plata en un kit con el objetivo G Vario 12-32mm f/3.5-5.6 ASPH a un precio por definir. En el Reino Unido se ha avanzado un precio de £429, que al cambio actual serán unos 550-575€.

 

Imagen: Panasonic

No comments yet.

Deja un comentario