" />
papel-triturado
ZOOM
GALERÍA
1 COMENTARIO

Cuantas más personas implicadas, más probabilidades hay de que se destape antes el secreto

Una ecuación para desmontar teorías de la conspiración

El asesinato de Kennedy, la llegada del hombre a la Luna, el cambio climático, los extraterrestres del Área 51, las vacunas, la NSA… a lo largo de los años las teorías de la conspiración van engordando y dando lugar a nuevas especulaciones y versiones. El cine y la literatura se alimentan de ellos y explota la incertidumbre exhibiendo al público los misterios no resueltos, y señalan a supuestos confabuladores como culpables de los hechos.

Las teorías sobre conspiraciones globales, precisamente por la gran cantidad de información (real o falsa) que generan, tienden a enmarañarse cada vez más con el tiempo y a hacer mucho más difícil su resolución. A esto se le suma que como buena “conspiración”, es también difícil eliminar las dudas de la mente de los conspiranoicos. Ahora, un modelo matemático viene a mostrar a los escépticos las probabilidades reales de que un engaño global se mantenga en el tiempo sin que nadie destape la verdad.

La ecuación ha sido creada por David Robert Grimes, físico de la Universidad de Oxford, periodista científico y locutor que, gracias a su experiencia como comunicador ha podido oír a muchos conspiranoicos sobre temas científicos.

Para Grimes hay teorías de la conspiración más peligrosas que otras. Mientras que pensar que fue el Gobierno de los EE.UU. el que orquestó el asesinato de Kennedy no supone un riesgo para la salud de las personas, las falsas ideas que circulan sobre las vacunas sí. La pretensión del investigador no es descartar de entrada la posibilidad de la conspiración o restarle credibilidad a sus defensores, sino aportar una herramienta que permita medir, de forma científica, las posibilidades reales de que alguna de esas teorías se mantenga en secreto durante un plazo de tiempo relativamente largo.

Ese es justamente el elemento en el que se ha centrado Grimes, y es que para que toda buena conspiración se mantenga es necesario, en cualquier caso, mantener el secreto. La ecuación usa ese factor en relación al número de personas que puedan estar implicadas en una conspiración: cuanto mayor sea el número de personas con las que se comparta el secreto, más probabilidades hay de que se destape antes pero, a fin de cuentas, es cuestión de tiempo que ocurra pero, ¿cuánto tiempo?

En principio la ecuación de Grimes buscaba resolver la probabilidad de que una conspiración se destapase públicamente de forma involuntaria o deliberada. En tal caso algunos de los factores a tener en cuenta son el número de conspiradores, la cantidad de tiempo y también el efecto de que muera (natural, accidental o provocadamente) alguno de los implicados.

¿Cuánta gente sería necesaria para mantener en secreto una conspiración? En el caso de la llegada del hombre a la Luna, para que el engaño se hubiese mantenido durante más de 50 años, ninguno de los 411.000 empleados de la NASA que trabajaron para la agencia durante los años del alunizaje tendría que haber abierto la boca o cometido una indiscreción. Según la ecuación de Grimes, dado el número de gente implicada el engaño no habría podido mantenerse en secreto más de 3 años y 8 meses.

Otro de los casos analizados por Grimes ha sido el Cambio Climático, un engaño que implicaría a 405.000 personas de distintas instituciones científicas de todo el mundo, y se habría destapado en 3 años y 9 meses.

Si hablamos del supuesto perjuicio de las vacunas habría unas 22.000 personas de la OMS y del Centro de Control de Enfermedades implicadas, y el secreto no habría durado más de 3 años y 2 meses.

Por último, para los que defienden que las farmacéuticas ya tienen la cura contra el cáncer y no quieren decirlo, la cifra de “presuntos implicados” o posibles conocedores del engaño sería de 714.000 empleados de las grandes farmacéuticas. Pero dado el número de personas en el ajo, la conspiración no habría podido mantenerse más de 3 años y 3 meses.

Además, según los cálculos de Grimes, para que una mentira tan grande se pudiera mantener durante cinco años, el número máximo de personas que tendrían que haber estado compinchadas sería de 2.521. Para que el secreto durase 10 años tendría que haber menos de 1.000 personas y, para que durara 100 años, tendrían que ser como mucho 125. Incluso, según Grimes, para encubrir una única cosa sin más requisitos que la gente mantuviera la boca cerrada, con más de 650 personas es muy probable que haya un soplo antes o después.

Fuente: Agencia Sinc

 

One Response to Una ecuación para desmontar teorías de la conspiración

  1. David over grimes 13 Agosto, 2016 at 5:51 #

    hay que reducir el grupo de las personas que saben,recuerden no todos en la casa pueden saber los secretos de papa y mama ..por eso piensa que la ecuación no es correcta al 100%

Deja un comentario