" />
cigarrillo-electronico
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Aunque lo realmente bueno es no fumar, parece que los componentes del cigarrillo electrónico son menos perjudiciales

Vapear vs. fumar, ¿qué es menos dañino?

Fumar es malo, dañino, perjudicial, tóxico y todos los apelativos negativos que se te ocurran. Ninguno será exagerado. Así que partiendo de la premisa de que lo mejor para la salud (propia y ajena) es no fumar nada, los científicos del CSIC Esther Marco y  Joan Grimalt, han desarrollado un método para analizar los compuestos que se absorben al usar cigarrillos electrónicos; especialmente cuando se han extendido como una alternativa a fumar e, incluso, para ayudar a dejar el tabaco. Los resultados obtenidos por los investigadores se han publicado en la revista Journal of Chromatography A.

Según explica Joan Grimalt, investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, los cigarrillos electrónicos «suministran nicotina a los fumadores pero no otros contaminantes que se transfieren con el tabaco, como el benceno, que es cancerígeno. Es decir, en la comparativa los electrónicos resultan menos dañinos para el organismo, si bien lo ideal es no fumar”.

La técnica desarrollada por Marco y Grimalt analiza el aire exhalado en un dispositivo de recogida de aliento e identifica los compuestos que permanecen en el organismo. Después se muestrea por absorción en unos cartuchos y estos se analizan posteriormente por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas. Así han logrado conocer que, en el caso de los fumadores de tabaco, estos retienen nicotina y compuestos derivados, 2,5-dimetilfurano, benceno, tolueno, xilenos, etilbenceno y estireno. Igualmente, el humo del tabaco hace que el aire del ambiente donde se fuma contenga altas concentraciones de estos compuestos.

En lo que respecta al cigarrillo electrónico la única sustancia detectada fue la nicotina, mientras que las otras dos sustancias que contienen los cigarrillos electrónicos, propilenglicol y glicerina, se detectaron dentro del sistema respiratorio del usuario, pero son considerados inocuos por los investigadores, y aclaran que se ingieren habitualmente en muchos alimentos.

Para conocer los efectos de ambos tipos de cigarrillo sobre los fumadores pasivos, también se analizó el humo emitido al ambiente. En el caso del tabaco está probado el efecto cancerígeno que tiene también sobre las personas no fumadoras que respiran el humo, especialmente porque los compuestos más nocivos del tabaco como el benceno, permanecen en suspensión en el aire. Según los investigadores esto no ocurre con los cigarrillos electrónicos.

Lo más interesante de este sistema, aparte de estos primeros resultados, es que permitirá investigar mejor los efectos e impacto de otros dispositivos de fumar.

Fuente: CSIC

No comments yet.

Deja un comentario