" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Sony ha presentado un soporte de almacenamiento masivo de datos con este formato

¿Vuelve la cinta de cassette?

Sony se ha vuelto hyspter (o hipster, no sé). De repente, ha descubierto el enorme mercado de lo «retro» y, tras abandonar ciertos mercados (ordenadores, ereaders, etcétera), han decidido lanzarse a un mercado que el resto de la industria (y, de paso, también los usuarios) habían dado por extinto: el de las cintas de cassette. Modernos y modernas de todo el mundo, han corrido a las casas de sus padres, en busca de los walkmans que les regalaron por su comunión, mientras que bastantes tiendas de productos de segunda mano están cambiando, a todo correr, los carteles y precios de algunas de estas antiguallas que tenían a la venta por si acaso. La corrección consiste en multiplicar su precio por un factor de, aproximadamente, 25. O, al menos, esto parece deducirse tras un paseo por no pocos medios online, que ven en el anuncio de una cinta de Sony, con capacidad de hasta 185 terabytes, la segunda juventud de este sistema de almacenamiento de sonido que tanto nos acompañó a tantos, hace ya tanto tiempo.

Pero, ¿realmente vuelve la cinta de cassette? ¿Las recopilaciones con las canciones anotadas en el cartón de las cintas vírgenes? ¿Los CD y DVD piratas de las mantas tendrán que ceder parte de su espacio a las cintas? Lo siento si eres un nostálgico y te habías hecho ilusiones, pero no, la cinta de cassette, como soporte de audio, no va a volver. Es cierto que los laboratorios de Sony han sido capaces de mejorar la capacidad de almacenamiento de los soportes de cinta, que llevaría a poder almacenar hasta 48 gigas por pulgada de cinta. Esto, claro, indica que la tecnología de almacenamiento de datos en cinta sigue teniendo su público, y que algunos de sus principales agentes siguen trabajando en ello. Sin embargo… ¿por qué algunos han dado por sentada la relación entre cintas de datos y las cintas de cassette que empleábamos hace años? La cinta se sigue utilizando, y de manera muy habitual, como soporte de almacenamiento masivo de datos, por su buena relación calidad-precio. Y es que, en comparación, sigue siendo el soporte más económico para almacenar un gran volumen de datos, y sus propiedades de conservación son más que óptimas.

Así, es común encontrarlas en grandes sistemas de backup, especialmente de copias de seguridad completas (no en sistemas de copia de seguridad incremental), así como en grandes archivos de datos. Sin embargo, claro, el formato en que se almacenan los datos en dicho soporte no tiene absolutamente nada que ver con el empleado en las clásicas cintas de música, es decir, que incluso en el hipotético caso de que te hicieras con uno de estos soportes, su compatibilidad con tu walkman sería… exacto, inexistente.

¿Y desarrollar un walkman capaz de aprovechar la capacidad de almacenamiento de las cintas de Sony de 185 Tb? Bueno, para empezar merece la pena plantearse algo: ¿quién necesita salir de cada con 185 terabytes de música en el bolsillo? Es ri-dí-cu-lo. No han faltado quienes han hecho la equivalencia a iPods. Y, no sé, pero yo tengo un móvil con 32 gigas, casi todo lo que escucho está en local, y me basta y me sobra. No es necesario llevar tanta música encima, ¡pero es que ni la décima parte! ¡Ni la centésima! Algunos pierden el norte al hablar de números, y no se dan cuenta de que plantean supuestos que están a kilómetros no ya de las necesidad, sino incluso de los intereses de los usuarios. Así, ¿cuántas personas estarían dispuestas a pagar por algo así? Pocas, muy pocas, lo que sumaría al altísimo coste de desarrollar un dispositivo de este tipo, que los costes de dicha investigación se tendrían que repartir entre muy pocos clientes potenciales. Es decir, que no sería viable comercialmente.

Así, repito, lo siento por aquellos que hayan leído noticias sobre la supuesta vuelta de la cinta de cassette para almacenar música. Las cintas, como soporte de almacenamiento de datos, siguen estando muy vivas, pero el walkman, el de toda la vida (como el de la foto, que era el que tenía mi hermano), y ese formato de almacenamiento de música… ese, no volverá. Aunque algunos, por leer poco y mal, lo hayan resucitado en algunas noticias.

 

Imagen: Wikimedia

 

No comments yet.

Deja un comentario