" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Centro de notificaciones, más control y nuevos ajustes de personalización

Windows Phone 8.1: ¿qué hay de nuevo?

La espera ha finalizado y, tal y cómo estaba previsto, Microsoft ha presentado Windows Phone 8.1, la nueva versión para smartphones de su nuevo sistema basado en los live tiles. Además, lo ha hecho de la mano con Nokia, que ha presentado sus nuevos Nokia Lumia 630, 635 y 930, que contarán con este sistema operativo desde su su lanzamiento. Además han anunciado que todos los términales con Windows Phone 8.0 se podrán actualizar gratis a Windows Phone 8.1 y que, además, con el fin de evitar problemas a este respecto, mantendrá retrocompatibilidad con todas las apps diseñadas para WP 8.0. Y dentro del compromiso implícito en este plantemiento, se encuentra el que todas las aplicaciones del sistema serán capaces de funcionar a la perfección hasta en los terminales de gama más básica (como es el caso del Lumia 520). Esto llama especialmente la atención teniendo en cuenta que una de las novedades presentadas ayer en San Francisco fue Cortana, el asistente de voz de Windows Phone 8.1  al estilo de Siri en iOS. Eso sí, si eres de los usuarios que estaban esperando esta función, lamentamos decirte que de momento sólo estará disponible en modo beta en Estados Unidos. Su llegada a nuevos mercados (e idiomas) está prevista para 2015.

Una de las novedades más destacables (y destacadas por Microsoft) es el centro de notificaciones, algo que Android incorpora casi desde sus principios, que iOS terminó por adoptar, y que ahora Microsoft también ofrece a sus usuarios. Es de tipo expansible. En un primer nivel muestra sólo acceso a cuatro controles de uso común, y al ampliar su tamaño pasan a mostrarse las notificaciones de todas las aplicaciones que las generan (sistema, mensajería instantánea, etcétera). De esta manera, aunque los live tiles siguen siendo el principal elemento de información de cada app (de manera independiente), la información de cada uno de ellos se mostrará ahora recopilada en un único punto.

Un elemento que, sin suponer una revolución tecnológica, sí que tiene pinta de que será bastante satisfactorio para muchos usuarios es la posibilidad de seleccionar una imagen de fondo. De esta manera, aunque se mantienen los tiles u, claro, la información de los mismos, su fondo dejará de ser de un color plano, para mostrar el fragmento de la imagen que le corresponde, dando a la interfaz un atractivo diseño de mosaico. Además desaparece la limitación de dos columnas de ancho para dispositivos de pantalla «pequeña». A partir de ahora se podrá añadir una tercera que, aunque no resulta demasiado práctica por debajo de cinco pulgadas, sí que tiene mucho sentido si tenemos en cuenta que ahora el sistema y los móviles presentados por Nokia son compatibles con la tecnología Miracast.

Otro aspecto muy destacado son los llamados sensores, una combinación de elementos integrados en el dispositivo y servicios que recopilan datos, y que permiten al usuario permanecer puntualmente informados sobre aspectos importantes del uso de su smartphone. En Windows Phone 8.1 encontrarás Data Sense, Battery Sense y Wifi Sense. Con dichos servicios podrás llevar un control exhaustivo del uso de red (tanto 3G como wifi) que hacen no sólo el terminal, sino cada una de las apps del mismo, el consumo de batería (también por aplicación) y el espacio de almacenamiento. Además, no sólo muestra información, sino que permite realizar ajustes relacionados con dichos datos. Por ejemplo, en el caso de la batería, se puede configurar un perfil de bajo consumo para cuando la carga se esté agotando, pero dentro del mismo se pueden excluir apps, que seguirán funcionando sin limitaciones. También permite localizar las apps que más espacio ocupan y, de ser necesario, trasladarlas de la memoria interna del teléfono a la de la tarjeta de memoria, algo que según nos han indicado en Microsoft no afecta al rendimiento de las mismas. Con respecto al sensor de wifi, se trata de una función que permite automatizar la conexión a redes wifi públicas en las que es necesario autenticarse con datos personales (nombre, email, etcétera).

Algo que nos ha llamado la atención, y que personalmente estoy deseando probar es la función Smart Search. Y es que ahora la función de búsqueda ya no ofrece resultados de Internet. A partir de esta versión, el buscador también integra los contenidos del propio dispositivo (como hace iOS), permitiendo que una única búsqueda te ofrezca resultados locales y online. Y también inspirado en una mejora que emplean muchos usuarios de Android, Microsoft ha creado el teclado Word Flow, cuyo aspecto y funcionamiento resulta semejante al de los teclados Swype, en los que no es necesario levantar el dedo de la pantalla para pulsar cada letra a la hora de escribir. No obstante, en Microsoft afirman que algunas funciones propias de Word Flow lo hace más rápido. Otra novedad, que agradecerán bastantes usuarios, es que ahora el calendario cuenta con vista semanal, que te permite, de un rápido vistazo, hacerte una composición de lugar de lo complicada (o tranquila) que va a ser una semana. Esta, además, integra un calendario mensual, por lo que resulta una vista idónea para planificar fechas teniendo en cuenta compromisos previos, semana y mes.

No comments yet.

Deja un comentario