" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Pagará 7.200M€ en efectivo incluyendo el pago de la deuda

Ya es oficial. Vodafone compra el 100% de Ono

Esto quiere decir que Ono tendrá que «gastarse» gran parte de este dinero, concretamente algo más de 3.300M€ en liquidar los compromisos pendientes. El resto, algo menos de 4.000M€ es lo que recibirán sus accionistas por el 100% de los títulos. El pasado 13 de marzo se celebró la Junta General de Accionistas de Ono en la que se aprobó la salida a Bolsa. Se especuló con que todo esto era parte de la maniobra de «dejarse querer» a un precio adecuado por parte de Ono. La primera oferta de 7.000M€ fue rechazada precisamente con esto y la salida a Bolsa, de hacerse efectiva, truncaría las aspiraciones de Vodafone de dar un salto espectacular en el mercado. Por eso la «teórica» salida al parqué ha servido básicamente como elemento de persuasión en la negociación y nadie creía en que finalmente fuera a producirse ya que Vodafone quería comprar y Ono quería vender. El detalle por aclarar estaba en el precio de la operación.

¿Por qué es Ono tan interesante para Vodafone? En primer lugar por su importante red de cable que lleva aparejados clientes de fijo+móvil, un campo en el que Vodafone es, hasta ahora, débil en España. Además, el principal operador, Telefónica, líder en telefonía móvil y fija, también ha apostado muy fuerte por las redes de alta velocidad y ha llevado la fibra óptica a cientos de miles de hogares y oficinas. Frente a este reto, Vodafone necesitaba una oferta a la altura, con la que poder ofrecer paquetes integrados de banda ancha + fijo + móvil + TV si no quería quedarse fuera.

Al comprar Ono se hace de golpe con 7,2M de hogares conectados por HFC, la tecnología híbrida de fibra y coaxial que emplea esta compañía y que compite de igual a igual con la fibra óptica de Telefónica. Actualmente Ono cubre 13 de las 17 comunidades de España (todas salvo Extremadura, País Vasco y Galicia) y llega a más de 300 localidades, incluyendo las 9 ciudades más grandes del país y tiene 1,9M de clientes. Parece que los planes de Vodafone de llevar la fibra a 6M de clientes se verán recortados a 3M que, unidos a los 7M largos de Ono llevarán el total a 10M de hogares.

Curiosamente los clientes de Ono móvil emplean (seguramente sin saberlo) la red de Telefónica Movistar por un acuerdo entre las dos compañías. Romper ese pacto ahora para integrarles en Vodafone podría suponer el pago de una elevada penalización, algo que han aclarado que no sucederá ya que no va a haber cambios en este aspecto, los clientes de Ono lo serán ahora de Vodafone pero usarán la red móvil de Movistar hasta abril de 2016… ¡misterios de las fusiones y adquisiciones!

En la nota de prensa oficial proporcionada por Vodafone explican los detalles de esta operación. Contado con palabras más sencillas, esto es lo que comentan los directivos de ambas compañías. Vittorio Colao, Consejero Delegado y máximo directivo del Grupo Vodafone, dice que la unión de ambas compañías dará lugar a un operador líder en comunicaciones integradas y está «encantado de darle la bienvenida al equipo directivo y trabajadores de Ono». José María Castellano Ríos, Presidente del Consejo de Administración de Ono, expone que la compra pone de relieve el atractivo de Ono como proveedor de banda ancha, TV y comunicaciones fijas. Por último, António Coimbra, Consejero Delegado de Vodafone España, aporta que España es clave para Vodafone y que la compra de Ono les permitirá dar un salto cualitativo en comunicaciones convergentes. También indican que Ono ha invertido cerca de 7.000M€ en crear su red y que ésta es, desde el punto de vista tecnológico, una gran compra por lo bien diseñada que está y por lo adaptable que será a futuros cambios. Vodafone espera ahorrar unos 240M€ al año en los próximos cuatro años lo que supone, en sus estimaciones, un valor actual neto de unos 2.000M€.

Tras los costes de integración, que no se especifican, Vodafone espera lograr un incremento de unos 1.000M€ por ventas cruzadas. Esto hace que su precio de la compra signifique una valoración de 7,5 veces el EBITDA de 2013 cuando otros analistas hablan de 10,5 veces ese EBITDA de 2013 que fue de 686M€. Este multiplicador de 10,5 está por encima de operaciones similares realizadas en Europa recientemente que estaban por debajo de 10 veces EBITDA. Obviamente a algunos les parecerá caro y a Vodafone le parece correcto aunque, como se ve por las explicaciones, insisten en que el precio pagado es de 7,5 veces EBITDA con esas explicaciones.

Lo que falta por saber es qué más movimientos se darán en el mercado de las Telecom ahora, ya que los pequeños pasan a ser mucho más pequeños frente a Telefónica, Vodafone y Orange. El futuro de otros operadores como Jazztel o Yoigo seguramente pase por integrarse en uno mayor, y el que todos los vaticinios indican como más probable es Orange, que así mantendría el tipo frente a Telefónica y Vodafone.

Imagen: Vodafone

No comments yet.

Deja un comentario