ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Es igual de ligero y barato, pero con propiedades de semiconductividad y... virtual

Ya hay un nuevo material que puede desbancar al grafeno

El grafeno viene siendo el los últimos tiempos una suerte de palabra mágica. Es uno de los materiales de investigación más atractivos por sus más que amplias posibilidades de acción. No hace mucho ya os contábamos sobre unas investigaciones que habían empleado con éxito conexiones de grafeno para el tratamiento del Parkinson, y que IBM había estado trabajando en chips de este material. Sin embargo una de sus limitaciones es la falta de conductividad. Por eso no es de extrañar que los científicos se estén centrando bien en lograr que el grafeno adquiera propiedades magnéticas (como recientemente logró un equipo del CSIC), bien desarrollando nuevos materiales semejantes en estructura al grafeno, pero que superen las limitaciones del mismo.

En esta última situación está un equipo de investigadores de la Universidad de Kentucky. El nuevo material desarrollado es estructuralmente semejante al grafeno: una única capa de átomos enlazados hexagonalmente, asequible, barato y ligero. La diferencia está en su composición a base de silicio, nitrógeno y boro.

https://www.youtube.com/watch?v=lKc_PbTD5go

Según explican los científicos el nuevo material es, teóricamente, muy estable, ya que los enlaces del compuesto sólo se probado en simulaciones por ordenador. En estas simulaciones encontraron que los elementos mantenían su estabilidad, incluso cuando elevaban la temperatura a 1000ºC. Al estar compuesto de elementos diferentes el material es menos uniforme que el grafeno, pero tiene otras virtudes como la semiconductividad, con lo que se postula como un posible componente futuro de las tecnologías basadas en silicio de la actualidad, pero más versátil y con cierta “inteligencia”.

Como decíamos, el nuevo material sólo existe en la teoría de las simulaciones por ordenador, por lo que el siguiente paso es empezar a trabajar en laboratorio para recrearlo físicamente y ponerlo a prueba en condiciones reales.

Fuente: Gizmag, APS y Universidad de Kentucky

No comments yet.

Deja un comentario