" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El sistema computacional SMUFIN ha sido desarrollado en el Barcelona Supercomputing Center

Ya se pueden detectar mutaciones genómicas asociadas al cáncer en pocas horas

Hacer fácil lo difícil. Ese es el gran desafío de la tecnología. Hasta ahora, la detección precoz de alteraciones genómicas era casi una utopía y, de hecho, los modelos computacionales existentes requerían a veces semanas de análisis para localizar algunas de ellas. Otras resultaban indetectables. Lo revolucionario del método computacional que acaban de desarrollar desde el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) es que puede analizar por completo el genoma de un tumor y detectar las mutaciones en apenas unas horas. Pero también supone un antes y un después en los análisis de genomas.

Analizar las mutaciones causantes de tumores ha requerido, hasta la fecha, hacer un estudio comparativo entre el genoma del tumor del paciente, el de sus células sanas y, finalmente, un genoma humano usado como referencia. un proceso complejo y largo que no siempre era capaz de identificar todas las mutaciones asociadas al desarrollo de tumores, además de que conllevaba la pérdida de mucha información. Para analizar un tumor era necesario usar sucesivamente varios programas informáticos que identificaban sólo determinadas modificaciones.

El nuevo modelo computacional, llamado SMUFIN (Somatic Mutations Finder) trabaja comparando directamente el genoma de las células sanas y el de las tumorales, por lo que puede detectar todas las variaciones detectables sin necesidad de usar más programas. Incluso ha tenido un 90% de precisión en casos de tumores muy agresivos con mutaciones difíciles de detectar. El proceso es ahora más rápido, barato y completo. El sistema permitirá a los científicos entender cómo afectan las alteraciones cromosómicas a la evolución y agresividad de un tumor.

Fuente: Agencia Sinc 

Imagen: Wikimedia Commons. Autor: School of Natural Resources from Ann Arbor

 

No comments yet.

Deja un comentario