" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Hasta ahora ha firmado el acuerdo con YouTube el 95 por ciento de la industria. Varias independientes aún se resisten

YouTube bloqueará vídeos de artistas que no se apunten a su servicio de streaming

Después de meses de rumores y un par de retrasos, todo apunta a que el nuevo servicio de streaming de música de YouTube verá la luz muy pronto. Será un servicio que contará con dos versiones: una gratuita, con publicidad: y otra de pago, libre de anuncios. De lo que no parece que vaya a estar libre es de polémica, ya que según publica el Financial Times en un artículo del que se ha hecho eco The Guardian, el popular portal de vídeo online va a comenzar a bloquear, en cuestión de días, los vídeos de artistas de las discográficas que no se hayan apuntado a este servicio de streaming. Es decir, los de los grupos y cantantes cuyos sellos no hayan firmado el acuerdo con los nuevos términos de licencia en los países en los que vayan a aplicarse (todavía no se sabe en cuáles se lanzará el servicio).

En el artículo se cita como fuente de dicha afirmación a Robert Kyncl, responsable de contenido y operaciones comerciales de la compañía, que ha afirmado que llevarán a cabo esta medida para estar seguros de que todo el contenido de la nueva plataforma se rige por los nuevos términos contractuales. Kyncl ha asegurado también que el servicio se lanzará a lo largo de este año. No obstante, su fase de pruebas, en principio internas, comenzará dentro de pocos días.

Kyncl ha manifestado también que hasta ahora, el 95 por ciento de la industria discográfica ha aceptado participar en el servicio. Entre las compañías que sí han aceptado las condiciones de YouTube están todas las grandes, como Universal Music, Sony Musis Entertainment y Warner Music. Pero el 5 por ciento restante, compuesto por varios cientos de sellos independientes, no sólo no está de acuerdo con la propuesta que les hace Google para participar en el servicio, sino que muchas se han quejado de los términos que tendrían que aceptar para participar en el servicio.

Las protestas de las discográficas que no han firmado son múltiples. Por un lado, algunos dudan de lo que YouTube está dispuesto a pagar a las discográficas por las transmisiones de música que sean gratis. A unos les preocupa que a la hora de pagar, YouTube vaya a dar más peso a la música reproducida en la modalidad de pago que en la gratuita. Pero esa no es la única queja. Desde algunos sellos también afirman que no se resisten a los acuerdos por los distingos a la hora de pagar, sino que no están de acuerdo con los nuevos acuerdos por la cantidad de mejoras que YouTube podría llevar a cabo gracias a ellos en la modalidad gratuita del servicio. Temen que, a causa de estas mejoras, el servicio gratis de streaming de YouTube sea tan atractivo para los usuarios que estos dejen de utilizar por ello otros servicios de pago, como Spotify Premium. También se han escuchado voces que afirman que YouTube ha ofrecido términos más favorables a las grandes discográficas que a las compañías independientes.

En Estados Unidos, la Asociación Americana de Música Independiente ha pedido a la Comisión Federal de Comercio que tome medidas para evitar que YouTube bloquee contenidos de las discográficas que pertenecen a dicha asociación, ya que argumenta que dicho bloqueo es un abuso de una posición dominante en lo que se refiere al mercado de la música digital y el streaming de vídeo. Impala, un organismo que representa varias discográficas independientes, ha pedido ayuda a la Comisión Europea para que determine si YouTube está utilizando su posición en el mercado para forzar a la compañías pequeñas a aceptar acuerdos desfavorables para ellas. A este respecto, Kyncl ha asegurado que YouTube está ofreciendo un acuerdo justo a todos los poseedores de derechos, aunque no ha entrado en detalles de los términos de los contratos.

Si finalmente prospera la intención de YouTube y la plataforma no llega a un acuerdo con las discográficas que aún se resisten, vídeos de artistas y grupos de discográficas como XL Recordings (Adele, The XX, RadioHead, Sigur Ros, The Prodigy, Vampire Weekend, etc) o Domino Records (Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, The Last Shadow Puppets, etc) desaparecerán de YouTube. Pero no está claro si lo harán del todo. Según TechCrunch, los vídeos que lleguen a YouTube a través de la plataforma de vídeos musicales Vevo, paradójicamente propiedad, entre otros, de Google, no sufrirán el bloqueo. Esto se debe a que la plataforma tiene un acuerdo en vigor con YouTube, así como diversos acuerdos con sellos independientes.

Foto Franz Ferdinand: The Lost Dreamer/Bsides

No comments yet.

Deja un comentario