" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El futuro de la impresión en 3D

Contenido patrocinado por:

Día a día aparecen en los medios de comunicación noticias relacionadas con el mundo de la impresión en 3D. Son numerosos los ámbitos donde este tipo de tecnología está teniendo mucha repercusión y cada vez se le está dando más importancia. La medicina, la arquitectura, la moda, la decoración, la industria entre otros ámbitos se han visto repercutidos de forma positiva por la implantación de la tecnología en 3D.

Y esto no ha hecho más que empezar. En el último informe publicado por la empresa IDC (International Data Corporation) los pronósticos de impresión en este 2016 hasta el año 2019 son muy prometedores. IDC se define como “el principal proveedor mundial de inteligencia de mercado, servicios de consultoría y eventos para los mercados de tecnología de la información, telecomunicaciones y tecnología de consumo” y publica asiduamente informes detallados sobre estas temáticas.

El último informe titulado “Guía de Gasto Semestral de Impresión 3D” vaticina que el gasto en impresión 3D en Europa Occidental superará los 7.200 millones de dólares en el año 2019. Durante el año 2015 el gasto mundial en impresoras 3D fue de unos 11.000 millones de dólares y para el año 2019 se espera aumentar hasta los 26.700 millones de dólares.

Estos buenos pronósticos se deben principalmente al aumento de la competencia que ha hecho que los precios desciendan tanto para las impresoras 3D como para los materiales y que estos sean mucho más accesibles tanto para las grandes, medianas y pequeñas empresas, como para los consumidores finales. Sí, la impresión en 3D también va a llegar hasta nuestros hogares.

En la actualidad podemos encontrar diferentes tipos de impresión y los más comunes son los siguientes:

  • Estereolitografía: también conocida como fabricación óptica, fue el primer método de impresión en 3D en llevarse a cabo y su funcionamiento es la aplicación de un láser ultravioleta a una resina muy sensible a la luz contenida en un cubo. Poco a poco el láser va creando capas hasta que la pieza se construye.
  • Impresión por láser: también llamado Sinterizado Selectivo por Láser (SLS), este proceso facilita la impresión de productos mediante la utilización de materiales en polvo.
  • Impresión por deposición del material fundido (FDM): sigue los mismos pasos que las anteriores en lo referente a los procesos de fabricación por adición, donde a través del uso de unos termoplásticos se van depositando y creando los materiales por capas hasta conformar la pieza final. Estos termoplásticos son filamentos 3D que se pueden encontrar en el mercado con diferentes modalidades, propiedades y finalidades. Una de las empresas pionera en la distribución de filamentos 3D es Filgram donde podrás encontrar todo tipo de termoplásticos: PETG, NYLON, ABS, PLA, etc para la impresión 3D.

Aún no sabemos hasta dónde llegará la impresión 3D en el año 2019, ni si se cumplirán los pronósticos de la empresa Internacional Data Corporación, de lo que sí que estamos seguros es que esto no ha hecho más que empezar y que la impresión 3D es un mundo fascinante y que evoluciona día a día, mejorando las prestaciones y su implementación en los diferentes sectores.

Comments are closed.