ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

A fondo: Probamos el termostato inteligente Tadoº (parte 2)

A FONDO: TERMOSTATO TADO
GUÍA DEL TEST

Para facilitar la lectura de esta prueba la hemos dividido en 3 partes. Si quieres ir directamente a una de ellas sólo tienes que hacer click sobre la parte que te interesa.

1ª Parte: Elementos del sistema, instalación y configuración

2ª Parte: Modos de funcionamiento y opciones de control

3ª Parte: Ahorro de energía, gráficos y resumen

Segunda parte del completo análisis que ha realizado Javier San Juan del termostato inteligente Tadoº. Lo ha puesto a prueba durante meses en su casa y aquí comparte su experiencia y sus impresiones. ¿Quieres saber de qué es capaz un dispositivo así y si tiene encaje en tu vida? Sigue leyendo.

Modos de funcionamiento

El modo de funcionamiento de Tadoº determina cómo se gestiona la temperatura en casa, aparte del hecho de que haya modificaciones en función de que el termostato detecta que hay o no gente en casa y aplique un nivel de temperatura u otro. Comenzando de menor a mayor complejidad, los modos de operación de Tadoº son:

  • Apagado. En esta modalidad, el termostato aplica únicamente una función anticongelación, que activa la calefacción si detecta que la temperatura de la casa está cercana a unos 5 ºC. Un sistema para evitar que se hiele el agua de los radiadores, con el consiguiente peligro de que revienten por la dilatación en su interior.
  • Manual. En el modo Manual, el termostato aplica una temperatura determinada, que el usuario puede fijar libremente. En este modo no hay control de presencia, así que el usuario y su Smartphone pueden abandonar la casa sin que la temperatura pase a un valor bajo. Un ajuste ideal si dejas en casa gente que no esté dada de alta en el sistema.
  • Económico. En el modo económico, la temperatura “baja” de la casa es notablemente reducida. Y se trata de un valor predefinido por el termostato, que, a diferencia de lo que ocurre con un cronotermostato, el usuario no puede variar. Este valor es de unos 15-17 ºC, lo que tiene dos importantes efectos. Por una parte se logra un ahorro notable en la temperatura de la casa sin ocupantes. Por otra, al detectar el acercamiento del primero de los ocupantes, se necesita un tiempo más prolongado para alcanzar la temperatura de confort. Y en ese tiempo prolongado de calentamiento, es posible que se consuma bastante más energía que si la casa hubiera tenido un valor más elevado.
  • Equilibrado. Como su propio nombre indica, un modo que busca el balance entre comodidad y consumo. Para ello mantiene una temperatura media en el modo ausente, que, con ajuste de 20,5 para la temperatura confortable se va a un valor (de nuevo no ajustable por el usuario) de unos 18º C. Con ello, al detectar que se vuelve a casa, el tiempo de respuesta es rápido y nada más entrar ya hay una temperatura agradable en la casa.
  • Confort. En el modo confort, la temperatura de espera o reposo de la casa se mantiene a un nivel de unos 19,5 ºC, para un ajuste de calor de 20,5 ºC. Lo que significa que se mantiene un valor más alto, se gasta más energía en dicho mantenimiento, pero, a cambio, se llega mucho más rápidamente a la temperatura de confort al llegar a casa. Y, desde luego, nada más entrar en ella la temperatura es más agradable. De nuevo una elección personal entre comodidad y gasto. Sin duda se echa en falta un mayor control por parte del usuario para determinar cuál es el nivel de calor a mantener en la casa en el modo ausente.

Tado 20150204 [ ]

Modo ausente

Al instalar el termostato, el usuario también asocia al menos un Smartphone o tableta al sistema, en el cual instala la App de gestión. Con ella, y aprovechando el GPS que prácticamente todo móvil lleva integrado, y muchas tabletas, conoce la posición del usuario respecto a la casa. Con esa información, Tadoº determina cuándo hay alguna persona en casa, para mantener la temperatura de confort, o ya no queda nadie y puede pasar a modo de consumo reducido. No hay problema en asociar diversos smartphones a un Tadoº. De esta forma mientras alguna de las personas esté en casa, el termostato mantendrá la temperatura de confort. Y pasará al modo de baja temperatura cuando vea que el último abandona la casa. O más bien cuando se aleja de ella un cierto trecho.

La distancia de “proximidad” es de unos 100 metros. Téngalo en cuenta si sale de compras cerca, a pasear a la mascota o para hacer ejercicio. Y el sistema usa una filosofía de “última posición conocida”. Esto hace que si móvil se queda sin batería y está cerca de casa, Tadoº considerará que se mantiene en esa distancia, y por tanto mantendrá la temperatura de confort. Otro caso bien diferente es que esté de viaje, desconecte el móvil en el avión y se olvide de encenderlo. Bien, vale, nadie se olvida de eso nada más aterrizar (y a veces, hay gente que incluso antes). Pero puede que al ir a encender, el móvil esté sin batería o que surja una incidencia que impida encenderlo. Incluyendo que el móvil termine “nadando” en algún líquido y quede fuere de servicio. Ante esta situación, Tadoº seguirá considerando, por la última posición conocida, que el usuario está lejos de casa y mantendrá la caldera apagada.

Tado 20150217 Confort [++ ]

Si da de alta más de un dispositivo de un usuario, por ejemplo un móvil y una tableta, tenga en cuenta las peculiaridades de instalar la aplicación en varios equipos y qué tipo de funcionamiento realiza. Así, por ejemplo, un móvil está siempre encendido y con ello indicando su posición. Por su parte, una tableta sólo enciende sus sistemas, entre ellos el eventual GPS, cuando se activa, permaneciendo el resto del tiempo el estado latente, pero no activo. Esto hace que si se deja el móvil en casa, Tadoº considera que hay una persona en casa, mientras que si lo que deja es la tableta, el termostato considerará que no hay nadie en casa. Cuando alguno de los dispositivos asociados a Tadoº no revela su posición, Tadoº considera su situación como desconocida, y lo posiciona como “fuera de casa”. También, si un dispositivo registrado no envía ninguna señal a Tadoº durante más de 24 horas, aparecerá un signo de aviso en el icono correspondiente. Y hay otro tipo de indicación, como se detalla más adelanta en el apartado Visibilidad.

Es interesante contar con más de un dispositivo de gestión del termostato Tadoº, para lograr que si el Smartphone principal se olvida en otra parte (o es robado), queda sin batería o surge cualquier otra situación que impida su funcionamiento se disponga de información y control con otro dispositivo. Y siempre se puede lograr lo mismo mediante un navegador web, en un PC, móvil o tableta, para acceder al panel de control desde cualquier punto y gestionar o modificar los datos de funcionamiento del termostato.

Montaje-Pulsador_2

 

Control manual y directo

El termostato también permite un control directo y manual usando el propio panel. En el termostato hay un pulsador que se encarga de “despertar” el display para mostrar información. En general, el termostato muestra la lectura de la temperatura en la habitación. Y ofrece dos pulsadores virtuales para cambiar el modo de operación, así como subir o bajar la temperatura, de décima en décima.

Lo cierto es que el modesto panel tiene un amplio número de funciones e indicaciones, y su manejo no es todo lo intuitivo, o informativo que sería de desear a primera vista. Como orientación, el panel ofrece diferentes funciones y ajustes según que se actúe sobre el pulsador mecánico una, dos, tres, cuatro y hasta 5 veces de forma más o menos rápida. Realmente el manejo es bastante simple para las funciones básicas ya que los modos de 4 y 5 pulsaciones se aplican al control de agua caliente sanitaria (el agua del grifo) en los calentadores que lo admiten. Así que con una pulsación se lee la temperatura, con dos pulsaciones se entra en cambio de modo (Auto, Suspensión, Ausente, Apagado, Manual), mientras que con tres pulsaciones se maneja el termostato de forma directa para subir o bajar la temperatura de consigna mediante los pulsadores virtuales, capacitivos y señalados por sus respectivos iconos luminosos, del panel.

La mejor manera de adentrarse en los múltiples modos de gestión manual del termostato, así como para acceder a otros detalles técnicos de funcionamiento, está disponible en su manual en formato electrónico. Éste se encuentra accesible en la página de instalación, bajo el apartado Características del Termostato Inteligente, y usando el botón PDF – Especificaciones técnicas, que permite descargar el manual en castellano con formato PDF. O directamente desde este enlace.

P1020350 [++ ]

Privacidad

El panel principal de Tadoº en la App, o en el navegador, muestra de forma esquemática una presentación de los diferentes dispositivos asociados al termostato, así como su posición relativa respecto a la casa. Realmente no se trata de un mapa a escala sino de una representación libre para indicar cuándo un dispositivo está “dentro” de casa o fuera. Cada dispositivo está identificado por el nombre que se haya indicado al asociarlo, lo que da un amplio margen para que cada elemento tenga un nombre distintivo y que, a la vez, identifique a su propietario.

En general, el sistema de gestión de Tadoº hace que los diferentes dispositivos asociados a la casa se vean entre sí. Señalando su posición dentro o fuera de la casa, e identificando con el nombre que hayamos escogido, el/los dispositivos que están dentro de la casa y los que están alejados. Pero, claro, esto puede incomodar a algunos de los habitantes, que no desean ser “fichados” si están o no en casa. Para ellos, en los ajustes hay un modo que controla la Visibilidad de los diferentes usuarios. El modo inicial es que la visibilidad esté activada, con lo cual todos los usuarios se ven y conocen quién está dentro/cerca de casa y quien fuera/lejos. Si el modo de visibilidad se desactiva, ningún residente podrá ver quién está en casa ni qué modo está activo (ausente o en casa). Pero la activación del modo de Privacidad desde cualquiera de los múltiples dispositivos asociados al termostato hace que en ninguno de ellos se vea la temperatura de la casa ni el modo activo en cada momento. Por lo demás, el termostato seguirá operando normalmente, pero ningún usuario registrado conocerá la información de temperatura ni el modo. Aunque no está específicamente indicado, se trata de un ajuste global que afecta a la información que ven todos los dispositivos. Así que cualquiera de los dispositivos autorizados es capaz de modificarlo para todos los usuarios.

Tado 20150212 Privacidad [++ ]

Por su parte, otro ajuste controla la Detección de presencia, que actúa sobre cada dispositivo asociado al termostato de forma individual. Con ello controla si dicho dispositivo está incluido en la información general sobre detección de presencia. Es decir, si será visible para el resto de los dispositivos de la casa acerca de que esté dentro de casa o fuera. Este ajuste sólo afecta la visibilidad de este usuario en el “mapa” de presencia. Así que alguno de los usuarios de la casa podría estar en modo “incógnito”, por llamarlo así, pero su distancia a la casa seguirá afectando al modo de funcionamiento, aunque el resto de usuarios no vea dónde está ni aparezca en el mapa. De hecho, en el mapa aparecerá un icono anónimo, pero sin ofrecer información de distancia/estado, ni siquiera el nombre del dispositivo, hasta que se pulse directamente sobre él. Y en este caso, sólo indicará el nombre y que no hay control basado en la ubicación de dicho dispositivo.

Además, para garantizar la correcta seguridad de los datos, todo el tráfico entre el Bridge instalado en casa y los móviles o navegadores donde se refleja la información, está encriptada mediante tráfico seguro bajo SSL, TLS v1.2 de 256 bits. No hay detalles sobre si la información de cada usuario, que incluye la situación exacta de su casa está igualmente protegida y/o encriptada en los servidores de Tadoº. ¿Te intriga cómo acabará todo esto? Pues haz click aquí si quieres leer la tercera y última parte de esta prueba.

 

 

Imágenes: Javier San Juan / Teknlife

No comments yet.

Deja un comentario