" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Una semana con el Apple Watch

Hace una semana me encontraba hablando con unos amigos sobre cómo la tecnología ha cambiado la manera en la que nos comunicamos, y me di cuenta de que la mayoría de ellos llevaban wearables, es decir, accesorios tecnológicos tales como pulseras para medir los latidos del corazón, la calidad del sueño, cuántos kilómetros corren al día… Estaban tan convencidos de lo útil de los aparatos que llevaban que no me quedó otra que probarlos.

Sólo me quedaba elegir el wearable a probar, en mi caso fue un Apple Watch, por ser el que más opciones ofrecía al enlazarlo con mi iPhone y, por qué negarlo, me habían hablado maravillas y tenía que probarlo por mí misma.

El primer paso con todos estos gadgets es enlazarlos al smartphone. Apple tiene una aplicación en iOS 9 llamada Watch que hace ese trabajo.

idioma

Encendemos el Apple Watch, elegimos el idioma y al marcar la opción “Enlazar” nos aparece una nebulosa.

nebulosa

Nosotros lo hemos enlazado a un iPhone 6, pero funciona igualmente con iPhone 5 o superior. Abrimos la aplicación Watch y pulsamos en “Iniciar enlace”. Recuerda que es necesario tener WiFi y bluetooth activos.

iniciar-enlace

Apuntamos a la nebulosa, asegurándonos de que queda en el recuadro y esperamos a que el iPhone reconozca el dispositivo. Si esto falla, podemos recurrir a la opción de “Enlace manual”, en el que nos aparece un código. Basta con teclear ese código del Watch en el iPhone para que se produzca en enlace de los dispositivos.

apuntar

De una manera o de otra te aparece una pantalla que avisa de que el iPhone ya está enlazado, y tras unos minutos las aplicaciones que tengamos en el iPhone y que sean compatibles con Apple Watch quedarán ya enlazadas.

enlazado

En mi caso probé primero el modelo Sport 42mm, pero una vez enlazado vi que era demasiado grande para mi, y no me hacía muy bien a él, me molestaba al doblar hacia atrás la muñeca. Al final opté por un Watch Sport 38mm rosa.

buenosdias

Este sí que me resultaba más cómodo de llevar, no pesa apenas y la correa tiene un diseño que me parece de lo más acertado: permite ajustar la correa y meter el sobrante por una ranura de la correa, de manera que queda oculto y guardado.

Lo primero que me sorprendió fue la forma en la que vibra para avisar de las notificaciones. No es el típico zumbido del móvil, es más bien un toque en la muñeca con el que te avisa de llamadas, mensajes, emails, notificaciones…

Las aplicaciones que lleva para comunicarse entre dispositivos como enviarse los latidos del corazón o un pequeño dibujo, sólo funcionan entre Apple Watch, cosa que me desilusionó un poco, ya que no conozco mucha gente que tenga este dispositivo. Sí que pude enviar mensajes por iMessage, Telegram e, incluso, emails con la ayuda de Siri, que es la gran protagonista. Gracias al asistente virtual de Apple, y con el comando ‘Oye Siri’, se puede consultar el tiempo, qué canción suena, hacer búsquedas en Internet, escribir mensajes, etc.

corazon

Una de las funciones que más he usado ha sido la de Actividad. Funciona de una manera muy sencilla. Introducimos nuestra edad, peso y altura y nos proponemos una meta diaria. A medida que la vamos cumpliendo se va llenando el circulo, y si la completamos nos muestra una notificación felicitándonos. Aquí he de decir que me decepcionó un poquito, ya que practico Karate y el registro de actividad en el apartado ejercicio no me guardó la actividad completa, sólo la parte de calentamiento que incluye correr y algo de Kumite. No sé decir a ciencia cierta si fue por el movimiento de la mano al golpear o por los desplazamientos dando pequeños saltos, el caso es que esta parte es un punto a tener en cuenta en próximas mejoras.

actividad

La aplicación que encuentro más util es la de GPS, ya que no hace falta estar mirando la pantalla; cuando llega el momento de cambiar de dirección, te avisa mediante un toque en la muñeca, lo que lo hace ideal para rutas turísticas. En mi caso lo probé de visita en Sevilla. Me fue muy útil primero para ir de la estación al consulado a hacer unas gestiones, y después para ir de allí a los sitios típicos como la catedral, el museo de Indias, un buen lugar para comer, la Fnac, que en mi ciudad (Granada) no hay… Pude disfrutar del paisaje, hacer fotos y el Watch me iba avisando cuándo debía girar.

Hablando del viaje a Sevilla, otra función del Watch es la de controlar la cámara del iPhone. El Watch actúa como pantalla y como disparador, con lo que pude hacer los selfies con la cámara trasera de 8 Mpx en lugar de la delantera, que tiene una calidad más reducida.

Una cosa a tener muy en cuenta con el Apple Watch es que no es acuático, ni sumergible; sólo es resistente al agua, lo que quiere decir que si le llueve puede sobrevivir, pero es mejor no ducharse con él. Es una advertencia que me hizo un amigo cuando para él fue demasiado tarde. Una cuestión que Apple tendrá que mejorar en futuros Watch, al igual que la autonomía y la necesidad de llevar el iPhone encima.

En conclusión, es un buen complemento para el iPhone, un accesorio, me atrevería a decir, ya que depende de éste para tener sus funciones completas. Es decir, puedes llevártelo a correr y con unos auriculares bluetooth reproducir la música que tengas almacenada, te registra la actividad, pero poco más, no recibes mensajes, ni notificaciones, ni llamadas…

No comments yet.

Deja un comentario