" />
ZOOM
GALERÍA
3 COMENTARIOS

Cómo montar una impresora 3D. Parte 4: Cableado

CÓMO MONTAR UNA IMPRESORA 3D – GUÍA DEL CURSO

1ª Parte: Primeros pasos

2ª Parte: Estructura básica

3ª Parte: Ejes X & Z

4ª Parte: Cableado

5ª Parte: La controladora

6ª Parte: Configuración ¡y a imprimir!

Hasta aquí hemos montado toda la parte mecánica del kit de la impresora León3D. Ha llegado el momento de añadir algún elemento más y de conectar todos los cables que recogen información de la posición de los elementos y los que llevan las órdenes de la controladora a los motores y al cabezal o la cama caliente. En esta entrega vas a usar el soldador unas cuantas veces, pero no temas, es mucho más fácil de lo que crees.

Cama caliente

Lo que está ensamblado hasta ahora es el soporte de la cama caliente. La verdadera “hotbed” es una placa de circuito impreso que se mantiene a cierta temperatura durante el proceso de impresión 3D para garantizar el mejor resultado en los objetos que imprimas. Para conseguirlo, esta cama caliente está conectada con dos pares de cables a la controladora, uno para proporcionarle energía que convertir en calor y el otro para medir la temperatura y controlar el proceso.

Necesitarás los siguientes componentes:

  • 1 PCB de la cama caliente
  • 1 Espejo cuadrado
  • 4 Clips para sujetar el espejo
  • 4 Tornillos M10 de 20 mm
  • 4 Arandelas M10
  • 16 Tuercas M10
  • 1 Manguera blanca de dos cables (azul y marrón)
  • 1 Termistor
  • 1 Tubo de pasta térmica
  • Cinta americana resistente al calor
  • Un poco de cinta de doble cara
  • Un poco de papel de cocina

Ya tienes la parte mecánica de la impresora prácticamente acabada. Enchufa el soldador para que vaya cogiendo temperatura y localiza la placa de la cama caliente para el siguiente paso.

Divide el cable blanco en dos partes iguales. Una la utilizarás aquí para alimentar la cama caliente. La otra mitad conectará la fuente de alimentación con la placa controladora.

Pela unos 3cm del extremo de la mitad que emplearás aquí y, posteriormente, pela algo más de 1cm de los cables marrón y azul. Ahora enrolla los hilos de cobre de cada cable para darle rigidez y funde un poco de estaño sobre cada uno poniendo en contacto el soldador con cada cable y un poco de estaño.

Deja que pasen unos segundos para que se enfríe y pasa los cables estañados por los agujeros de la placa roja del circuito de la cama caliente, junto a los diodos LED de color verde. Pásalos del lado totalmente rojo al que tiene las plaquitas metálicas para soldar. Dobla los cables y presiona sobre ellos con el soldador mientras aportas un poco de estaño para que se suelden a las plaquitas.

No te preocupes por la polaridad, la cama se calienta sólo con que pase corriente, sin importar su polaridad y hay dos diodos, uno para cada posibilidad, de modo que los cables se pueden soldar en cualquier orden.

Cuando se haya enfriado, pasa el termistor desde el lado de los diodos LED (que quedará en la parte superior) hasta la inferior. Dale la vuelta a la placa e inserta la punta del termistor por el hueco del centro con la placa apoyada en la mesa. Dobla el termistor en ángulo recto y sujeta el cable con un poco de cinta americana en dirección al orificio por el que lo has pasado.

Vuelve a darle la vuelta a la placa y pon pasta térmica en el agujero del termistor. Antes de que se seque (no te preocupes, es un proceso lento) elimina el sobrante con un poco de papel de cocina.

Localiza los tornillos de 20 mm, 4 arandelas y 16 tuercas para sujetar la cama caliente a su soporte.

Introduce el tornillo M10 de 20 mm en el orificio de una de las cuatro esquinas del soporte de la cama caliente. No olvides colocarle una arandela por el lado de la cabeza y sujetarlo con una tuerca por el otro lado. Enrosca dos tuercas tal y como ves en la foto para que, tras colocar la placa y la tuerca final, quede tornillo de sobra para desplazar la cama hacia arriba o hacia abajo. Repite este proceso en las otras tres esquinas.

Gira a mano las varillas roscadas que desplazan el eje Z en vertical para levantar el cabezal y dejar espacio para manejar la placa de la cama caliente. Como antes, hazlo un poco con una, un poco con otra y así sucesivamente para que el eje X vaya subiendo de forma igualada. En este momento conviene verificar que el desplazamiento de la cama es el adecuado. Lleva la cama hasta el frontal, el cabezal del extrusor debe llegar hasta el límite de la línea blanca de la cama caliente. Si no es así, afloja las cuatro tuercas grandes que unen las varillas roscadas grandes al marco y desplázalo hasta dejarlo como en la imagen.

Como los ejes son más largos que el recorrido necesario de la cama, al desplazar la cama hacia atrás verás que “abandona” el extrusor. No pasa nada, esto lo controlarás con el microinterruptor de final de carrera.

Coloca la placa sobre los cuatro tornillos teniendo cuidado de dejar los diodos LED en la parte delantera y lleva los cables de alimentación y del termistor, que van por debajo, hacia la parte trasera para que no molesten por el momento. Localiza el espejo y los cuatro clips.

 

Consejo: Para mantener el orden
Utiliza las bridas de más que te recomendamos adquirir para recoger los cables sueltos de los componentes ya montados. Haz un ovillo con ellos y sujétalo con una brida para que ocupen poco. Cuando lo necesites, corta la brida con los alicates.
Puede ayudarte fijarlos a partes de la estructura para evitar atraparlos al mover toda la impresora ¡que va cogiendo peso!

 

Fija la placa poniendo la cuarta tuerca en cada uno de los tornillos. Ahora coloca el espejo sobre la placa de la cama caliente y alinéala con la línea blanca que la recorre por el borde.

Ten cuidado de no apoyarlo en los diodos LED. Cuando estés satisfecho de su colocación, fija el espejo colocando dos clips en un lado y en el opuesto (frontal/trasera o izquierda/derecha).

Este es el aspecto que debería tener tu impresora ahora mismo. Fíjate en que hemos sujetado todos los cables sueltos con bridas para mayor comodidad y seguridad.

Finales de carrera

La controladora le dará órdenes a los motores para avanzar o retroceder, que éstos ejecutarán fielmente, pero es necesario un sistema para que la controladora no le diga a un motor que siga avanzando cuando llega al extremo ya que podría dañar el mecanismo. Esto se logra con los finales de carrera y la calibración. La impresora tiene tres ejes, X, Y & Z y cada uno de ellos tendrá un microinterruptor de final de carrera (en este caso de principio de carrera) que presionarán las partes móviles cuando hagan tope contra él. Esto marcará el origen de coordenadas para ese eje.
En algunas configuraciones, se instala un interruptor de final de carrera en el extremo de cada eje. Aquí no será necesario ya que durante la impresión de una pieza la impresora llevará el cabezal muchas veces a la posición 0 y, desde allí, avanzará paso a paso hasta recorrer todo el área disponible. Gracias a la calibración de los motores la controladora sabrá cuánta distancia puede recorrer con seguridad desde el origen de coordenadas. En cuanto la alcance sabrá que no puede ir más allá y la siguiente orden generalmente será ir a la posición 0.

Necesitarás los siguientes componentes:

  • 3 Microinterruptores (detectan el final de carrera)
  • 3 Prolongadores de los finales de carrera (3 cables rojo-negro-amarillo acabados en un conector negro plano de 3 contactos)
  • 6 trocitos de termorretráctil de 3,2 mm
  • 3 o 4 bridas
  • 2 Tornillos M10 de 15 mm
  • 1 Tornillo M10 de 20 mm
  • 3 Tuercas M10
  • Un poco de cinta de doble cara

Aquí será necesario el soldador, junto con los alicates de corte, estaño, los microinterruptores, los tubitos de plástico termorretráctil y los cables prolongadores de los finales de carrera.

 

Una forma sencilla de soldar
Mantén sujeto el interruptor de forma segura y con las lengüetas planas para que el estaño fundido no se caiga. Apoya el soldador y un poco de estaño en las dos lengüetas a soldar. Haz lo mismo con los dos cables (amarillo y negro).
Cuando se hayan enfriado, mantén sujeto el interruptor mientras apoyas el cable adecuado a su lengüeta.
En esta posición, presiona sobre el cable con el soldador caliente, éste fundirá el estaño del cable y el de la lengüeta. Retira con cuidado el soldador y, si el cable se mantiene en la posición adecuada, en unos pocos segundos, al enfriarse, la soldadura estará hecha.

 

Vamos a soldar dos de los tres cables a los microinterruptores, el amarillo y el negro. Ya vienen pelados así que sólo tienes que separarlos entre sí un poco más e introducir en estos dos colores el termorretráctil para que esté alejado del calor del soldador. Fíjate en los contactos que soldarás, el negro al central y el amarillo al extremo por donde entra la palanca de metal en el interruptor. Por ahora no cortaremos el cable rojo, ya habrá tiempo de cortarlo al final, cuando todo funcione.

Suelda los dos cables al microinterruptor teniendo cuidado de mantener alejado el termorretráctil para que no se encoja. Hazlo también con el otro conector. Y repítelo todo con los otros dos microinterruptores, termorretráctiles y cables de extensión. Cuida el orden de los colores.

Aplica un secador de pelo potente sobre los tubitos de termorretráctil de los microinterruptores para reducir su tamaño. Ten cuidado de no quemarte los dedos ni exponer otras partes como el propio interruptor que podía dañarse con un calor excesivo durante mucho tiempo. No necesitarás usar de nuevo el soldador hasta dentro de un buen rato. Puedes desconectarlo.

El microinterruptor de final de carrera del eje X irá pegado con cinta de doble cara, el del eje Z irá sujeto con tornillos en un soporte y el del eje Y sujeto con una brida. Colócasela como en la imagen, aunque sin pasar del todo la punta de la brida hasta ubicarla junto al eje Y.

Dobla los cables dentro de sus termorretráctiles y coloca el microinterruptor en la parte trasera del eje Y en el lado opuesto al motor.

Desplaza la cama caliente hasta que el rodamiento haga tope con el interruptor. Muévelo sobre el eje hasta que el cabezal del extrusor llegue justo al límite del espejo.

Ya tienes prácticamente acabado el montaje mecánico. Ahora le toca el turno a la primera calibración de la impresora, la de la altura de la cama caliente. Vuelve a girar con la mano las varillas roscadas del eje Z para acercar el cabezal de extrusión al espejo. Desplázalo hacia delante y hacia atrás para comprobar que el cabezal está a la misma altura en todas partes.

Lo normal es que tengas que subir o bajar las tuercas de alguna esquina. Para andar sobre seguro, mide la altura en los dos ejes Z y poder tener así la seguridad de que el eje del extrusor es paralelo al espejo. Gira la varilla roscada del eje Z apropiado hasta igualar la altura de ambos lados. Te puedes ayudar de un atornillador eléctrico si se te hace muy pesado.

Al final debes poder pasar un folio con una ligera dificultad entre el cabezal y el espejo en las cuatro esquinas, y en el centro de los cuatro lados, así como en el centro del espejo.

Monta el segundo microinterruptor en el soporte de plástico empleando dos tornillos M10 de 15 mm y sus correspondientes tuercas. Insértalo en el eje Z de la parte izquierda según miras la impresora desde el frontal. Notarás una cierta resistencia y cómo se abre ligeramente. Sigue empujando hasta notar que no avanza más. Introduce en él un tornillo M10 de 20 mm, coloca la tuerca en el lado contrario y atorníllalo sin apretar.

Ve subiendo el interruptor hasta notar que hace “clic” cuando se apoya sobre el soporte del motor del cabezal. Como estaba en la posición adecuada, aquí es donde debe estar el final de carrera. Aprieta aquí el tornillo hasta dejar la pieza fija al eje.

Ya sólo falta el final de carrera del eje X. Recorta un trozo de cinta de doble cara del tamaño del lateral del microinterruptor.

Colócalo en la parte superior del soporte del motor del eje X. Desplaza el cabezal con la mano para ver dónde hace tope y sitúa el microinterruptor un poco más hacia el centro para evitar que el cabezal llegue a golpear con otros elementos. Una vez tengas claro el sitio, despega el plástico y pega el interruptor a la cinta y el conjunto a la pieza de plástico. Pasa los cables por detrás del eje vertical.

 

Consejos para soldar
Cuando sueldes siempre te parecerá que dos manos son pocas. Necesitarás una para el soldador, generalmente otra para el estaño y desearás tener una para sujetar cada uno de los dos elementos a unir, ¿qué hacer? Una opción es emplear un soporte especializado que puedes adquirir en una tienda de componentes electrónicos. Otra, más barata, consiste en estañar todos los componentes por separado, con lo que sólo necesitarás sujetar 3 cosas al soldar, los dos elementos a unir y el soldador. Para soldar, puedes usar una superficie resistente, como la parte inferior de una taza que no te preocupe dañar y una llave inglesa para sujetar una de las piezas.

 

Soldar extensiones a los cables de los motores

Ve colocando la impresora de forma que te sea cómodo manipular los cables de cada uno de los motores. Ten cuidado de no atrapar ningún cable o elementos sueltos bajo el marco metálico, ya que podrías seccionarlo.
Los cables de los motores vienen “medio” entrelazados. Puedes optar por soldarlos tal cual y más adelante sujetarlos cada pocos centímetros con cinta adhesiva o usar un método con mucha mejor presencia. Depende de tu prisa por tener la impresora lista y tu fijación con los detalles.
El primer método no requiere ninguna explicación, el segundo sí.

Necesitarás los siguientes componentes:

  • 5 Extensores de 4 colores (rojo, azul, verde y negro) terminados en un conector plano de 4 contactos
  • 20 Trozos de termorretráctil de 3,2 mm de unos 20 mm de longitud

Trenzar los cables

Vamos a contarte cómo entrelazar los cables de forma similar a como lo hacen los escolares, ahora que vuelve a estar de moda trenzar pulseras. De este modo tendrás toda la instalación de los cables ordenada y perfectamente montada. Este paso es absolutamente optativo pero creo que cuanto más limpio y ordenado sea el montaje, más fácil será detectar una conexión errónea o revisarlo más adelante.

Gira la impresora para colocar el motor cerca de ti. Desenrolla los cables y sepáralos entre sí.

Estira los cuatro cables y sujeta los extremos con dos dedos contiguos de una mano, de forma parecida a como sujetan el cabello los peluqueros al cortarlo. Asegúrate de que los cuatro cables no tienen ningún doblez al salir del motor y que cada uno viene recto desde el origen hasta tu mano. En este ejemplo el orden de los cables tal cual salen del motor es 1-Rojo, 2-Negro, 3-Azul y 4-Verde.

El proceso es muy sencillo, lo importante es hacerlo sin prisas pero metódicamente para repetirlo sin errores. Consiste en tomar el cable de un extremo (empezaremos por el izquierdo, en este caso el rojo) y pasarlo por debajo de los dos cables que tiene a su derecha (negro y azul).

Ahora súbelo entre los cables azul y verde y pásalo a la izquierda un cable por encima del azul. En los primeros dobleces te puede ayudar usar un bolígrafo o algún elemento fino no punzante para meterlo entre dos los cables centrales y “empujar” el nudo hecho hasta el fondo.

Lo que has hecho es pasar el cable del extremo izquierdo por debajo de los dos cables centrales para luego subir y volver un cable hacia atrás por encima. Ahora realiza el proceso simétrico con el cable de la derecha (Verde). Pásalo por debajo de los cables rojo y azul (posiciones 2 y 3).

Súbelo hacia arriba entre el cable negro (posición 1) y el rojo (pos.2) pasa por encima del rojo y bájalo entre el rojo y el azul (posiciones 2 y 3).

Los cables tienen que haberte quedado en este orden: Negro, Rojo, Verde y Azul (sus posiciones originales eran: segundo, primero, cuarto y tercero).

Repite el proceso una y otra vez. Ayuda mucho a no perder el orden ir repitiendo en voz baja “izquierdo” y “derecho” cuando cojas el cable de cada uno de los extremos.

Sigue haciéndolo hasta hasta dejar unos 4cm de cable de cada color sin trenzar.

Aquí tienes toda la secuencia completa del entrelazado.

Soldar las extensiones

Los motores incluyen una cierta cantidad de cableado, pero es insuficiente para conectarlos a la controladora. Necesitamos alargar esos cables con las extensiones. Estas prolongaciones tienen cable de sobra y, si tienes paciencia, te recomendamos algo que nosotros no llegamos a hacer. Léete toda esta entrega y la siguiente antes de proceder. Así sabrás hasta dónde tiene que llegar el extremo de cada uno de estos prolongadores y podrás cortarlo ahora para que tenga el tamaño exacto, ni más ni menos, que necesitas. Nosotros no lo hicimos y al final nos quedamos con unos curiosos “ovillos” de cables junto a la controladora.

Recuerda tener a mano los trocitos de plástico termorretráctil. A todos nos ha pasado (¡y más de una vez!) hacer una soldadura perfecta entre los dos bloques de cuatro cables para darnos cuenta, después, de que no habíamos colocado antes los tubitos y toda deshacerlo todo y volver a soldarlo.

Separa un poco los cables del prolongador entre sí para poder trabajar con comodidad.

Sujeta el prolongador y luego la trenza de los cables del motor para poder estañar sus puntas con facilidad. Toca la punta del cable con la del soldador y ponlos en contacto con el estaño.

Una pequeña parte se fundirá y se quedará en el cable.

Inserta los trozos de termorretráctil en los cables de uno de los dos extremos a soldar.

Organiza los cables de la trenza del motor para que tengan el mismo orden que los del prolongador de los cables (Rojo, Azul, Verde y Negro o Negro, Verde, Rojo y Azul).

Sujeta uno de los cables mientras apoyas en él su contrario del mismo color y los tocas con el soldador. El estaño de ambos cables se fundirá y, si lo dejas enfriar sin mover los cables, tendrás hecha una gran soldadura. Muy importante, no soples para enfriar, pues la soldadura podría salir mal. Espera a que se enfríe solo, es cosa de unos segundos.

Cuando termines y con todo frío (compruébalo tocándolo) desliza los termorretráctiles.

Aplícales el aire caliente del secador de pelo como hiciste con los finales de carrera anteriormente.

Verás que el resultado final merece la pena. Un prolongador perfectamente soldado, con las uniones protegidas y los cables del motor perfectamente ordenados.

Realiza este proceso con los otros cuatro motores y prolongadores. Al terminar con cada uno, te recomendamos que uses el alambre que trae cada prolongador para sujetar el cable resultante.

De paso encaja la “madeja” resultante en un lugar cercano para que te sea más fácil mover la impresora de un lado a otro mientras sigues soldando sin temor a aplastar ningún cable.

Canalizar el cableado

Una vez repitas todo lo visto hasta ahora para los cables de los motores y los finales de carrera la parte del cableado ya estará prácticamente lista. La impresora ya tendrá todos los cables conectados (5 motores, 3 finales de carrera, corriente de la cama caliente y del extrusor y dos termistores). Lo que sucede es que ahora tenemos un bonito lío de cables. En este bloque verás cómo agruparlos para evitar roces o pinzamientos y para tener todo lo más recogido posible. Para ello contamos con la ayuda de un plástico helicoidal. Lo puedes encontrar (como casi todos los componentes opcionales que te hemos propuesto) en tiendas de componentes electrónicos. Este sencillo tubo de plástico cortado como una espiral permite recoger varios cables dentro de sí fácilmente para luego fijar el conjunto con bridas. Ya lo verás al terminar el montaje, la diferencia entre usar una solución así o tener todos los cables sueltos es como de la noche al día. Tu impresora tendrá un aspecto mucho más profesional y mejor acabado. Y además evitarás tontos “enganchones” de cables que pueden darse por accidente.

Necesitarás los siguientes componentes:

  • 2 m de funda helicoidal
  • Bridas a discreción

Ya queda menos. Aprovechando con algo de maña el plástico helicoidal podrás conseguir que todos los cables de la impresora hagan su función sin estorbar.

Cama caliente

Antes has soldado cables en la cama caliente, que estará desplazándose continuamente de un lado a otro cuando la impresora esté en marcha. Por eso es importante proteger estos cables de un modo muy concreto, para que no se enganchen con el resto de la máquina en su desplazamiento pero al tiempo para que tengan la holgura suficiente para no rozar con ningún saliente. ¿Suena complicado? Ya verás que no es así.

Levanta con cuidado la impresora y apóyala en su parte frontal izquierda y en el marco metálico. Vigila el cabezal para evitar que se pueda desplazar bruscamente al inclinar el aparato.

Corta una longitud de funda helicoidal suficiente para cubrir todo el cable blanco de la cama caliente menos unos pocos centímetros en ambos extremos. Abre el extremo e insértalo en los dos cables que salen de la cama. Ve girándolo y empujando para que avance hacia la parte frontal de la cama. Cuando no avance más, enróllalo alrededor de los dos cables suelos (corriente y termistor) de forma similar a como harías para forrarlos con cinta adhesiva e ir así cubriéndolos y avanzando por ellos. Coloca una brida al lado opuesto del motor.

Antes de apretarla, verifica que el cable no sale por el centro para evitar que al moverse la cama caliente entren en contacto este cable y la correa dentada.

Extrusor

Esta es una de las partes más delicadas, ya que es el elemento de la máquina que más de desplazará. Por este motivo es importante proteger y agrupar sus cables frente a roces pero, a la vez, que el conjunto disponga de holgura para moverse por toda su zona de trabajo.

Vuelve a apoyar normalmente la impresora en la mesa y gírala para trabajar en su parte trasera. Junta con la mano los cables del extrusor y su termistor. Con la otra mano ve insertando el fragmento restante de funda helicoidal y gíralo unas tres o cuatro vueltas.

Ahora introduce también los cables del motor. Empieza a girar la funda helicoidal alrededor de los tres grupos de cables.

Si lo has hecho como en las fotos, tendrás unas cuatro vueltas de funda al principio hasta unirse el cable del motor. Esto te permitirá pasar todo el conjunto por el hueco que hay entre la pieza de soporte al eje X y el resto del extrusor. Asegúrate de que no estén demasiado tensos los cables de corriente del extrusor y termistor.

Sigue enrollando la funda hasta poco antes de llegar al extremo del cable que primero se termine. Corta el sobrante de funda helicoidal para recoger el resto de cables.

Motores y finales de carrera

Antes de seguir te recomendamos que rotules los conectores de los motores. Cuando estén todos metidos en sus fundas helicoidales no será tan fácil saber cuál es cual. Un método sencillo es emplear tiras de tipo Post-It de color claro y material plástico. Pégalas en el mismo lado de todos los conectores, corta el sobrante y rotúlalas. También te ayudará hacer lo mismo con los conectores de los finales de carrera.

Así es como rotulamos nosotros los conectores (“F.CAR.” = Final de carrera).

Ahora toca enfundar los cables del lado derecho de la parte trasera de la impresora. Primero recogerás el cable del motor del eje Y que se unirá a la funda que irá de un motor del eje Z al otro y al que en el camino se unirá el final de carrera del eje Y. Empieza por cortar un trozo de funda helicoidal un poco menor que la distancia que hay desde la salida de cables del motor hasta el marco de aluminio.

Enróllala alrededor de los cables del motor. Coloca una brida (sin apretarla por el momento) que la una a la varilla roscada grande de la parte inferior.

Corta una longitud de funda helicoidal un poco menor que la distancia que hay entre los dos orificios para los cables del motor del marco de aluminio.

Vuelve a levantar la impresora para tener accesible la parte inferior de la zona trasera. Ten cuidado con un desplazamiento “incontrolado” del cabezal de extrusión. Enrolla el principio de este trozo de funda en el cable del motor derecho del eje Z (mirando la impresora desde el frontal) y sigue hasta encontrarte con la funda procedente del motor del eje Y.

Enrolla la funda alrededor de los dos cables cuidando de que los cables del motor del eje Y queden cubiertos y sin estar tirantes.

Sigue avanzando hasta llegar a la otra varilla roscada grande. Ahora coloca un par de bridas para sujetar el cable del final de carrera del eje Y. No las aprietes mucho para no dañarlas con la rosca de la varilla. Otra opción es colocar dos bridas, una sobre la varilla, luego el cable y otra encima que la presione sólo sobre la brida inferior.

Sigue enrollando la funda helicoidal sobre el conjunto formado por los cables del motor 2 del eje Z, los del motor del eje Y su final de carrera. Si quieres, cuando termines, coloca un par de bridas para sujetar la canalización que has hecho al marco de la impresora. Más adelante tendrás que pasar un nuevo cable de un lado a otro, así que no merece la pena que las aprietes demasiado.

El aspecto que tiene ahora la impresora es mucho más ordenado. El lateral donde están todos los conectores será el que aloje a la controladora. El otro lado será el que contenga la fuente de alimentación.

Es posible que algún rincón de la impresora todavía guarde algún secreto de canalización. Para ayudarte a colocarlo todo mejor, a continuación tienes unas cuentas fotos con detalles de la canalización de cables en diversos puntos de la impresora.

Te sorprenderá ver la cantidad de cables que puede albergar el tubo helicoidal y lo recogido que quedará todo si lo haces así. En la imagen derecha puedes ver cómo se sujeta la manguera helicoidal a la varilla roscada. También se podría poner la brida alrededor del chasis de aluminio, pero entonces el conjunto no apoyaría igual de firmemente sobre la mesa.

Esto es lo que te avanzamos al comienzo del apartado. Los extensores son muy largos y, si valoras la estética, deberías plantearte cortarlos antes de soldarlos para que no te queden estos “ovillos” de cables junto a la controladora.

Aquí usamos dos bridas para guiar a la manguera helicoidal del mejor modo posible.

Recortamos la manguera helicoidal dejando este margen respecto al cable más corto de los que alberga cada una.

Ya hemos terminado con casi todo lo más aparatoso del montaje de la impresora León3D. En la próxima entrega montarás la fuente de alimentación y el “cerebro” que la dotará de vida. En ese punto ya sólo nos faltará calibrarla y empezar a imprimir ¡que ya va apeteciendo!

3 Responses to Cómo montar una impresora 3D. Parte 4: Cableado

  1. NEFRON 2 Agosto, 2014 at 10:41 #

    Fantástico trabajo!\r\n\r\nHas conseguido hacer que parezca simple una parte tan enrevesada del montaje que me he sorprendido, mucho. Plas, plas (aplausos).\r\n\r\nLo que he detectado es que el montaje de la cama sobre el soporte es un poco diferente. En el kit de mi hermano la cama está sujeta utilizando un sistema de tornillo de cabeza allen y un muelle en cada esquina, que ayudan al ajuste de la posición de la cama.\r\n\r\nLo dicho, claro y detallado, genial.\r\n\r\nSaludos!

  2. misan 15 Septiembre, 2014 at 18:29 #

    Excelente trabajo. El único pero es que habéis montado las piezas superiores del eje Z al revés, lo que le resta algo más de un centímetro de recorrido a ese eje.

    • Marcos Sagrado
      Marcos Sagrado 18 Septiembre, 2014 at 17:17 #

      Hola misan,\n\n ja, ja. No me di cuenta. Me pareció que así la sujeción era más firme. Pero tienes razón, del modo que propones se gana recorrido en vertical. ¡Lo cambiaré para el próximo artículo de impresión 3D! (para que el queda muy, muy poco).

Deja un comentario