ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Localiza tus objetos importantes con TrackR Bravo

En esta era de teléfonos inteligentes y aplicaciones móviles, no debemos olvidarnos de que hay otro montón de objetos cotidianos que resultan tan importantes o más que los primeros. Y es que resulta sencillo llamarnos, desde un teléfono fijo o desde otro móvil, para localizar dónde hemos dejado nuestro móvil, pero no ocurre los mismo con las llaves, la cartera, el bolso, o incluso por dónde anda nuestra mascota. Y ahí es donde entra un útil dispositivo como TrackR Bravo.

trackr-copia

Se trata de un elemento compacto y ligero, como una moneda grande (con un diámetro de 30 mm y un grosor de 3,5 mm) algo mayor que una moneda de 2 €, y un peso de apenas 5 gramos, que se enlaza mediante una aplicación con nuestro móvil y facilita el seguimiento y localización del objeto al que hayamos acoplado el TrackR Bravo. El enlace de baja potencia entre ambos, el móvil y el dispositivo, hace que se mantenga controlada la distancia entre ambos, lo que facilita mantener el dispositivo, y donde se haya colocado, siempre en alcance. Y, si no es así, ser avisado. Esto permite que sea sencillo localizar, por ejemplo, las llaves, que han quedado ocultas bajo un papel en la mesa, o debajo de un mueble. La aplicación nos indica la situación aproximada, con posicionamiento GPS, y si está en alcance, la distancia al localizador y tiene incluso capacidad para hacer que el TrackR se ponga a zumbar, de manera que, aunque no lo veamos, seamos capaces de localizarlo por el sonido. En caso de estar fuera de alcance, la aplicación indica la posición del último contacto registrado con nuestro móvil. O incluso, como se comentará más adelante, gracias al móvil de otros usuarios de la misma aplicación.

De forma muy hábil, el dispositivo también realiza la función inversa: localizar nuestro móvil, sin necesidad de hacer una llamada. Y, lo mejor de esto es que es capaz de hacerlo, incluso si tenemos el móvil en modo silencio. Como no es una llamada, la “alerta” de TrackR a la aplicación en el móvil lanza un aviso sonoro, y de vibración, que nos facilitará localizar el móvil. Una funcionalidad particularmente útil, cuando el terminal se ha “escondido”, en el sofá, bajo el asiento del coche, en un bolso, o en el bolsillo de una chaqueta o un abrigo. Seguro que más uno se ha vuelto loco buscando su móvil, hasta encontrarlo en el sitio más insospechado, y maldiciendo por el tiempo perdido en el proceso.

https://www.youtube.com/watch?v=LIMe8cvidGg&feature=youtu.be

Más sencillo todavía es activar la alerta de separación para que el móvil te avise de que te estás separando de tus llaves, o tu mascota se ha ido fuera de alcance. Y, de forma inteligente, también hay un ajuste que te permite definir un “área segura”, como tu casa, en base a desactivar estas alertas de separación cuando estás en el radio de acción de una, o varias, Wifi denominadas seguras, como la de casa o la del trabajo. De esta forma te garantizas una alerta si te dejas las llaves en el comedor del bar, pero no te da la lata cada vez que vas al servicio en la oficina.

En cuanto a la parte técnica, TrackR Bravo funciona mediante Bluetooth 4.0 de bajo consumo, BLE (Bluetooth Low Energy) con el cual ofrece un alcance de unos 30 metros. Se alimenta con una compacta pila CR1616 de 3 voltios, que le proporciona una autonomía cercana a un año, gracias a que Bluetooth BLE consume unas 50 veces que el convencional. La propia App es capaz de indicar el nivel de batería, con lo cual se dispone de un amplio margen para cambiarla antes de que se agote. La App de TrackR funciona tanto en iOS, versión 8 o superior, y Android 4.4 o posterior con BLE. El geoposicionamiento se logra mediante el GPS del móvil y su enlace con el dispositivo, más el envío de esta información al servidor de TrackR.

poner-nombre

La puesta en marcha es notablemente sencilla y se realiza en apenas unos pocos minutos. Basta lanzar la aplicación, y, siguiendo las indicaciones en pantalla, nombrar el dispositivo para, a continuación, realizar el emparejamiento pulsando el botón sobre el TrackR. Un solo TrackR Bravo admite ser enlazado a varios móviles, por ejemplo, para que varios componentes de la familia tengan controladas las llaves del coche, así como en nuestro móvil acepte varios dispositivos. Que se diferencian por el nombre distintivo asignado a cada elemento. Y nuestro móvil es capaz de estar asociado a varios dispositivos, para así diferenciar la situación de las llaves de casa, las del coche, la bicicleta, la mascota, o cualquier otro objeto que deseamos tener bajo control.

Funcionamiento social

Una de las habilidades de TrackR es su funcionamiento como integrante, silencioso, de una red social, que el fabricante denomina como GPS de multitudes. Dado el corto alcance del dispositivo, su localización sería inútil mediante Bluetooth si estamos fuera del radio de acción, es decir, más lejos de unos 30 metros. Y aquí es donde entra el funcionamiento la red social. El dispositivo, nuestro dispositivo, es capaz de enlazar con la App de cualquier otro usuario y así comunicar vía el otro móvil su posición GPA actual a los servidores de TrackR. Esto se hace de forma transparente y anónima. Es decir, el usuario que no es propietario de un TrackR en particular envía la posición de cualquier otro TrackR (si éste no está en alcance con el móvil de su propietario), pero sin ser informado del elemento detectado. Por su parte, el propietario recibe una notificación en su App de que su dispositivo ha sido localizado cerca de una posición GPS determinada, pero sin referencia a quién ha emitido esa información. De hecho, al activar la App, se indica cuántos dispositivos hay en el vecindario, basado en la posición GPS actual. Así que es buena idea hacer la activación inicial en casa, al menos para conocer cuántos TrackR hay en las cercanías. O ir a la página web y, en el mapa interactivo (al final de esta página), conocer de forma aproximada el número de dispositivos en nuestro entorno. Como se aprecia, hay un elevado número de elementos ya desplegados y activos en Madrid, fundamentalmente en grandes ciudades y núcleos urbanos.

geo-busca

En caso de activar el modo de búsqueda del dispositivo desde nuestro móvil, la aplicación recibirá la posición actual, o última detectada más bien, situada en el mapa. Con lo que podremos acercarnos a la zona hasta entrar en alcance directo y así localizar nuestro TrackR, y el elemento, como llaves, cartera, bolso o incluso una bicicleta o un coche. La ventaja es que el dispositivo es tan pequeño que resulta fácil ocultarlo en alguno de estos elementos, o añadirlo al llavero. Como cada elemento TrackR tiene un código único, podrá disponer de varios, uno con las llaves de casa, otro para las del coche, uno más en la bici y así ver selectivamente dónde está cada uno.

Adicionalmente hay opciones para grabar el elemento (unos 10$ adicionales), por ejemplo, con el número de contacto para que alguna persona honrada devuelva el elemento, o nos informe del paradero de nuestra mascota. O una opción de sujeción, tipo mosquetón, para sujetar al collar de nuestra mascota, incluso una funda resistente al agua, para aguantar las eventuales salpicaduras y chapuzones de algunas mascotas. Para facilitar este componente social, sobre todo entre vecinos, hay un sistema de descuentos por cantidad que hace que, desde su página web, si se compran cuatro unidades te regalan otras seis (hace unos días eran cuatro), con lo cual sale como a mitad de precio, o si compras tres te regalan otros dos. En España se distribuye a través de las tiendas del El Corte Inglés, con un precio unitario de 29,99 euros y está disponible en tres colores: metálico, azul, negro y rosa.

mapa-track

No comments yet.

Deja un comentario