ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El éxito de Bitcoin se basa en este sistema, con múltiples aplicaciones todavía por desarrollar

Blockchain, la tecnología que hace posible Bitcoin

Es la palabra de moda. Esta innovación, introducida como parte del protocolo Bitcoin, es clave en el funcionamiento de criptomonedas y también de otros servicios distribuidos que ya existen o que están en proyecto. De hecho, para algunos analistas, lo verdaderamente importante de Bitcoin no es la propia moneda, sino el haber resuelto el problema de certificar la información distribuida por miles de nodos. En este artículo damos respuesta a dos preguntas: ¿qué es blockchain? y ¿por qué es tan importante?

¿Qué es un blockchain?

Podemos pensar en blockchain como en una base de datos. Al igual que estas, almacena información que puede ser consultada y modificada, sin embargo, la forma de interactuar con estos datos es muy diferente. En una base de datos convencional, la información está centralizada en alguna medida. Hay un número limitado de servidores, que puede ser uno solo, y que, en cualquier caso, la veracidad de la información depende de un solo punto.

El modelo de blockchain, sin embargo, es distribuido. Esto quiere decir que hay un gran número de copias de la base de datos que se sincronizan. Cualquiera puede conectarse a la red y alojar una copia del blockchain y esta tiene la misma validez que la de cualquier otra copia.

Esto no quiere decir que alguien pueda alojar su propia copia de la base de datos y modificarla según sus intereses. La fortaleza de esta forma de alojar la información es que, para que esta sea válida, tiene que haber un consenso en la red. Esto previene uno de los grandes problemas que puede presentar una criptomoneda, que se dupliquen los usos que se hace de ella. El blockchain de Bitcoin almacena todas las operaciones llevadas a cabo con cada moneda. Cuando se realiza una operación, se añade la información sobre la transacción al blockchain y se difunde por la red. Pero, ¿qué sucede si durante los minutos que tarda en difundirse el usuario vuelve a utilizar el mismo bitcoin?

Con el sistema introducido en Bitcoin, para que un dato sea válido debe distribuirse por toda la red de nodos, de manera que se pueda comprobar que el dato es correcto en cualquiera de ellos. Si se producen varias operaciones antes de que se valide la primera de ellas, será la que consiga mayor difusión (la mitad más uno de los nodos) la que se imponga y pase a formar parte del blockchain. Todas las demás se rechazarán, de modo que se evita el posible fraude.

Para asegurarse de que un atacante no intenta saturar la red mediante la emisión de actualizaciones a gran velocidad, se utiliza lo que se denomina una “prueba de trabajo”, es decir, las transacciones implican una serie de operaciones relativamente complejas que impiden que se produzcan a mayor velocidad de la deseable.

En el caso de Bitcoin, además, no toda la información es modificable por cualquiera: una parte de la información (las claves privadas) son propias de cada usuario, lo que evita que cualquiera pueda utilizar los bitcoins de otra persona. Aunque el blockchain es público, no toda la información está a la vista. Sólo la necesaria para acreditar, mediante un sistema de cifrado, que la información y quien la utiliza son legítimos.

¿Por qué es tan importante el blockchain?

La primera y principal razón es que, como hemos visto, la forma en que está diseñado el blockchain de Bitcoin garantiza la integridad de los datos. Todos los nodos de la red mantienen una copia idéntica de la base de datos que recoge las transacciones efectuadas con cada bitcoin mediante un sistema que, además, es a prueba de manipulaciones.

Esto tiene aplicaciones en otros sectores, más allá de la multitud de criptomonedas que ha ido apareciendo, generalmente basadas en el protocolo Bitcoin y con pocas o ninguna diferencia con el original. Entre las aplicaciones que se espera que tenga la tecnología blockchain están las siguientes:

  • Financieras: transferencias y pagos, servicios de crowdfunding, etc.
  • Servicios vinculantes: verificación de identidad, certificados de propiedad, sistemas de votación…
  • Contratos inteligentes: pagos de salarios, incentivos, cobro de royalties, sistemas de escrow, etc.
  • Sistemas de organización descentralizada: transportes, envíos, almacenamiento online, servicios de salud y otros.

En todas estas potenciales aplicaciones, algunas de ellas ya en práctica, blockchain permite tener un sistema distribuido en el que la seguridad de los datos no depende de un solo elemento de certificación. Entre las aplicaciones que ya están en marcha destaca Stem, un sistema que pretende revolucionar la industria musical, mediante un sistema de blockchain que registra el uso de los archivos musicales con el fin de que los creadores gestionen el cobro de sus derechos de autor. La startup que está desarrollando el proyecto es una de las “joyas” del momento, por lo que está recibiendo bastante financiación. Además, empresas más convencionales están estudiando la forma en que esta tecnología puede servirles de ayuda.

No comments yet.

Deja un comentario