" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Cómo configurar tablets y smartphones con iOS, Android, Windows Phone y Windows 8

Cómo conseguir tablets y smartphones a prueba de niños

A los niños les fascina la tecnología. Esto es un hecho. Basta con que un smartphone o un tablet caigan en sus manos para que se pasen horas y horas ensimismados con un juego, una aplicación o, simplemente, explorando el contenido del dispositivo. Los padres saben que lo ideal sería esperar a que los pequeños creciesen un poco para que empezasen a experimentar con ellos, pero la realidad es muy distinta. En cuanto los peques crecen lo suficiente como para interesarse por lo que les rodea, los aparatos electrónicos del resto de miembros de la familia pasan a formar parte de su paquete de juguetes favoritos, y poco se puede hacer por evitarlo. Según el estudio EU Kids Online III, llevado a cabo en varios paises europeos, entre ellos España, sobre el uso que los niños de cero a ocho años hacen de Internet, se pone de manifiesto que los niños comienzan a acceder a la Red a edades cada vez más tempranas.

En dicho estudio también se afirma que los que están en edad preescolar, o incluso más pequeños, tienen a utilizar dispositivos conectados a Internet, sobre todo tablets y smartphones, cada vez con mayor frecuencia. Como consecuencia, ya hay niños navegando por la Red cuando, debido a su edad, no son conscientes de los peligros que les acechan, ni tienen las habilidades sociales necesarias para detectarlos.

Generalmente, los niños sólo quieren jugar y pasar un buen rato viendo vídeos y películas, o visitar páginas web con contenidos específicos para ellos, tanto educativos como de ocio. Por tanto, estos dispositivos, bien utilizados, pueden servir para estimularles y contribuir a su desarrollo motor y a su aprendizaje. Pero también tienen su lado oscuro: acceso a webs no apropiadas para menores, borrado de aplicaciones y archivos por error, compras dentro de determinadas apps que los niños no identifican como tales, etc. En definitiva: problemas.

los niños comienzan a acceder a la red cada vez más pronto

Lo ideal sería que los más pequeños utilizasen tablets y smartphones mientras son supervisados por un adulto, para evitar que accedan a webs no recomendable o engorden la cuenta a cargar en la tarjeta de crédito a base de comprar juegos y apps. Pero no siempre hay tiempo para ello y, a medida que se hacen mayores, los niños quieren tener cierto grado de intimidad mientras juegan. ¿Cómo evitar entonces que logren acceder a las apps, actividades y archivos que los padres no quieran, o que puedan comprar aplicaciones en la tienda de correspondiente o dentro de una app?

Lo mejor para evitar problemas es utilizar las funciones de protección y control parental que los desarrolladores de sistemas operativos para dispositivos portátiles van incluyendo en ellos. En la actualidad todos los sistemas operativos con cierta presencia en dispositivos móviles, como iOS, Android, Windows 8.0 y 8.1 o Phone, integran mecanismos para que los padres decidan qué es lo que pueden hacer los niños cuando utilizan el tablet o el teléfono. Así, los niños pueden disfrutar sin tener a sus padres vigilando sus actos continuamente, y los padres pueden estar seguros de que sus hijos no realizan ninguna actividad inapropiada para ellos y de que sus datos y apps importantes no corren peligro.

Seguridad en dispositivos con iOS: restricción de apps y contenidos

El sistema operativo iOS cuenta con unas restricciones de seguridad que impide el uso de ciertas apps o bloquea determinadas acciones, como las compras dentro de las aplicaciones. Gracias a él se evita, por tanto, que los niños utilicen apps no apropiadas para ellos y que dejen temblando la tarjeta de crédito a base de cargos por hacer compras mientras juegan, aunque sea de forma inadvertida. Estas medidas, presentes tanto en el sistema operativo del iPad y del IPhone como en el del iPod Touch, se pueden configurar de forma muy sencilla. Para acceder a ellas sólo hay que abrir la app Ajustes y, después, seleccionar General en la lista de opciones que aparece.

Acto seguido hay que desplazarse hacia abajo por la lista de opciones y dar un toque en la denominada Restricciones. Antes de nada, hay que activarlas ya que, como se aprecia, todas las apps y actividades que se pueden restringir están, por defecto, deshabilitadas. Basta un toque en el botón Activar restricciones para que se pueda acceder a ellas y configurarlas. Eso sí, antes hay que introducir un código numérico de cuatro dígitos para evitar que cualquiera pueda cambiar los ajustes y eliminar las restricciones que le molesten.

Es aconsejable utilizar uno distinto al empleado para bloquear el acceso al teléfono. Los niños tendrán así más dificultades para saltarse las medidas de protección, puesto que aunque lograsen adivinar la combinación de números que da acceso al dispositivo, se toparán con otro cuando intenten dejar sin efecto, por ejemplo, la restricción que les impide realizar compras in-app. Tras repetir el código elegido, se regresa a la pantalla de las restricciones. Las acciones y apps que se pueden restringir están divididas en varias zonas. En la primera de ellas, denominada Permitir, se encuentran varias apps propias del sistema: el navegador web Safari, la cámara, FaceTime, iTunes, la app de la tienda de libros electrónicos de Apple iBookStore y Siri.

Las restricciones que iOS dispone para la web permiten bloquear el acceso a determinadas páginasLas restricciones que iOS dispone para la web permiten bloquear el acceso a determinadas páginas

En versiones anteriores a la 6 también existe la posibilidad de bloquear el acceso a la app de YouTube, pero dado que con la 6 YouTube ha desaparecido de las apps integradas por defecto en el sistema y es una aplicación de terceros (Google), ya no figura en el menú de restricción de apps de iOS. Lo más interesante de este punto, y lo más adecuado para evitar que los niños compren apps o que puedan borrar algunas, es desactivar las opciones Instalar aplicaciones y Eliminar aplicaciones. Sólo con esto, ambos problemas quedan resueltos. Si restringes el acceso a iTunes e iBookstore, evitarás que puedan comprar canciones y libros. De no hacerlo, un niño aficionado a la lectura o la música que sepa la contraseña de la cuenta de usuario de sus padres puede causarles un descalabro económico considerable.

ios permite desactivar las compras dentro de las apps

También puede resultar interesante restringir el acceso a Siri, así como a la cámara del dispositivo, y en caso de que no se desee que los niños puedan visitar páginas web, al navegador. Tras terminar de ajustar las restricciones de las apps de iOS y las acciones que se pueden llevar a cabo con ellos, toca fijar la atención en el segundo grupo de elementos presentes en la zona Restricciones: el contenido permitido. El primer paso que hay que dar en este grupo es seleccionar el país cuyo sistema de calificación para películas, libros o programas quieres utilizar. En nuestro caso, España. Para ello basta dar un toque en la entrada Puntuaciones para y elegirlo.

Tras esto, toca elegir si deseas permitir la reproducción de música y podcast con contenidos clasificados como explícitos, esto es, con letras y temáticas no aptas para menores de edad. Acto seguido puedes decidir qué tipo de películas y libros quieres que se puedan reproducir en el dispositivo portátil, así como si quieres que los niños puedan ver o no programas de televisión. Una vez ajustadas las restricciones de estos elementos, llega la hora de hacer lo propio con las aplicaciones.

Si no quieres que los niños puedan hacer compras dentro de las aplicaciones que les permitas utilizar, hay que desactivar la opción Compras integradas, que viene activada por defecto. También es aconsejable seleccionar, en la entrada Aplicaciones, las apps que quieres que puedan utilizarse en función de la calificación por edades que tengan.

La desactivación de las compras integradas evitará más de un susto al ver el extracto de la tarjeta de créditoLa desactivación de las compras integradas evitará más de un susto al ver el extracto de la tarjeta de crédito

Por ejemplo, si en este apartado se selecciona 4+ y 9+ como permitidas, el dispositivo en el que se aplicará esta restricción sólo mostrará y permitirá ejecutar las apps que tengan la calificación de adecuadas para niños mayores de cuatro años y de nueve años. Las que estén catalogadas como aptas para mayores de doce y diecisiete años no sólo no se mostrarán, sino que desaparecerán de la pantalla del dispositivo. Eso sí, no se desinstalarán, sino que estarán ocultas hasta que se eliminen las restricciones correspondientes.

El tercer grupo de la zona Restricciones, presente sólo desde la versión 6 de iOS, está relacionado con la privacidad. Si el propietario del dispositivo así lo decide, puede impedir que las apps instaladas o utilizadas por los niños puedan utilizar datos como la localización del dispositivo, los contactos, los calendarios o los recordatorios almacenados en él. Incluso se puede evitar que ciertas apps puedan utilizar las fotografías que contenga, bloquear la compartición de contenidos por Bluetooth o su publicación en redes sociales, como Twitter o Facebook. No sólo eso, sino que también puedes decidir si quieres que los niños vean o no mensajes publicitarios.

También se pueden evitar los cambios en las cuentas de usuario, correos o calendarios, para lo que hay que elegir la opción apropiada en Cuentas. Por último, si los niños utilizan juegos del Game Center de Apple, se puede evitar que jueguen con títulos multijugador o que añadan amigos.

Modo Acceso Guiado en iOS

Una de las principales novedades de iOS que trajo su versión 6 en cuanto a la seguridad es el modo Acceso Guiado. Gracias a él, y tras activarlo, se puede hacer que el dispositivo se mantenga abierto en una app determinada, y que no se pueda salir de ella a menos que se introduzca un código determinado. Para activarla, tras acceder a la zona General de la app Ajustes, basta con dar un toque en Accesibilidad y otro en Acceso Guiado. Una vez hecho esto, basta con mover el regulador del mismo nombre hacia la derecha, escribir el código numérico que permitirá la salida de una app cuando se entre en modo guiado y salir de la app Ajustes.

Una vez activado, bastan tres toques en la app que quieras fijar para entrar en el Modo GuiadoUna vez activado, bastan tres toques en la app que quieras fijar para entrar en el Modo Guiado

A partir de ese momento, poner en marcha ese modo para que el dispositivo se quede con una app en concreto en pantalla es un proceso muy sencillo. En primer lugar hay que abrir el programa que se desea que use el niño. Ya con él en pantalla, basta con pulsar tres veces el botón inicio y, cuando aparezcan las opciones de accesibilidad, dar un toque en la denominada Acceso Guiado. Por último, hay que elegir las acciones que sí podrán realizarse con la app y pulsar Siguiente. El dispositivo queda a partir de ese momento bloqueado en la app que está en pantalla.

Como es lógico, cuando el niño deje de usar el dispositivo, hay que salir del modo Acceso guiado para poder utilizar todas sus apps con normalidad. Para ello basta con dar otros tres toques en el botón Inicio y escribir el código numérico elegido para salir de él. Si se introduce correctamente, se podrá salir de la app de inmediato.

Bloquea webs inapropiadas en iOS 7

Con la cantidad de novedades incluidas en la versión más reciente de iOS, las relacionadas con el control parental pueden pasar desapercibidas, dado que, de hecho, no son muchas. Pero seguro que los padres las agradecen, puesto que con iOS 7 lo tienen más sencillo a la hora de bloquear el acceso a determinadas páginas web. Para ajustar al configuración de esta nueva función sólo hay que abrir la app Ajustes y dar después un toque, sucesivamente, en las opciones General y Restricciones (deben estar habilitadas previamente para poder activar esta función). Escribe el código de acceso a la pantalla de restricciones y busca en ella la entrada Contenido permitido.

Entre los elementos de dicha lista hay uno denominado Sitios web. Da un toque en él para acceder a sus opciones. Son las siguientes: Todos los sitios web, la que está activada por defecto; Limitar contenido para adultos, con lo que evitarás que niños y adolescentes puedan abrir páginas con contenido para adultos; o Sólo determinados sitios web. Esta última opción, la más restricitiva de las tres, sólo permitirá el acceso a las páginas web que autorices específicamente. Para agregarlas una a una a la lista, basta con dar un toque en la entrada Añadir un sitio web y escribir su URL. En definitiva, si ajustas esta nueva función al milímetro, tus hijos no podrán abrir webs con contenido inapropiado para ellos.

Opciones de seguridad en Android

Seguridad y control en versiones de Android anteriores a la 4.2

Las opciones de seguridad en versiones de Android anteriores a la 4.2 son limitadas. Sólo puedes prohibir las compras de y en apps, limitar el nivel de madurez de las aplicaciones que pueden instalarse y prohibir que se descarguen e instalen apps fuera de la tienda Play. Para limitar las compras, tanto en la tienda de Google como in-app sólo hay que abrir la app de la tienda Play y, en la lista de opciones que aparece al hacer clic en el icono que representa tres puntos de la parte superior derecha de la pantalla, elige Ajustes. Lo siguiente es buscar la zona Controles de usuario y activar la opción Usar contraseña (o PIN) para restringir compras. Tras hacerlo, comunica al sistema la palabra clave que deseas utilizar para evitar que quien no la sepa pueda instalar apps o hacer compras dentro de las ya instaladas.

En la misma zona está la opción Filtro de contenido. Si das un toque en ella aparece una lista, en la que puedes gestionar qué apps deseas que puedan utilizarse en el equipo en función de su grado de madurez. Después toca bloquear la descarga de apps que no estén en la tienda Play. Abre la app Ajustes y selecciona su entrada Seguridad. Luego, en la zona Administración de dispositivos, desactiva Orígenes desconocidos. Ya está.

Una de las asignaturas pendientes del sistema operativo Android hasta hace poco tiempo eran las opciones de control parental, ya que hasta su versión 4.2 las opciones disponibles para ajustar las funciones, apps y opciones a las que tenían acceso todos los usuarios de un smartphone o un tablet con Android eran más bien escasas. Se limitaban a la posibilidad de proteger las compras in-app mediante una contraseña, a poder impedir la descarga e instalación de aplicaciones fuera de la tienda Play y a restringir su instalación en función de su nivel de madurez. Poca protección frente a los niños, que se las saben todas a la hora de manejar dispositivos electrónicos.

Con la llegada de Android 4.2 llego la posibilidad de crear perfiles de usuario, y la 4.3 trajo los perfiles restringidos, perfectos para crear un entorno específico para niños. Lo malo es que estas funciones sólo están disponibles para tablets, por lo que si los peques utilizan un teléfono con Android para entretenerse, poco se puede hacer por ahora para evitar que los niños puedan acceder a contenidos que no sean apropiados para ellos.

Sólo se pueden crear perfiles de usuario para Android en tabletsSólo se pueden crear perfiles de usuario para Android en tablets

En Google tienen sus razones para ello, ya que piensan que un smartphone es un dispositivo de uso más personal que un tablet, que invita más a ser compartido por varios miembros de una familia. La realidad es que cada vez más usuarios de móviles con Android dejan que sus hijos utilicen el teléfono en sus ratos de ocio, por lo que pueden tener una sorpresa desagradable si sus pequeños deciden enredar con las apps instaladas en él. Esperemos que Google incorporar un sistema de control del uso que cada persona que tiene acceso al smartphone hace de él.

Perfiles de usuario en Android

Pero veamos cómo se pueden configurar perfiles de usuario, tanto restringidos como no, en un tablet con Android. Lo primero que hay que hacer para acceder a sus opciones de configuración es abrir la app Ajustes. Acto seguido busca la entrada Usuarios entre las opciones que aparecen y da un toque en su nombre. Los perfiles creados hasta el momento (por ahora sólo habrá uno, el del propietario del tablet) surgirán en unos instantes. Para crear uno nuevo hay que seleccionar la opción Añadir usuario o perfil. Para empezar veremos cómo crear un perfil de usuario estándar, que puede utilizarse para crear cuentas a familiares adultos o adolescentes que ya tengan suficiente madurez y responsabilidad como para utilizar el tablet sin los peligros que puede sufrir cuando cae en manos de los más pequeños.

Para crear un perfil de este tipo hay que seleccionar la entrada Usuario. Aparecerá entonces una pantalla en la que se informa de que cuando el nuevo usuario que acabas de crear acceda a su perfil, deberá seguir un proceso para configurar su perfil. Una de sus particularidades reside en que no contará con acceso a ninguna de las apps que el propietario del tablet tuviese instaladas.

Se pueden crear distintos tipos de perfiles, en función de la edad o nivel de acceso que quieras dar a cada niñoEn tablets, Android deja crear perfiles convencionales, sin acceso a las apps del propietario, o limitados, con más restricciones.

 

Así pues, una vez completado su proceso de configuración, deberá acceder a la tienda Play para seleccionar las que necesite. Eso sí, si elige alguna de las que ya estuviesen instaladas en el equipo, no se instalarán de nuevo, sino que se activarán para su uso con ese perfil. Un sistema muy cómodo y útil para evitar que cualquier usuario del tablet pueda acceder a datos confidenciales y a determinadas aplicaciones.

Una vez creados los perfiles necesarios, el cambio de uno a otro es muy rápido, y cada usuario debe decidir si protege el acceso a su perfil y mediante qué sistema. Por ejemplo, mediante la escritura de un código numérico previamente seleccionado. Eso sí, para cambiar de perfil hay que pasar necesariamente por la pantalla de bloqueo del sistema. Sin duda, es un inconveniente, pero tan ligero que apenas resta unos segundos de tiempo.

Por qué no se pueden crear perfiles en smartphones con android 4.2 o 4.3

Al ver la diferencia entre las opciones de control que permite Android en tablets y en smartphones, la pregunta es clara ¿Por qué Google no ha dotado a la versión para smartphones de Android 4.2 y 4.3 de la posibilidad de crear perfiles de usuario o restringidos? Hace unas semanas, un usuario que lo preguntaba en Reddit, recibió una contestación a su pregunta por parte de Dan Morril, un ingeniero de Google. En ella, Morril decía lo siguiente:

“Porque no está claro cómo debería funcionar en un teléfono, especialmente con SMS y llamadas. Supón que tienes un móvil con varios perfiles y lo está usando otro cuando entra una llamada ¿Quién la puede coger? ¿Se la pasarías al usuario actual o sólo puede responder el dueño? Si sólo pudiese responder este último, ¿sonaría mientras lo maneje un segundo usuario? Peor aún, puede que un padre pierda una llamada de su jefe cuando su hijo está jugando a Angry Birds Otro dato a considerar es el historial de llamadas ¿Debería aparecer quién estaba activo ese momento, sólo el dueño o ambos?”

Como se ve en la respuesta, el principal motivo por el que Android no permite la creación de perfiles de usuario es por la incertidumbre a la hora de gestionar llamadas y SMS.

Cuando el tablet lo utilizan niños pequeños no es suficiente con crear un perfil de usuario distinto al del propietario. Si eres uno de los afortunados que ya tienen la versión 4.3 de Android en su dispositivo, podrás crear perfiles de usuario restringidos, que cuentan con un nivel de seguridad y bloqueo de elementos muy superior al de los perfiles de usuario estándar. Así, por ejemplo, el propietario (administrador) del dispositivo podrá ajustar al milímetro qué apps y actividades permite en cada perfil restringido.

el perfil de usuario restringido no deja acceder a google play

Además, desde este tipo de cuenta no se puede acceder a Google Play ni tampoco realizar ninguna compra en el resto de apps relacionadas con dicha tienda: Play Music, Play Books, Play Movies o Play Games. Lo que sí podrán hacer los usuarios de un perfil restringido es acceder a contenido adquirido por el administrador del dispositivo a través de dichas apps, siempre y cuando haya sido autorizado previamente. Vamos a ver las posibilidades que ofrece a los padres un perfil restringido para evitar que sus hijos tengan acceso a apps y elementos no adecuados para ellos.

En primer lugar, hay que acceder a las opciones de creación de un nuevo perfil, un proceso muy rápido y sencillo, al que se accede mediante unos cuantos clicks en la app Ajustes y después en Usuarios y Añadir usuario o perfil. En esta ocasión hay que elegir la opción Perfil limitado en el cuadro que surge.

Verás entonces una nueva pantalla. En su parte superior figura el nombre que tiene por ahora el perfil que acabas de crear: Perfil nuevo. Para darle un nombre toca le icono que hay a su derecha y escribe el nombre que quieras darle. Tras pulsar Aceptar, toca el icono situado a la derecha de la entrada Ajustes y decide si quieres permitir o no que las apps que autorices puedan utilizar tu ubicación. Una vez hecho esto, toca echar un vistazo a la lista de las apps que están instaladas en el equipo. Por defecto están todas desactivadas, y habrá que dar un toque en cada una de las que quieras que los niños puedan utilizar. Al hacerlo se activarán, y su regulador cambiará, mostrando un Sí, en lugar de un No.

Hay que activar las apps que pueden utilizarse en cada perfil restringido que creesHay que activar las apps que pueden utilizarse en cada perfil restringido que crees

Como verás, algunas de las aplicaciones que hay en la lista están acompañadas por un mensaje, en el que se informa de que no se pueden utilizar. Es el caso de diversos servicios de almacenamiento online, como Dropbox (aunque sí se puede usar Box si el administrador del tablet así lo decide), o Meetup. Lo mismo sucede con varias aplicaciones de Google preinstaladas en Android por defecto. En este grupo están Calendario, Correo, Fotos de Google+, Gmail, Google+, Hangouts o Política de dispositivos. Hay otras cuya activación está ligada a la de otros elementos. Por ejemplo, la Galería (no se puede acceder a ella si no se activa antes la cámara) o Google, que no se activa si la Búsqueda por voz está deshabilitada.

En el caso de otras utilidades, como Google Currents, Play Books, Games, Movies o Music, el sistema te informa de que pueden acceder a tus cuentas, para que lo tengas en cuenta antes de decidir si activarlas o no. Cuando termines de ajustar los perfiles de usuario, cierra la app Ajustes. A partir de entonces ya no tendrás que preocuparte por las apps que usan tus hijos ni por la cuenta de la tienda Play pendiente en tu tarjeta de crédito.

Windows Phone 8 y su zona infantil

Hace ya tiempo que el control parental comenzó a ser una de las preocupaciones de Microsoft. Por eso, su sistema operativo Windows Phone 8 cuenta con una zona específica para configurar lo que los más pequeños de la casa pueden y no hacer con el smartphone de sus padres. Se llama Rincón infantil, y acceder a ella es muy rápido y sencillo. Desde la pantalla principal del teléfono hay que deslizar un dedo hacia la izquierda para que se muestre la lista con las apps y elementos destacados del sistema. Busca la entrada Configuración y da un toque en ella.

El punto de acceso al Rincón infantil está entre sus opciones. Por defecto aparece como desactivado, y hay que ajustar su configuración para que entre en funcionamiento. Sólo un toque sobre su nombre y aparecerá una pantalla con una descripción de las funciones y opciones que puedes ajustar en esta área. Tras pulsar su botón Siguiente se ve la lista de elementos a configurar. Puedes controlar la ejecución y visión de cuatro tipos de contenidos del teléfono: Juegos, Música, Vídeos y Aplicaciones. S

ólo aparecerán activados los que cuenten con al menos un elemento almacenado o instalado en el teléfono. Basta con tocar el enlace Agregar que hay bajo el nombre de la categoría que se decida configurar para acceder a una lista de elementos de su tipo presentes en el móvil. Por ejemplo, Aplicaciones.

El Rincón Infantil de Windows Phone deja configurar los elementos del móvil que los niños pueden usar o noEl Rincón Infantil de Windows Phone deja configurar los elementos del móvil que los niños pueden usar o no

Par seleccionar las apps que sí quieres que puedan utilizar los niños que van a tener acceso al teléfono basta con dar un toque en el interior del cuadro vacío que hay a la izquierda de todas las que quieras permitir.

Al terminar, un toque en el círculo de la parte inferior de la pantalla con el signo de activación y regresarás de nuevo a la pantalla de selección de elementos a configurar. Cuando hayas terminado de elegir lo que pueden ver los peques, un toque en el botón Siguiente continúa con el proceso de configuración.

En esta ocasión toca elegir una contraseña para la pantalla de bloqueo, con lo que podrás evitar que alguien que la desconozca tenga acceso a su contenido o pueda utilizarlo. Pulsa Establecer contraseña, escribe dos veces el código numérico que quieras dos veces en la siguiente pantalla y da un toque en listo cuando termines. El sistema te informará de que el Rincón infantil ya está listo y configurado. Pulsa Finalizar para regresar a la pantalla principal del móvil.

Con el rincón infantil, los padres pueden decidir a qué aplicaciones del teléfono pueden tener acceso los niñosCon el rincón infantil, los padres pueden decidir a qué aplicaciones del teléfono pueden tener acceso los niños

A partir de este momento, para acceder al Rincón infantil sólo hay que deslizar un dedo de derecha a izquierda por la pantalla. Después, en la pantalla de inicio del mismo, los niños pueden acceder al contenido que has seleccionado para ellos sólo con desplazar un dedo por la pantalla del smartphone de abajo hacia arriba. La primera vez que lo hagan verán un mensaje en el que se les invita a divertirse y a que, cuando hayan terminado, pulsen el botón Inicio del móvil. De esta forma, saldrán del rincón infantil y regresarán a la pantalla de bloqueo del sistema.

Cuentas con restricciones en tablets con Windows 8

Al igual que sucede en un smartphone con Windows Phone, Microsoft ha dotado a su sistema operativo Windows 8 de un sistema de control parental, con el que los padres pueden controlar y limita el uso que los niños pueden dar a los dispositivos en los que esté instalado. En este caso, en un tablet, puesto que este sistema operativo no sólo puede encontrarse en los PC.

En realidad, las opciones de seguridad para evitar la pérdida de datos cuando los utilizan niños son las mismas con las que cuentan los ordenadores convencionales con dicho sistema operativo. Para acceder a ellas tienes que abrir las opciones de ajuste del equipo, algo tan sencillo como deslizar un dedo de derecha a izquierda en el lado derecho del tablet cuando tengas en pantalla el escritorio del sistema operativo, dar un toque en la opción Configuración y otro en Panel de control. Aparecerá un cuadro con las opciones del Panel de control de Windows. Las que te interesan están en Cuentas de usuario y protección infantil, así que da un toque en su nombre.

En Windows 8 se puede crear una cuenta de invitado o una específica para niñosEn Windows 8 se puede crear una cuenta de invitado o una específica para niños

Una vez llegado a este punto, debes considerar tanto el uso que tus hijos dan al tablet como la protección que quieres dar a la información que tengas guardada en sus archivos y carpetas. Si tienes muchos confidenciales y no quieres que un niño (o alguien que acceda al tablet sin ser su usuario principal) pueda borrarlos por error, puede que te interese activar la cuenta de invitado para que tanto niños como otros a los que prestes el tablet puedan usarlo sin problemas. Da un toque en la entrada Cuentas de usuario y, después, en Administrar otra cuenta.

las opciones de seguridad en windows 8 son las mismas para PC y tablet

Verás que, efectivamente, la cuenta denominada Invitado está deshabilitada, así que toca su nombre y pulsa acto seguido el botón Activar. Al hacerlo, estás creando una cuenta que restringe el acceso a todos los archivos, carpetas o ajustes de configuración del tablet que estén protegidos mediante una contraseña. A partir de ahora, cuando enciendas el tablet aparecerá una lista en pantalla con los nombres de las cuentas creadas, así como la de invitados. En caso de que un menor vaya a utilizar con regularidad el tablet, lo más recomendable es crear una cuenta específica para él y ajustar a continuación el nivel de protección infantil y las restricciones que quieras aplicar a dicha cuenta.

nuevas opciones de control parental en windows 8.1

Windows 8.1 cuenta con muchas novedades, entre las que está la reaparición del botón Inicio en el sistema y las mejoras en las funciones de control parental del sistema. De ellas, la primera resulta evidente nada más comenzar la creación de una nueva cuenta. Ahora, el sistema ofrece por defecto la posibilidad de crear una cuenta para un menor, y pasa a ser el único tipo de cuenta a generar que ofrece opciones de protección infantil. Además, la gestión de la protección infantil para a estar ubicada por completo en la web, lo que permitirá gestionarla y acceder a todas sus funciones desde cualquier equipo.

La opción de control del uso que hacen los niños en la tienda online de Microsoft también ha mejorado, y ya no sólo permite ajustar los juegos que descargan los niños, sino también otro tipo de aplicaciones.

Además, en los informes de actividad se puede acceder de forma independiente a lo que hacen los niños con el PC y a las páginas web que visitan.

Para abrir una nueva cuenta de usuario del tablet, desliza un dedo de derecha a izquierda desde el lado derecho de la pantalla, da un toque en Configuración y otro en el enlace Cambiar configuración de PC. Las opciones de ajuste del tablet aparecerán en pantalla. Las que te interesan están en la categoría Usuarios. En concreto, en su zona Otros usuarios. En ella pulsa Agregar un usuario. En unos segundos aparece el asistente de creación de una cuenta. En su primera pantalla tienes la opción de dar la dirección de correo electrónico que la persona a la que quieres crear la cuenta utilizaría para usar sesión en el equipo. Pero esa no es la única que tienes. Si no quieres usar un email para ello, toca el enlace Iniciar sesión sin una cuenta Microsoft.

Es entonces cuando aparecen las dos opciones de que dispones para añadir un usuario al sistema: Cuenta Microsoft (la que acabamos de ver) y Cuenta local. La diferencia entre ambas es bastante grande: la primera te permite descargar directamente apps de la tienda Windows, obtener el contenido que tengas almacenado en la nube y que hayas creado con las apps de Microsoft. Además, también puedes sincronizar la configuración online de todos tus equipos, y unificar así el historial de Internet Explorer, la imagen de la cuenta o el color de fondo.

A la hora de crear una cuenta de niño, puedes activar la protección infantilA la hora de crear una cuenta de niño, puedes activar la protección infantil

Con la local no podrás llevar a cabo ninguna de las operaciones mencionadas. Eso sí, puede añadir más tarde una cuenta de usuario de Microsoft para poder descargar apps, que puede generarse en cualquier momento. Por tanto, de cara a la creación de una cuenta que vayan a usar menores, resulta más interesante esta última. Pulsa el botón Cuenta local. Acto seguido hay que escribir el nombre de usuario y la contraseña asociada a dicha cuenta. Después de presionar Siguiente verás el icono de la cuenta, que ya está creada. Debajo de él, el sistema te pregunta si se trata de un perfil de niño. Como sí lo es, activa la opción ¿Esta es una cuenta de un niño? Activa Protección infantil para obtener informes sobre su uso del equipo. Ya sólo hay que pulsar Finalizar. A partir de ahora, el sistema enviará periódicamente a la cuenta principal de administración del sistema un informe con todas las actividades llevadas a cabo con esta cuenta.

Ajustes de una cuenta de usuario infantil en Windows 8

La cuenta ya está lista para que el niño pueda utilizarla, y con la protección activada, aunque es aconsejable echar un vistazo a sus opciones por defecto, porque puede que sean o demasiado restrictivas para él o, por el contrario, excesivamente ligeras. Haz que se muestre de nuevo el Panel de control y haz click en Cuentas de usuario y Protección infantil, y en Protección infantil. Da un toque en la cuenta que acabas de crear y echa un vistazo a sus opciones. En primer lugar, comprueba que tanto la protección infantil como el informe de actividades están activadas. Después hay que fijarse en las entradas del apartado Configuración de Windows.

Toca la primera, Filtrado web, para obtener acceso a las opciones de ajuste de las páginas que puede visitar el niño. Por defecto, no hay ninguna restricción en activo en cuanto a los sitios web, por lo que es aconsejable activarla. Para ello da un toque en el círculo en blanco a la izquierda de la opción xxx sólo puede usar los sitios web que yo permita. Acto seguido toca el enlace Establecer nivel de filtrado web y elige la opción que más te convenga entre todas las que aparecen. Cada opción muestra una breve explicación del nivel de restricción con el que dotas a la cuenta a la hora de navegar por la web o establecer comunicaciones a través de redes sociales y correo web. Si el niño es muy pequeño, o no quieres problemas asociados a la descarga e instalación de ficheros, no hay de qué preocuparse, ya que puedes evitar cualquier descarga con un clic. Basta con activar la opción Bloquear descargas de archivos.

puedes decidir cuántas horas y qué días puede utilizar el tablet 

Si, independientemente del nivel de restricción seleccionado, hay algunas páginas web que quieres que tu hijo no tenga problemas para ver o que, por el contrario, no pueda visitar, deberás comunicárselo al sistema una por una. Da un toque en Permitir o bloquear sitios web y anota su URL en el cuadro Escriba un sitio web que desee permitir o bloquear.

el informe de actividades

Sin duda, una de las posibilidades de las funciones de control parental de Windows 8 que más agradecen los padres es la generación de informes con la actividad que llevan a cabo los menores con el ordenador. En ellos se recogen las aplicaciones que usan, el tiempo que pasan con el equipo e incluso las páginas web que visitan.

Por defecto, nada más activar el control parental en una cuenta, reciben uno en su cuenta de correo electrónico cada semana, con todo lujo de detalles. Pero también pueden consultarse en la zona de configuración correspondiente a la cuenta de cada niño. Sólo hay que dar un toque en Ver informes de actividades para que aparezca la lista con todos los generados hasta el momento. Da un toque en el que prefieras y se abrirá al momento.

De nuevo en la zona Configuración de Windows, echa un vistazo al resto de sus opciones. Si das un toque en Límites de tiempo puedes decidir cuántas horas al día puede utilizar el tablet el niño, así como los días de la semana que puede hacerlo. Así evitarás que se pase las horas muertas con él, ya que no es bueno que los menores pasen todos sus momentos de ocio delante de una pantalla. Toca Establecer tiempo permitido y activa la entrada xxx sólo puede usar el equipo durante la cantidad de tiempo que yo permita, de forma que puedas decidir cuántas horas puede utilizar el menor el tablet, por un lado de lunes a viernes, y por otro el sábado y el domingo.

En caso de que lo que necesites sea delimitar las horas exactas que el niño puede usar el dispositivo cada día, haz click en Establecer horario restringido y activa xxx sólo puede usar el equipo durante los intervalos de tiempo que yo permita. Verás una rejilla con los días de la semana y las horas del día. Por defecto, aparecen todas sus casillas en blanco. Toca todas las correspondientes a las horas en las que no quieras que el niño pueda usar el tablet. Quedarán marcadas en color azul.

Puedes elegir los juegos a los que quieres que puedan jugar los niños en función de la clasificación por edadPuedes elegir los juegos a los que quieres que puedan jugar los niños en función de la clasificación por edad

Después regresa de nuevo a la zona Configuración de Windows. En este caso tendrás que ajustar el acceso que puede tener el niño a la tienda Windows, así como a los juegos que puede acceder. Da un toque en Tienda Windows y Restricciones de juego. Para controlar lo que puede hacer el niño en la tienda, activa xxx sólo puede usar los juegos y las aplicaciones de la tienda Windows que yo permita. Después toca Establecer clasificación de juegos y la Tienda Windows para indicar al sistema los títulos que puede descargar el niño en función de su clasificación en el sistema PEGI, esto es, en función de la edad para los que los programas y juegos estén recomendados. Tras escoger la opción adecuada, decide si quieres bloquear o permitir los títulos que no tengan clasificación. Por último, si quieres bloquear un título específico, toca Permitir o bloquear juegos específicos, elige el que quieres bloquear y efectúa los cambios necesarios para ello.

La última entrada de la zona Configuración de Windows que puedes modificar es la denominada Restricciones de aplicaciones. Gracias a esta opción, podrás evitar que el niño pueda abrir determinados programas, lo que te permite no sólo evitar su uso, sino también que el pequeño pueda acceder a archivos creados con ella. Así, tus datos confidenciales permanecerán a salvo. Haz clic en el enlace que lo habilita y activa la opción xxx sólo puede usar las aplicaciones que yo permita. Acto seguido elige las apps que puede utilizar el niño en la lista que aparece. La cuenta del menor estará en este punto perfectamente configurada para evitar que los niños puedan llevar a cabo actividades no recomendadas para ellos.

Foto apertura: Intel FreePress

No comments yet.

Deja un comentario