ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Una buena opción por algo más de 300 €

CrossWave de BISSELL, un aspirador más que interesante si tienes mascotas

BISSELL es una compañía estadounidense que fabrica electrodomésticos para la limpieza de suelos desde 1876, y hace relativamente poco que han empezado a comercializar sus productos en España. Hemos tenido la oportunidad de probar uno de sus modelos, el CrossWave, que incorpora al aspirado las funciones de fregado y secado. Pensamos que sería una buena idea ponerlo a prueba en uno de los entornos más hostiles que conozco: mi casa. Dado que tenemos un número considerable de perros y gatos, acompañados de una igualmente considerable cantidad de pelo, cualquier aspirador que no se arrugue ante este reto es digno de estar en el podio de los mejores aspiradores del mundo.

Tengo que añadir que en casa tenemos dos aspiradores Dyson. Uno grande (el Cinetic Big Ball Animalpro) de cable, específico para mascotas con todos los accesorios que uno pueda imaginarse (hasta uno con carda para peinar y aspirar a los animales al mismo tiempo que nunca hemos podido usar porque todos salen corriendo), y otro de mano (el V6) para un uso más diario como en la siempre necesaria labor de aspirar los pelos de la cama antes de hacerla, o del sofá antes de sentarse, o del planchador antes de poner la ropa encima y empezar a maldecir en voz alta. Para nosotros Dyson era como el dios supremo de los aspiradores, así que el CrossWave de BISSELL no sólo ha currado durante dos semanas aspirando pelos, también ha tenido que competir por un huequito en nuestro corazón.

Pasa asegurarnos de que el aspirador se enfrentaba a algo duro de narices, estuvimos una semana sin pasar el aspirador ni barrer, ¡UNA SEMANA! Una semana viviendo en el Far West, con bolas de pelo rodando por el pasillo que podrían haber cobrado vida y atacarnos por la noche. Afortunadamente no hubo que lamentar pérdidas personales, sólo cierta inestabilidad psicológica y alguna que otra alucinación en la que las pelusas se unían y formaban otro gato.

Estos son algunos de los ejemplares más pequeños de los que circulaban por la casa antes de poner en funcionamiento el aspirador.

No puedo negar que en el momento de abrir la caja y poner toda la artillería sobre la mesa de la cocina se me escapó una lagrimilla de emoción. En el interior de la caja estaba el cuerpo del aspirador, el mango, una base, un soporte para el rodillo de fregar, bote de líquido limpiador, el depósito para agua y limpiador, el manual de instrucciones y una guía rápida de puesta en marcha.

El montaje de las piezas, que como ves no son muchas, fue realmente fácil, y de tener alguna duda, el manual de inicio rápido es muy gráfico. Prácticamente todos los elementos se montan y desmontan con una simple presión o levantando la pieza, desde extraer el depósito hasta quitar y poner el rodillo. El rodillo, responsable de la parte de fregoteo, tiene dos tipos de fibras fundamentalmente: las más abundantes son de microfibra, que se empapan con la mezcla líquida del depósito (agua + producto de limpieza específico), pensadas para superficies duras, básicamente suelos sin moqueta. Intercaladas en espiral hay fibras de nailon, en este caso más duras para ayudar a arrastrar la suciedad en superficies blandas como alfombras o moquetas.

Una vez que montamos el aspirador y llenamos el depósito con la mezcla indicada de agua y producto limpiador, comenzamos una frenética caza de pelusas zombies por toda la casa.

Puestos a comparar

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero necesarias para establecer puntos de referencia. Para nosotros el referente era el aspirador Dyson que compramos hace unos años y que es, dicho llanamente, la caña. Sin embargo, comparar el Dyson con el BISSELL no es fácil porque están pensados de forma diferente para hacer cosas también diferentes. El Dyson tiene un cuerpo rodante y es tremendamente versátil, se puede poner el tubo con asa o sin asa, con mástil o sin mástil, acoplar distintas boquillas y accesorios para limpiar suelo, telas, espacios estrechos y hasta colchones. Por eso en habitaciones con rincones complicados, radiadores, esquinas de difícil acceso y demás el Dyson trabaja bastante bien. Por su parte el BISSELL (al menos el modelo que nosotros hemos probado), que tiene la zona de aspirado integrada con el cuerpo y no permite cambios de cabezales, es ideal para trabajar en superficies despejadas, sin muchos obstáculos o recovecos que enfrentar.

Lo mejor para que el CrossWave de BISSELL de su mejor rendimiento es que se despeje al máximo la habitación que se va a aspirar. Dado su diseño (la bisagra que adapta el cabezal al suelo no tiene un ángulo de giro amplio) no podrás manejarlo bien para aspirar debajo de la cama, salvo que alguien te ayude levantándola un poco para que entre o la apartes.

Un detalle que hay que destacar del BISSELL en comparación con el Dyson es que hace menos ruido en funcionamiento (también pesa menos). La verdad es que el Dyson es bastante ruidoso, hasta el punto de que a veces nos ponemos tapones para usarlo, porque después de un rato llega a ser molesto. Así que se agradeció algo menos de potencia sonora, y los animales también, que se atrevieron a curiosear en lugar de correr a esconderse.

Durante la limpieza, acostumbrados al Dyson, nos resultó un poco molesto el cable, algo más rígido en el caso del BISSELL. Como sale directamente de la parte de abajo del cuerpo es fácil encontrarse a cada rato con el cable entre los pies. Lo mejor entonces, si no quieres estar todo el tiempo sosteniendo el cable con una mano y manejando el aspirador con la otra, es engancharlo en la pieza que tiene en la parte superior del mástil, encima de la que se usa para enrollar el cable cuando terminas de usarlo.

Sobre el asa hay dos botones, uno para ponerlo en funcionamiento sobre suelos duros (Hard floor) y otro para usarlo sobre alfombras (Rug). En la parte interna del asa hay un botón que es el que hace que salga el agua hacia el rodillo. Hay que esperar unos segundos desde que lo presionas hasta que ves que el suelo empieza a humedecerse. Luego es cuestión de ir manteniendo húmedo el rodillo para que vaya fregando al tiempo que aspira. Ni que decir tiene que el hecho de prescindir de la fregona aligeró bastante la jornada de limpieza. Para manchas “normales” el rodillo se defiende, pero para esas en las que hay que usar la fregona como si fuese una rasqueta e impulsarla adelante y atrás con todo el peso de tu cuerpo, evidentemente no. En este aspecto no hay donde comparar con el Dyson. El nuestro sólo aspira y no nos hemos tomado la molestia de mirar si hay algún modelos que aspire y friegue para evitarnos la tentación de acabar teniendo más aspiradores que animales.

Hora de limpiar

Después de pasar el aspirador por toda la casa llega la hora de ver por dentro lo que ha hecho. Por fuera hay que decir que el suelo quedó libre de pelos y con el olorcillo a limpio del producto de fregar. Según BISSELL, este aspirador es capaz de tragar piezas bastante más voluminosas y sólidas que una bola de pelo. En nuestro caso, lo más grande que llegó a aspirar fueron trozos de espuma que Maya había arrancado del sofá y alguna bola de pienso perdida, pero por el diseño que tiene por dentro no nos extraña que pueda enfrentarse a cosas más grandes; siempre que no sobrepasen el calibre de la “garganta” del aspirador.

Abrir el depósito para limpiarlo es, como comentaba al inicio, muy fácil. Sólo hay que presionar suavemente en la ranura que tiene por encima para que se desprenda sin tener que tirar.

Una vez que se extrae el depósito se ve la cantidad de porquería que ha recogido, y un detalle que nos gustó bastante, y es que como aspira al tiempo que friega, al abrir el depósito para vaciarlo no se desprendía polvo porque todo estaba, literalmente, en remojo.

Luego es sólo cuestión de tirar, lavar y dejar secar al Sol. Como veis, la cantidad de guarrería que aspiró fue importante. En cuanto al depósito de agua, cuando terminamos con la casa todavía quedaba 1/3 de la mezcla, por lo que fue más que suficiente para no tener que rellenar.

Las piezas del depósito se desmontan bastante bien, incluido el filtro, e igualmente se ponen bajo el grifo para lavarse. El fabricante recomienda que una vez lavadas, todas las piezas se dejen secar al Sol durante al menos 24 horas antes de volver a montarlo. La verdad es que es la mejor forma de evitar que acaben apareciendo hongos en el interior.

Como ya estábamos enfangados en plena tarea de limpieza le metimos mano también al tubo, al cabezal y al rodillo. Como todo lo que aspira está humedecido es más fácil que se queden restos de pelos pegados en la parte interior, en el conducto que va del cabezal al depósito, pero como el calibre es amplio y el acceso más o menos fácil, es relativamente sencillo asegurarnos de extraer todos los restos.

Para limpiar el rodillo es suficiente con tenerlo un rato bajo el grifo e ir eliminando suavemente toda la suciedad de las fibras. Igual que el resto de elementos, conviene ponerlo a secar antes de volver a instalarlo en el aspirador.

Conclusiones

Como avanzamos en el titular, es una buena opción cuando se tienen mascotas. Este modelo en concreto no te va a servir de mucho para limpiar la tapicería del sofá, no está hecho para eso, pero en un entorno despejado de muebles hace una limpieza ágil y efectiva. No intentes llegar debajo de los muebles sin moverlos o levantarlos, porque no está hecho para eso.

En nuestro caso fue capaz de llenar un depósito de basura sin perder capacidad de succión. Aunque la capacidad del depósito del Dyson es buena, al estar rodeando literalmente los filtros, pasado cierto límite (un límite que no es pequeño) de basura hay que vaciarlo antes de seguir aspirando porque la capacidad de succión se resiente. Con el BISSELL eso apenas se notó, y su potencia de succión frontal y lateral es buena.

En comparación también con el Dyson, el hecho de que no tenga piezas accesorias que poner y quitar ni sea totalmente desmontable puede ser un inconveniente a la hora de enfrentarse a retos como las esquinas o los espacios estrechos, pero tiene la ventaja de que es más rápido de empezar a usar. Se agradece también tener los mandos de encendido y apagado directamente en el asa, y no tener que agacharse (o usar el pie) para apagar y encender.

La parte del fregado nos gustó por el tiempo de limpieza que te ahorra. Si no hay manchas fuera de lo normal en el suelo, el resultado es bastante bueno, y no deja el suelo empapado, por lo que se seca con bastante rapidez. También nos gustó que la basura se quede en el depósito mojada, porque prácticamente elimina el problema de todo el polvillo que sale cuando está seco. Por eso, como opción de aspirador para casas amplias y con animales, no está nada mal. Que esté disponible por un precio de 329 € (304 € en Amazon) también es un punto a su favor.

No comments yet.

Deja un comentario