" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Conoce Light Fidelity, la tecnología óptica alternativa al WiFi

El led acabará con tu router WiFi, y lo sabes

El Light Fidelity o Li-Fi es una reciente alternativa a la conexión que tenemos en casa, mostrada por primera vez al público durante una charla TED en 2011, impartida por el profesor Harald Haas de la Universidad de Edimburgo. Al año siguiente se mostró en la feria de electrónica de consumo de Las Vegas.

Aún se podría decir que está en desarrollo, pero los resultados de los test son muy prometedores, al igual que la tecnología a través de láser de la que hablamos en este artículo, y que lograba conectar una nave a 384.633 km de la Tierra con tiempos de bajada de 622 Mbps. En el caso de LiFi, basada en las comunicaciones pos luz visible (que tiene un mayor ancho de banda) las velocidades podrían ser 100 veces superiores a las de las conexiones sin cables habituales, tal y como explica este artículo de Economía Digital. Proyectos que a medio plazo podrían abrir puertas en la comunicación asombrosas.

 

La tecnología que nos ocupa ahora, el Light Fidelity, transmite la señal a través de una lámpara led de un vatio que puede alcanzar hasta 150Mbps. Esto quiere decir que se comunica a través de impulsos de luz visible, mediante los que transmite la información, a través de un chip instalado en el led. Este emite el impulso, y según explican sus desarrolladores, es imperceptible para la visión humana. El impulso se recibe en nuestros dispositivos por unos sensores que transforman los impulsos lumínicos en información a una velocidad muy superior a la que tenemos mediante WiFi o cable.

Li-Fi

Esto, que así dicho parece ya revolucionario, supondría que un simple emisor como cualquier lámpara, alumbrado público, etc., podría convertirse en un router, y por tanto las ciudades podrían tener Internet gratis (o de muy bajo coste, ya que el LiFi es mucho más barato que el WiFi). Parece utópico, ¿verdad? Pero es una tecnología que tiene muchas posibilidades de convertirse en parte de nuestro día a día. El inconveniente en este sentido es su corto alcance.

Las bondades de esta nueva tecnología no terminan ahí, ya que como no atraviesa paredes es más segura, por ejemplo, para usarse en espacios interiores sin que las ondas causen interferencias con aparatos de otras habitaciones, o para tener más control sobre la recepción de datos. Esto también puede tener su lado negativo y es que tendremos que tener un emisor Li-Fi en cada una de las habitaciones de nuestra casa, o vivir en un estudio. Otra ventaja es que no usa la radiofrecuencia, por eso es más barata y energéticamente más eficiente que el WiFi.

Li-Fi

Un factor a tener en cuenta sería el consumo de luz, ya que sólo funciona con la luz encendida, ya que sólo funciona con aparatos que tengan receptores capaces de decodificar el pulso lumínico. Eso puede ser muy interesante cuando quieras conexión en el móvil, como explican fenomenalmente los chicos de Xataka.

En la actualidad, la compañía estonia Velmenni ha anunciado que en sus ensayos han logrado alcanzar una velocidad de transmisión de 1 Gbps, pero no sería difícil superarla de largo, ya que en la Universidad de Oxford se llegaron a conseguir 22 Gbps.

En México, la ciudad de Guanajuato se ha convertido en la primera de América Latina en comercializar esta tecnología dentro de los sistemas de seguridad, para los circuitos cerrados de videovigilancia.

Por lo pronto ya se han desarrollado una serie de estándares, pero sigue habiendo camino por recorrer. Por lo pronto puedes seguir al tanto de cada nuevo avance a través de la web del Consorcio del LiFi, fundado en 2011 para apoyar el desarrollo colectivo de esta tecnología. Como decimos es una tecnología en desarrollo, pero por ahora es la que más posibilidades tiene de acabar formando parte de nuestra vida en breve. Por lo pronto se prevé que en 2022 podríamos ver ya de forma habitual un uso conjunto de WiFi y LiFi.

Imágenes interior: Wikimedia Commons. Autor: Ahmadamro

No comments yet.

Deja un comentario