" />
ZOOM
GALERÍA
5 COMENTARIOS

Cómo identificar el cajón perfecto para que tu gato cague a gusto y no te llene de mierda la casa

En busca del arenero perfecto

Según las estadísticas casi la mitad de la población de España convive en su casa con una mascota (un 46% según datos de 2014). De ese porcentaje, el 36% eligió al gato para compartir sus cuitas vitales. De las personas con gato que dice que son más independientes, más aventureras y hasta más inteligentes. Salvo que tengan más de dos, en cuyo caso podrían fácilmente pasar de inteligentes a extravagantes, y de ahí a loc@s de los gatos hay un paso.

Vivir con un gato tiene muchas ventajas: no necesitan grandes cuidados, son independientes, bastante limpios, duermen cerca de 20 horas al día y no los tienes que sacar a pasear para hacer sus necesidades. Desde su más tierna y felina infancia reconocen el cajón de arena como su WC particular, y salvo casos muy, muy, muy excepcionales, no harán sus cosas en ningún otro lugar.

Sin embargo, la cuestión del cajón de arena no es tan sencilla como pudiera parecer en un principio. ¿Hemos dicho que los gatos son muy limpios? en efecto. Una de las cosas que suelen hacer en el cajón cuando terminan de aliviarse los intestinos es tapar lo que han soltado. Hay gaticos cuidadosos que tapan sus excrementos con esmero, pero hay otros que parecen un terrier desenterrando un hueso (como una de las que tenemos en casa), y dejan toda la arena (y lo que acaben de soltar en la arena) esparcida por todo el suelo.

Para solucionar el problema de los escarbadores están los areneros cerrados, con una compuerta para que entren y salgan los gatos, pero lo demás se quede dentro por mucho que meneen la arena. Sin embargo esto no vale para todos los felinos. Los hay gordos y peludos como otro de los míos, que se veía en serios apuros para moverse dentro del arenero cerrado y tapar bien sus cacas. Resultado: salía lleno de mierda hasta las orejas. Así es que, como ven, el tema arenero puede no ser tan fácil como parece; menos aún si hay más de un gato en casa, cada cual con sus características y manías particulares.

familiaLa foto de familia gatuna al completo. Falta la perra, que evidentemente no se acerca cuando están todos juntos.

Habitualmente se recomienda tener un arenero por gato. No porque cada uno vaya a usar el suyo únicamente, sino para que se mantenga más fácilmente el nivel de limpieza dentro de los areneros. Puede darse el caso de que si no encuentran ninguno con un nivel aceptable de limpieza busquen algún otro lugar para hacer sus necesidades, y es muy posible que ese nuevo lugar sean tus zapatos, la bolsa donde guardas el ordenador o tu cama. Una forma sutil de hacerte entender que o limpias, o limpias.

Lo que está claro es que el arenero perfecto no existe. Lo que sí existe es el arenero perfecto para tu gato, y a veces puedes pasar por una dura etapa de ensayo-error antes de dar con el adecuado (o los adecuados). Así que te vamos a hacer una relación de todos los que hemos probado (que no han sido pocos) y cómo nos ha ido con cada uno de ellos. Con cuatro gatos en casa (en sentido literal, no figurado) la experiencia acumulada bien vale este artículo.

La bandeja de toda la vida

arenero-gatos

Es un clásico. Y si tu gato es un ser normal, con esto y una buena arena tendrás más que suficiente. Lo único que tendrás que tener en cuenta con este tipo de bandeja es que sea lo suficientemente grande para el tamaño del gato. Vamos, que si el animal pesa 10 kilos y la bandeja es demasiado pequeña o con los bordes demasiado altos, puede que se vea en dificultades para hacer sus cosas sin ponerlo todo perdido o dejar la caca pegada a las paredes del arenero.

arenero-caseroVersión inversa del arenero dentro de la caja. En este caso, para un gato muy pequeño metimos una caja de zapatos con un recorte en la parte frontal dentro de la parte inferior de un arenero cerrado. El evidente desastre de la foto se debió a un salto del tigre que hizo uno de los gatos adultos desde lo alto de un mueble hacia el suelo. Está claro que no calculó bien el aterrizaje y cayó justo sobre el filo del arenero.

Existe una forma de tunear este cajón y blindarlo aún más contra las fugas de arena. Hay quien consigue en la calle una caja de cartón bien grande (o varios cartones grandes), le recorta la parte frontal y mete el cajón de arena dentro de la caja de cartón. De esa forma, aunque saque arena, el desastre quedará contenido en la otra caja. Eso no quita que no haya que andar limpiado la arena que saca, ni evita el riesgo de que destroce el cartón de la caja, que para ellos es, como casi todo, un rascador en potencia.

Las bandejas cerradas

arenero-cerrado

Nos adentramos ahora en un mundo que podría no tener fin. Pero vamos a centrarnos sólo en los modelos básicos con tapa para no volvernos locos todavía. Su objetivo es que el animal saque la menor cantidad de arena posible fuera del arenero. En cuanto a tamaños, colores y formas hay variables para aburrir. La puerta batiente ayuda justamente a que el gato no saque nada fuera del cajón cuando le entra el frenesí tapador. Los inconvenientes de este tipo de arenero tendrán que ver con la personalidad y características de tu gato. Existe una versión triangular de este arenero para adaptarlo a las esquinas, y otras que tienen la entrada por la parte de arriba. Los modelos se pueden volver realmente exóticos, hasta encontrar algunos, como la bandeja cubierta Modkat, que puede superar los 150 €… rebajado.

Como contaba antes, uno de nuestros gatos es un animal de más de 6 kilos y pelo largo. Cada vez que hacía caca en este arenero hacia lo que todos los gatos: darse la vuelta para oler el truño y proceder a taparlo. Dado el tamaño del gato, cuando quería tapar se estorbaba con las paredes del arenero y la batiente, daba vueltas y vueltas sobre sí mismo sin tapar nada bien. Al final salía con la cola y las patas llenas de caca. Imagínate el resto si no nos dábamos cuenta en ese mismo momento. Así que lo dicho, es un arenero muy limpio para gatos que no tengan problemas para desenvolverse en espacios estrechos. En nuestro caso acabamos teniendo dos tapados grandes y una bandeja normal para el gato grande.

Otra vuelta de tuerca

El mundo de los gatos no es como el resto. Es un lugar especial en vida y en la mente de muchas personas donde hay cabida para las cosas más insospechadas. Nadie diría que sobre el tema “arenero” pudiesen realizarse tanta versiones. Hay una solución casera bastante habitual y fácil de obtener, el argumento es el de ahorrarse en comprar un cajón cerrado, cuyos precios pueden oscilar (si no tiene muchas florituras) entre los 20 € y los 50 €; lo cierto es que la versión casera no sale mucho más barata, pero a mucha gente (hombres) le hace ilusión sacar las herramientas que le regalaron en la Navidad del año 2000 y usarlas para sentirse McGyver. El caso es que compran una caja de almacenamiento con tapa del tamaño y la altura que quieran.

cajaSólo habría que coger un cuchillo bien afilado u otra herramienta de corte (quizá ayudaría que estuviese caliente) para abrir una entrada en el frontal de la caja, a unos 20 cm del suelo.

Son las mismas que puedes encontrar en los hipermercados, Ikea, Leroy Merlin y hasta en tiendas online. Según el tamaño, el material, el fabricante y el tipo de tapa, una caja de 140 litros puede llegar a salir por 20 euros. De ahí para arriba según lleve ruedas, el color, asas, sistema de cierre de la tapa, etc. Ahora que tienes la caja, todo lo que queda es hacerle una abertura en el lateral para que entre el gato, a una altura suficiente para no facilitar la salida de arena.

Otro tema que inquieta las mentes de los dueños de gatos es cómo convertir el momento de limpiar la bandeja de las cacas en una experiencia casi mística. Está claro que recoger churros de gato no es lo más agradable del mundo, pero si tienes uno o varios deberás hacerlo mínimo una vez al día, pero pueden llegar a ser más.

Según el espacio del que dispongas en casa, la limpieza de los areneros puede ser más sencilla o más complicada, por eso han surgido infinidad de inventos, ya sean palas o sistemas automatizados, que tratan de hacer más fácil la ingrata tarea de recoger excrementos.

Empezando por lo más sencillo existen areneros provistos de rejilla. Para limpiar sólo hay que levantar la rejilla, igual que si fuera un cedazo, y recoger tanto las cacas como las bolas de arena aglomerada por el pipí. Se tiran y se devuelve la rejilla a la caja.

En el sistema de rejilla manual (las diferenciamos de las que llevan incorporados sistemas automatizados y no hay que sacudir a mano) hay múltiples variantes. Una de las más interesantes que hemos encontrado es la de rejilla y doble bandeja, un chisme bastante sencillo llamado Berto. ¿Por qué? Porque soluciona un problema aparentemente tonto. ¿Cómo vuelves a poner la rejilla limpia debajo de la arena? o visto de otra manera, ¿cómo vuelves a colocar la arena limpia encima de la rejilla? No tiene tapa, por lo que el gordo puede entrar y moverse a sus anchas, pero las paredes tienen la suficiente altura para que si alguno de los gatos efusivos entra, no lo deje todo perdido. La primera vez que la vimos fue en un vídeo de YouTube, y nos costó un rato largo dar con la tecla de cómo localizarla en Internet para comprarla. Al final fue gracias al término “arenero con rejilla y doble bandeja“, pero ten cuidado, porque hay tiendas online que piden cerca de 80 euros por este arenero, cuando es fácil localizarlo en España por poco más de 20 euros en la tienda Paticas. Así que ahora el gordo tiene arenero nuevo.

arenero-berto

¿Arenero o nave espacial?

Después de hablar de las cosas sencillas, ahora podemos hablar de las otras, de las que algún equipo de ingenieros del MIT podría haber desarrollado para que sean lo más molón del mundo. Todos con vídeo de presentación del producto en YouTube. Sin embargo tened en cuenta que igual que en los anuncios de compresas los líquidos que usan para demostrar el poder de absorción son azules, en estos vídeos rara vez se ven las cacas, sólo las bolas aglomeradas de pis. Eso te tiene que hacer pensar dos cosas: lo primero es que no te servirán con ninguna arena que no sea aglomerante (por ejemplo la de sílice), y lo segundo es que no sabes cómo se comportará cuando el gato tenga diarrea.

smart_sift_features_3

Aquí tenemos el Catit Design Smartsift, un artilugio con manubrio que criba el lecho de arena y deposita lo sucio en un cajón inferior, manteniendo siempre la arena limpia. Sólo habría que limpiar el depósito cada cierto tiempo, cambiar la bolsa. Es lo suficientemente grande como para que entren gatos de envergadura, y tiene en la parte superior un filtro de carbón para, dicen, reducir olores. Por experiencia puedo decir que hay casos en los que ni con arenero tapado, ni con filtros, ni teniéndolo en un lavadero a puerta cerrada puedes evitar saber en tiempo real cuándo acaban de salir de hacer caca. Pero bueno, si tufa menos pues mejor. En España se puede comprar a través de TiendAnimal por unos 114 euros.

litter-spinner-cat-litter-box

Otro artilugio es el Litter Spinner. A simple vista parece una rueda para hamster gigante o un tambor de lavadora. Cuando el minino termina de hacer sus cosas se le dan unas vueltas a la rueda y así se hace pasar la arena por una rejilla, donde se queda depositado todo lo que sobrepase el grosor de la criba. Aquí la gente se emociona un poco y le pone todo tipo de pegatinas y cosas brillantes al exterior, supongo que para que resulte menos feo. Cuesta unos 80 euros, y de momento parece que para España sólo la puedes conseguir en Zooplus.

 

Pet-Zone-Smart-Scoop-Automatic-Litter-Box-e1405462183503

Ahora viene uno con un nombre más largo que un día sin pan: SmartScoop Self-Scooping Cat Litter Box en plena acción. La máquina tiene que ir enchufada a la red eléctrica para funcionar y, en principio desde la web del fabricante sólo está disponible para Estados Unidos y Canadá, por lo que si alguien consigue un chisme de estos por alguna otra vía es posible que necesite un adaptador para el enchufe. Se vende con bolsas para el depósito de cacas y los filtros de olor necesarios para cubrir 6 meses de uso. Estaría bien que dejaran hacer una prueba antes con el gato de casa, porque como les asuste verlo en movimiento no habrá nada en el mundo que les convenza de volver a intentarlo, y te comerás con patatas los 160 dólares que cuesta.

robot-arenero-gato

El Litter-Robot Open-Air es otro que necesita alimentación eléctrica para funcionar y tiene una pinta bastante curiosa, como si el cualquier momento fuese a despegar cual E.T. para que el gato pueda regresar a su planeta de origen (algo de extraterrestres tienen, no lo neguemos). O eso o es una hormigonera reconvertida. Y ya podía volar o hacer hormigón, porque el aparatito (según modelo) puede costar cerca de 450 dólares. El caso es que cuando el mecanismo se activa la cápsula comienza a girar y hace pasar la arena por una rejilla. Lo que no se filtra cae a un depósito inferior con bolsa, teóricamente preparado para que no salgan los olores fuera, que se puede recoger fácilmente cuando esté lleno y tirar todo a la basura.

Como podrás imaginar existe todo un mundo de areneros. Si tienes curiosidad date una vuelta por YouTube para entretenerte con los anuncios promocionales de cada uno de ellos. No faltan ni el gato feliz ni el dueño abnegado. En cualquier caso aún nos falta lo mejor.

Do it yourself

No, en este apartado no verás cajas de cartón ni contenedores plásticos aserrados. Este es el área Pro, donde sólo los verdaderos manitas hacen cosas prodigiosas con sus ídems. Vamos a mostrarte sólo unos pocos ejemplos de lo que los Ikea Hackers pueden llegar a fabricar para que sus gatos defequen a gusto.

Ikea-hacker-1

Este mueble se ha reconvertido en un doble arenero, con una rampa (por si no quieren saltar) para que los gatos accedan a la de la parte superior del mueble. Lo puedes ver aquí.

ikea-hacker-2

Este aprovecha la parte de abajo del mueble aparador para hacer una discreta entrada para el misifús. Aquí tienes el acceso para ver cómo lo ha hecho a partir de un mueble Bestå.

Ikea-hacker-3

Este otro se lo ha currado para tener en el mismo mueble, totalmente cerrado, el arenero y un escondite para el gato. En cualquier caso la alfombrilla de la parte superior ayudará a que salga con las patas casi tan limpias como su intestino. Aquí puedes ver cómo lo han hecho.

Ikea-hacker-4

Por último te ofrecemos una versión algo más elaborada de la caja plástica con agujero, evidentemente usando una de las cajas de almacenamiento que se venden en la tienda, pero con algunos añadidos para mejorar la experiencia de usuario del gato. Aquí puedes verlo mejor.

Como decíamos al principio, la abundancia es tal que corremos el riesgo de perder la poca pelota que nos queda si intentamos ponerlo todo (mira lo que hay en Reddit). Si alguien quiere arriesgarse, allá él. Por nuestra parte, todo lo que queremos es señalar que el arenero perfecto será el que te sea más fácil de mantener limpio, se ajuste a tu presupuesto, al espacio disponible en tu casa y tu gato quiera usar. Ya has visto que hay artilugios verdaderamente sofisticados, pero a veces lo más sencillo puede ser lo más eficaz y cómodo para tus circunstancias, a la vez que barato. Pero si tienes alguna otra, no dudes en compartirla con el resto del mundo.

5 Responses to En busca del arenero perfecto

  1. Raul 20 Enero, 2016 at 19:35 #

    Yo compré el de la rejilla por menos de 19€ en este enlace, http://www.mascotaencasa.es/p.1055.0.0.1.1-furba-bandeja-aseo.html y es una maravilla!

  2. Hacer ropa para perros 27 Septiembre, 2016 at 2:35 #

    El mundo de los gatos está lleno de misterio y glamour siempre lo he dicho y ver todas estas monadas desde las más simples a las más sofisticadas me lo confirma.\r\nGracias por al completo y amplio artículo. De gran ayuda.

  3. Nuria Martin 2 Febrero, 2017 at 12:24 #

    Yo compré el de la rejilla también, pero nuestro Silvestre es muy “animal” a la hora de tapar sus cositas, y dejaba todo los alrededores con más arena que en el propio arenero, así que hemos descubierto que el arenero Berto, el de la rejilla, también lo hacen en cerrado (www.mascoteros.com)

    Cuesta un poco más caro, pero por 10 € más, estoy encantada de la vida. Ahora te encuentras algún granito de arena que se le queda en las patitas, pero todo lo demás está limpio, y el minino superfeliz de poder escarbar tierra como un poseso.

    • Mia 1 Julio, 2017 at 9:15 #

      Hola Nuria, una pregunta
      A que altura está la entrada al arenero??
      Mi petardi puede llegar a hacer montañitas de un palmo intentado tapar el pipi y lo hace al lado de la puerta siempre jajaja.
      Le hicimos uno tuneado, comprando una caja y poniendo la parte de arriba de uno cerrado pero se nos está rompiendo

  4. Agustín baizan 4 Septiembre, 2017 at 10:16 #

    Como limpiar pis de gato sobre un colchón?

Responder a Hacer ropa para perros Click here to cancel reply.