ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

España está a tristemente a la cabeza de Europa en abandono de animales

Tiendanimal: la educación desde pequeños es esencial para evitar el abandono de mascotas

Tiendanimal ha presentado los resultados del primer estudio que se realiza sobre mascotas en España, y que tendrá una periodicidad anual.

En los últimos años se ha producido un cambio importante en la forma en la que convivimos con los animales domésticos. Un cambio que viene acompañado de un cambio de mentalidad en la manera como vemos, tratamos y sentimos a nuestras mascotas: han pasado de ser un animal de guarda o de compañía a ser considerados como uno más de la familia, señal quizá de algo se está agitando en la conciencia de la sociedad. Si, como dijera Gandhi: “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma como trata a sus animales”, podríamos estar viendo los primeros pasos de un país que quiere ser diferente.

Este primer informe que ha presentado la empresa Tiendanimal, y que espera tener una periodicidad anual, es un interesante punto de partida desde el que se podrá medir, año tras año, el avance humano de nuestra sociedad. De hecho, un dato interesante de la encuesta es que el 37% de los dueños de mascotas colaboran de alguna manera con protectoras, ya sea dando difusión a lo que hacen a través de las redes sociales (35%), donando dinero o productos (30%), pagando una cuota mensual (12%), acogiendo mascotas (12%) o participando como socio y colaborador (11%).

El estudio se ha hecho según tres perfiles: el de los particulares que tienen mascotas, el de los profesionales veterinarios y el de las protectoras, por lo que hablamos de un estudio realmente completo sobre las actuales tendencias de consumo en el ámbito de los animales domésticos.

De perros y gatos

Uno de los datos más significativos de este estudio es que, al menos entre la población encuestada, el perro es la estrella. El 85% afirma tener perro, de los cuales un 12% tiene más de tres en casa. Le sigue el gato, con un 35%, luego los pájaros, con un 13%, peces y roedores empatan en el 9% y, finalmente, los reptiles ocupan un 5% de los espacios para mascotas en casa. Hay que tener en cuenta en estas cifras que es bastante frecuente que haya más de un animal en casa (en el caso de los peces el 71% de los dueños tienen más de 3) y también que convivan en un mismo hogar especies diferentes; así, el 25% de las personas que tienen perro tienen también gato.

perro-gato

Si hablamos de cómo han llegado las mascotas a sus vidas, el 53% de ellos han sido adoptados, el 30% ha sido un regalo, el 26% recogieron a su mascota en la calle y el 1%  es fruto de la cría de otro que tenían en casa. En cuanto a la gente que compra el 21% lo hizo a un criador, el 14% a un particular y el 9% en una tienda.

En cuanto al tiempo que la gente dedica diariamente a la atención de su mascota, la media es de 3 horas. Las cifras particulares dan un 43% de personas que dedican de 1 a 3 horas al día; un 24% que dedica de 3 a 5 horas; un 14% que dedica más de 5 horas; un 8% que dedica menos de una hora al día y, finalmente, un 11% que afirma que les dedica menos tiempo del que le gustaría.

Otro dato interesante respecto a los dueños de perros es que el 41,9% de ellos tienen mestizos, y si nos vamos a los perros de raza, la cabeza está entre los Yorkshire (7,4%) y los labradores (7,3%). Si hablamos del paseo de estos animales, el 22% de los dueños los sacan más de 3 veces al día; el 37% lo hace 3 veces al día; el 17% los saca 2 veces al día y un triste 14% no los saca a pasear nunca (esperamos que porque tienen jardín o porque los pasea otra persona).

Cabe destacar también que la mayoría de la gente que tiene mascotas realiza alguna actividad con ellos. Así, al 86% le gusta jugar con sus mascotas, el 72% sale a pasear con ellos, el 54% viajan al campo o a la playa, un 15% los llevan a eventos sociales y el 14% comparte con ellos su afición al deporte.

También es interesante observar que el 63% de las personas que tienen animales cuentan con ellos a la hora de programar sus vacaciones. Así hay un 38% de dueños que los llevan con ellos al piso o apartamento, un 12% que los lleva al hotel y un 10% que los lleva al camping. del 37% que no se los lleva en vacaciones la forma de atenderlos varía entre un 33% que cuenta con familiares y amigos y un 5% que opta por la residencia canina. Un 3% se queda en casa con ellos o pide a alguien que vaya a su casa a cuidarlo.

Si nos vamos a la media anula de gasto, entre comida, accesorios, juguetes y veterinario, cada hogar con mascota dedica aproximadamente 1.198 euros al año.

Un bien incalculable

Aunque tener animales en casa suele valorarse a veces en la medida de lo material o utilitario (gasto económico, tiempo invertido, atención requerida, utilidad del animal…), una parte importante de la valoración de la mascota queda totalmente fuera de estos parámetros. Es la parte que más está repercutiendo en ese cambio de mentalidad del que hablábamos al inicio.

Al deseo de compañía que, sin duda es el principal factor en la incorporación de un animal a nuestra vida, se suman otros alicientes. Muchas de las personas que tienen perro hablan de un antes y un después en su actividad física, que ha pasado de ser sedentaria a tener la “obligación” de moverse para pasear al animal. Aunque a veces las travesuras de las mascotas pueden ser tan llamativas como estas, lo cierto es que es más el estrés que quitan que el que ponen, la tranquilidad que da verlos y tenerlos cerca, la alegría que transmiten, el cariño incondicional que dan y el sentido de la responsabilidad que pueden ayudar a desarrollar.

Hay un dato curioso que casi todos los dueños de perro que no sean una otra (los dueños) habrán experimentado, y es la manera en la que un perro fomenta la sociabilidad entre las personas. Pocas cosas unen más a los propietarios que comprobar alborozados cómo sus perros le huelen el culo a otros perros en perfecta armonía, la gente se para a hablar en el parque o en la calle, se cuentan sus “cosas de perros” aunque acaben de conocer a la otra persona y, en ocasiones, se forman verdaderas redes solidarias cuando un perro se extravía o hace falta ayuda a otro a cuidar de su animal. Tener un animal en casa, además, te hace más empático con otras personas que también tienen animal o que son un poco animales.

Entre los beneficios señalados por el estudio de Tiendanimal, hay uno en particular que es resulta relativo. Muchas personas señalan que tener animales les ayuda a dormir. Por nuestra experiencia podemos aportar una de cal y otra de arena. Una siesta en cucharita con perro en el sofá es una de las mejores experiencias que se pueden tener pero, a la hora de dormir por la noche, pueden pasarte cosas como estas.

Lo que cuentan las protectoras

Hay muchos actores en el mundo de las mascotas, pero uno de los más importantes es, sin duda la protectora. No es posible contabilizar el número de ellas que hay en nuestro país. Muchas de ellas no está registradas o están conformadas apenas por una o dos personas que se desviven por ayudar en lo que pueden y como pueden, muchas veces sin ayuda y tirando de sus propios recursos de tiempo y dinero. Surgen para cubrir el inmenso vacío de atención que aporta el Estado a la atención de los animales abandonados o sin hogar, se encargan de recogerlos, atenderlos, sanarlos si están heridos o enfermos, buscarles cuando es posible un hogar de acogida, alimentarlos, esterilizarlos y, finalmente y con suerte, gestionar su adopción. Afortunadamente están ayudando a cambiar la política de sacrificio de animales en muchos municipios que, en lugar de poner solución al problema con educación y responsabilidad, han tirado tradicionalmente por el camino del medio eliminando, literalmente, el problema con una inyección (en el mejor de los casos).

Entre los problemas más frecuentemente padecidos por las protectoras está la falta de financiación. A pesar de la labor que realizan, generalmente de manera voluntaria, la ayuda económica es escasa, y claramente insuficiente para atender un problema al que sigue sin ponérsele solución desde la raíz, atendiendo a la sensibilización y educación de las personas que, en última instancia son los que abandonan y maltratan, pero también los que pueden proteger y ayudar si se les enseña desde pequeños la importancia de cuidar de los que están más indefensos.

Otro de los problemas habituales que padecen es la sobrecarga de tareas, habiendo incluso personas que sacrifican tiempo personal y familiar para poder atender todos los casos que llegan a ver, y eso no siempre garantiza que puedan llegar a todo porque, lamentablemente el número de casos es mayor que la capacidad que tienen de atenderlos. Y ese es otro de los problemas, porque se encuentran con que no tienen medios para atender todo el volumen de recogida de animales que hay. Una vez más, una correcta educación desde las aulas y en cada podría evitar la mayoría, si no todos los abandonos y maltratos.

Tampoco cuentan muchas veces con instalaciones adecuadas. Algunas de ellas han podido pasar a gestionar las “perreras” de su municipio, pero otras veces se trata de gente que atiende y recoge en casas particulares o en naves que han podido alquilar gracias a alguna donación. Aunque si hablamos de donaciones, la gran mayoría de los fondos de las protectoras vienen de las aportaciones de los propios integrantes de la protectora, seguidos de donaciones particulares, cuotas de socios y otras acciones como mercadillos solidarios, tómbolas, etc. Los grandes deficitarios en ayuda a estas asociaciones son las instituciones públicas y las empresas privadas. Si tenemos en cuenta que el gasto medio por animal para una protectora es de 103€ al mes, aunque según las circunstancias algunas pueden gastar bastante más.

Las cifras, las tristísimas cifras apuntan a España como el país de Europa con más abandonos de mascotas. De los 5,5 millones de perros que hay en el país se produce el abandono de unos 100.000 y, de los aproximadamente 2 millones de gatos, el abandono en este caso es de unos 30.000. Uno sólo de ellos ya sería un número alto que habla pésimamente de nuestra condición humana y que hay que enmendar con educación y conciencia. Ciertamente, los perros son los que más sufren el abandono, quizá porque son los que más cuidados requieren, pero también son los que más se adoptan.

Tiendanimal, por la parte que le toca, lleva a cabo diversas acciones destinadas a promover una mayor conciencia respecto al cuidado de los animales. Aunque ellos no venden animales en sus instalaciones sí que ceden espacio a algunas protectoras para que den visibilidad a sus animales y fomentar las adopciones. También llevan a cabo acciones educativas y de sensibilización en los colegios. Aunque hasta el momento se han centrado en Andalucía gracias a un acuerdo con la Junta, próximamente van a comenzar a extender estas acciones a Madrid y otros puntos de España. Quizá, unas de las acciones más interesantes que llevan a cabo es un concurso literario para jóvenes donde los ganadores se van de viaje al Ártico para conocer de primera mano a uno de los pueblos que todavía tiene una relación de dependencia con el perro.

Aseo animal

Dado que hablamos de animales que conviven en casa con nosotros, y de animales cuyo pelaje requiere cuidados específicos, la parte del aseo es más importante de lo que pueda parecer a simple vista. El 40% de los dueños llevan a su mascota a la peluquería y, de esos, un 1% lo hacen semanalmente o cada 15 días; el 10% lo hace una vez al mes; el 12% cada 2 meses; el 1% cada 3-4 meses; el 10% cada 6 meses, un 4% una vez al año y, finalmente un 61% no los lleva o se encarga personalmente de esta parte del aseo del animal.

¿Y qué es lo que les hacen a los animales en la peluquería? El 86% va a bañarse, y el 78%, además, para darse un buen cepillado. Un 35% reciben un tratamiento antiparásitos, el 23% sale oliendo a colonia para perros y el 17% salen de la peluquería más esponjosos gracias al acondicionador.

Si nos detenemos en lo que es el baño de los perros, el 49% de los dueños los bañan (o llevan a bañar) una vez al mes; hay un 17% que los baña cada dos meses y otro 17% que lo hace cada 15 días; un 11% lo hace cada más de dos meses y un 4% una vez a la semana.

En cuanto a los gatos, hay un 74% de dueños que los bañan una vez cada más de dos meses; un 7% que lo hace cada 2 meses y un 9% que lo hace una vez al mes. Luego hay un particular 10% que bañan a sus gatos con más frecuencia, un 2% de esos incluso más de una vez a la semana.

Visitas al veterinario

De las personas encuestadas hay un grato 0% de personas que no llevan nunca a su mascota al veterinario o sólo para tener la cartilla y el chip. Un 17% los llevan sólo cuando no hay más remedio; el 21% sólo para las vacunas y un 62% los lleva periódicamente para hacerles una revisión.

Lo veterinarios consultados para el estudio detallan que, por orden de frecuencia, las afecciones que más hacen que las personas lleven a sus mascotas a la consulta son los problemas digestivos, las otitis, los problemas de piel (un 20% de los cuales se relacionan con la alimentación), los parásitos internos, traumatismos y accidentes, mordeduras de otros animales, afecciones respiratorias, reproducción, leishmaniosis, vómitos, problemas de boca, alergias, infecciones de orina, espigas, parásitos externos, conjuntivitis, desnutrición y, en último lugar, la revisión anual.

Según los usuarios, la media anual de gasto veterinario ronda los 332€, incluyendo operaciones y medicinas. En detalle tenemos que el 14% gasta menos de 100€, el 34% entre 100 y 200 euros, el 33% entre 200 y 500 euros, un 13% gasta entre 500 y 1.000 euros y, finalmente, un 6% gasta más de 1.000 euros al año en veterinario.

Alimentación

Este es uno de los puntos en el que los veterinarios más insisten, junto con las vacunas, desparasitaciones y revisiones anuales, en que resultan claves para mantener la buena salud de la mascota. Con esto se estaría haciendo una importante labor preventiva que puede ahorrar muchas enfermedades y problemas al animal y, por ende, al bolsillo del dueño.

Así, aunque el 35% de los dueños dice no comprar ningún pienso específico, la mayoría sí que tiene en cuenta algunas especificaciones como que sean para determinada raza o especie (20%), que sean específicos para una afección de salud (20%), para no engordar (17%), para su edad (6%) o para animales esterilizados (3%).

En cuanto a los complementos alimenticios, según el estudio de Tiendanimal el 80% incorpora a la dieta de sus mascotas los premios nutritivos, el 56% algún tipo de alimento para mejorar la salud dental, el 40% alguna comida especial del tipo goumet o húmedas y el 15% sobras de la comida de casa.

Si nos vamos al gasto, la media en comida es de 65€ al mes, aunque si nos vamos al detalle, hay un 38% que gasta menos de 50€ al mes en comida, un 52% gasta entre 50 y 100 euros, un 9% gasta entre 100 y 200 euros y sólo un 2% invierte más de 200€ mensuales.

En resumen

En nuestro país hay más gusto por los perros que por los gatos, aunque Facebook nos pueda hacer pensar lo contrario, y aunque la gente suele preferir al perro a la hora de adoptar, también son los más perjudicados por los abandonos y el maltrato.

Con el tiempo hemos mejorado en nuestra atención a los animales que viven con nosotros y, aunque nos queda mucho para llegar al nivel de países como Holanda, con Cero sacrificios y Cero abandonos, mientras sigamos mejorando estaremos en el camino de alcanzar a los holandeses algún día.

Es importante mantener revisiones periódicas y una buena alimentación para prevenir muchos de los problemas que pueden tener nuestras mascotas y, si es posible, tratar de ayudar en la medida de nuestras posibilidades a las protectoras, que colaboran con su labor a que el mundo sea un lugar mejor. Sencillamente porque un mundo mejor no es un mundo más tecnificado, sino un mundo más humano donde nadie abandone a nadie, nadie maltrate a nadie y todos cuiden de todos, tengan dos piernas o cuatro patas.

No comments yet.

Deja un comentario