En este momento estás viendo Cómo afectan las pantallas de los smartphones a la calidad del sueño

Cómo afectan las pantallas de los smartphones a la calidad del sueño

Datos de 2014 ya apuntaban a que había ya tantos smartphones activos como personas en el mundo, y eso son muchos smartphones. Dado el nivel de integración que han llegado a tener con la vida de las personas y el uso, cada vez más frecuente, de estos dispositivos para cualquier circunstancia de nuestra vida, ya se estaba haciendo esperar un estudio más o menos serio sobre su frecuencia de uso en relación a la demografía, la salud y la calidad del sueño.

El estudio lo han realizado investigadores de la Universidad de California en San Francisco, fundamentalmente médicos de los departamentos de Cardiología y Epidemiología y Bioestadística. El trabajo se ha centrado en medir el tiempo de exposición directa a la pantalla y estudiar su relación con la mala calidad del sueño específicamente.

Tras las pruebas realizadas con más de 650 voluntarios se pudo asociar un mayor tiempo de exposición a la pantalla con una duración del sueño más corta y una eficiencia del sueño peor, así como un mayor tiempo de latencia de inicio del sueño. Básicamente, cuanto más tiempo pasas frente a la pantalla del móvil duermes menos horas, las horas que duermes son peores y tardas más en conciliar el sueño.

Un problema también detectado por los investigadores que, a la luz de los datos abogan por una clara causa-efecto, es que conforme la persona pierde calidad y tiempo de sueño, tiende a pasar las horas en vela mirando el móvil, por lo que el problema se agrava. La recomendación principal es, por supuesto, dejar el móvil a partir de cierta hora, especialmente cuando se acerca el momento de ir a dormir, porque puede afectar negativamente al sueño y, para evitar tentaciones mientras se restablece el ciclo normal de sueño, buscarse un despertador a pilas y dejar el móvil fuera del dormitorio.

Fuente: PLOS-ONE

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.