En este momento estás viendo Ataques ransomware: ninguno de los que paga recupera sus datos

Ataques ransomware: ninguno de los que paga recupera sus datos

Ante un ataque ransomware muchos se plantean qué hacer, si pagar o no pagar. Si los datos secuestrados son especialmente sensibles o valiosos para las víctimas, lo más probable es que la persona o empresa se muerda los labios y acceda a pagar el rescate. Sin embargo, según un informe realizado por Kaspersky Lab no tiene ningún sentido acceder a las presiones de los cibercriminales porque, de todos los que pagaron en España (un 36% de las víctimas), ninguno recuperó sus datos.

Según este mismo informe casi uno de cada cinco consumidores españoles, lo que supone el 18% de ellos, ha sido víctima de un ataque ransomware. De esos, el 63% acabó con casi todos sus archivos cifrados y el 9% con algo menos, pero también con un buen porcentaje de ellos cifrados. Además, el 25% perdió todos sus datos a causa de la infección y sólo el 20% pudo restaurarlos de nuevo al completo.

Kaspersky Lab alerta la falta de conciencia sobre los riesgos del ransomware, y afirma que, al menos el 23%de los internautas, no tiene presente lo que puede suponer para sus datos. Por eso, desde la compañía de seguridad, con los datos en la mano, se insta a las posibles víctimas a no pagar los rescates que exigen los criminales, primero porque no les va a servir para recuperar sus datos y, segundo, porque es apoyar este tipo de actividades. Igualmente piden que los afectados que informen cuanto antes de la amenaza, y que usen las herramientas de seguridad a su alcance.

Una de ellas es la iniciativa Hyperlink, un proyecto de la Policía Nacional Holandesa, Europol, Intel Security y Kaspersky Lab, donde se comparten herramientas de descifrado que ayudan a las víctimas a descifrar sus datos sin tener que pagar rescate. Hasta la fecha se ha logrado ayudar con éxito a más de 2.500 personas.

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.