Rafael Navajas

Cómo aprenderse las leyes de Mendel jugando a las cartas

Cuando tocó estudiar las leyes de la genética en el instituto, los profesores más didácticos nos hicieron jugar con bolitas verdes y amarillas simbolizando los guisantes con los que Mendel descubrió las claves de la herencia. Ahora puede que la explicación de esta parte de la biología sea mucho más accesible a mucha más gente mediante un juego de cartas, inventado por Rafael Navajas Pérez, un investigador de genética de la Universidad de Granada. Junto con la profesora de secundaria Cristina Aznarte y el diseñador Raúl Lucas, han creado Mendelius, un juego similar en funcionamiento al Chinchón o el Continental, con la misión de crear cruzamientos genéticamente posibles.

Desarrollo del juego Mendelius.Desarrollo del juego Mendelius.

En el juego están representadas tres grupos de tres generaciones: abuelo y abuela, madre y madre, hijo e hija. Estos, a su vez, pueden con doble alelo blanco, con doble alelo rojo o mixtos, que contienen un alelo de cada tipo. La web explica a la perfección todas las características del juego y los fundamentos teóricos genéticos que sustentan cada cruce.

Aunque el juego es gratuito vía web y se puede descargar la app para móvil desde Google Play, existe una edición del lujo del juego por 10 euros, con las cartas y un bestiario con fotografías relacionadas con la genética, disponible para educadores y profesores siempre para fines educativos, y nunca lucrativos. Está previsto que de cara al inicio del próximo curso, en septiembre, se presente en blog divulgativo que apoye didácticamente los conceptos presentados mediante el juego.

Fuente e imagen: UGR

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.