En este momento estás viendo ¿Dónde se cultivaron por primera vez los alimentos que tomamos?

¿Dónde se cultivaron por primera vez los alimentos que tomamos?

Hoy en día es posible encontrar en el supermercado productos originarios de cualquier parte del mundo. Los pimientos de Padrón se cultivan en Marruecos; los kiwis en Nueva Zelanda, aunque son originarios de China; la Costa Tropical española es una gran productora de chirimoyas, una fruta originaria de Perú. Los cultivos de patata y maíz pueden verse por todo el mundo, a pesar de que el primer lugar donde se cultivaron fue América del Sur. La adaptación a nuevos terrenos y climas ha generado una enorme diversidad de alimentos donde se da el caso de que los mayores productores y exportadores mundiales ni siquiera son los países originarios.

El portal del Centro Internacional del Cultivo Tropical (CIAT) ha creado un completo mapa interactivo donde se muestran tanto los lugares de origen de los cultivos alimenticios como los lugares a los que ha llegado ese cultivo.

Mapa-alimentos

Los diferentes mapas que ofrece el sitio incluyen referencias a las calorías, las proteínas, las grasas o el valor de la producción bruta, entre otros. Los colores que muestra cada región se refieren a los cultivos nativos, así como las conexiones con otros lugares del planeta y la importancia de era aportación, teniendo en cuenta no sólo la importancia del cultivo en sí, sino los productos derivados que se obtienen a partir del él, ya sea para el sector de la alimentación como para la fabricación de piensos, producción de semillas, tejidos o productos industriales y ganaderos.

Circulo-alimentos

Fuente e imágenes: CIAT

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.