En este momento estás viendo Eficiencia energética y mantenimiento preventivo en el transporte de personas

Eficiencia energética y mantenimiento preventivo en el transporte de personas

Si hablamos de transporte de personas, casi seguro que pensamos en coches, motos, autobuses, tren o incluso avión y barco. Pero, al menos en las grandes ciudades hay elementos que transportan diariamente tanta gente como el transporte público o privado. En el mundo hay unos doce millones de ascensores que realizan diariamente más de 7.000 millones de viajes y transportan 1.000 millones de viajeros. Y resultan un medio de transporte más fiable que el avión o el coche. Cada vez hay un número mayor de personas que viven en ciudades. En España se estima que casi el 80% de la población se concentra en grandes poblaciones, con más del 30% agrupado en las 144 ciudades de más de 50.000 habitantes. Una cifra que palidece frente a los 270 millones de chinos que vivirán en grandes urbes de aquí a los próximos 15 años.

El reto con los ascensores es tanto dar un servicio fiable como reducir el consumo de energía. No en vano las ciudades son responsables de un alto porcentaje del consumo energético en el mundo desarrollado. Y el que más crece. Según las cifras presentadas, de aquí al 2030, el consumo de energía en las ciudades se incrementará en un 27%. Los edificios son responsables del 40% de la energía mundial, y de ella, los ascensores suponen el 10%. A pesar de su alta fiabilidad, se calcula que en un periodo de un año los ascensores acumulan un total de 190 millones de horas fuera de servicio, lo que equivale a unos 108 siglos.

MAX, mantenimiento preventivo

Todo ello llevó a Thyssenkrupp a idear un sistema que resultara más eficaz para abordar el mantenimiento y gestión de los ascensores. En 2013, Thyssenkrupp Elevator y Microsoft coincidieron en un congreso y al hablar, cada de ellos desde su perspectiva, de las capacidades del Internet de las Cosas se dieron cuenta del enorme potencial que tendría el tratamiento de datos generados por los ascensores. El conocimiento del detalle de operación de los mecanismos de los ascensores del primero y el almacenamiento y tratamiento de datos del segundo comenzaron a trabajar de forma conjunta para dar lugar a MAX, un sistema orientado a maximizar la capacidad de transportar personas en los edificios. El desarrollo de MAX no estuvo exento de retos, entre ellos el tratar con una disparidad de datos, en un sector realmente novedoso para los técnicos en tratamiento de información. A ello se une que hay una gran disparidad de modelos, el 50% del parque tiene más de 20 años, y tipos de sistemas en ellos, desde los más antiguos con relés a los sistemas analógicos para llegar a los más modernos basados en tecnología digital.

https://www.youtube.com/watch?v=mnw-EDILpqA&feature=youtu.be

Uno de los grandes problemas es, precisamente, recopilar datos de sistemas tan diferentes y lograr obtener una información coherente y homogénea que sirva para controlar su funcionamiento y adelantarse en la resolución de eventuales averías. Y es que, según indicó en la presentación en Madrid el CEO de Thyssenkrupp Elevator, Andreas Schierenbeck (por cierto, en un excelente español, aunque nació en Alemania), “el reto de las empresas es satisfacer la creciente demanda de servicios, al tiempo que mejorar la eficiencia en el consumo energético”. Sin descuidar la fiabilidad y la seguridad de la movilidad urbana. El sistema de adquisición de datos está preparado para dar servicio tanto a los propios equipos fabricados por Thyssenkrupp como de otras marcas. Y es que el grupo lleva el mantenimiento de edificios que cuentan con todo tipo de elevadores creados por diversas marcas. No sólo se trata de lograr un mejor rendimiento y eficiencia de los ascensores, sino evitar los tiempos de parada. Un estudio realizado en 2010 sobre los trabajadores de la ciudad de Nueva York estima que el número de horas de trabajo que se pierden esperando a los ascensores, que es más que el tiempo de viaje en ellos, resulta el equivalente a unos 16,6 años. Y eso sin contar el añadido de esperas por tareas de mantenimiento o resolución de averías. Con Max se espera reducir al 50% estos tiempos de inactividad. Con el consiguiente número de horas de trabajo asociadas de los usuarios.

Como indicó en la presentación Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica, “la transformación digital se puede aplicar casi en cualquier sector, y este es un buen ejemplo, de cómo aplicar la tecnología a una industria de más de 150 años de antigüedad”. Además, “demuestra cómo aplicar criterios de escalabilidad y globalidad, así como aportar un entorno seguro de tratamiento de los datos”. En este proyecto, Microsoft aporta su plataforma Azure IoT Suite para facilitar el desarrollo de los elementos de captura de datos en cada edificio, así como la gestión y análisis de estos valores. A lo cual añade Azure machine Learning, de forma que el volumen de datos se trate de manera automatizada y ayude a la predicción y la mejora de la inteligencia del negocio.

ascensor-repara

Y es el elemento de captura de información que Thyssenkrupp instala en cada ascensor proporciona un elevado número de datos con detalles específicos. Así, MAX ofrece una visión detallada de la situación física del elevador, su equipamiento concreto, modelo, fecha de la última revisión y un largo etcétera que incluye valores como las plantas de origen y destino más habituales, o el tiempo medio de apertura y cierre de las puertas. O el consumo de los mecanismos y los tiempos de respuesta. De esta manera, cuando se observan valores por encima de lo habitual, se puede realizar un mantenimiento predictivo, antes de que falle el componente y se deba detener el funcionamiento del elevador. Este sistema de captura, desarrollado por el propio fabricante, resulta de fácil implementación en virtualmente cualquier ascensor de menos de 5 años de antigüedad y para edificios de 6 o más plantas.

El objetivo de Thyssenkrupp en España, uno de los primeros países donde se está desplegando esta tecnología, es equipar unos 32.000 de los 45.000 ascensores que están bajo servicio y mantenimiento del grupo, a un ritmo de unos 2.000 al mes. Y con ello reducir el tiempo de parada y de resolución de incidencias. Y es que cada año se realizan casi 9.000 llamadas al servicio técnico. Y muchas de ellas producidas cuando el ascensor se ha detenido y no es capaz de prestar servicio. El exhaustivo conocimiento de los eventuales fallos, o elementos susceptibles de averiarse, hace que el técnico tenga un detalle de qué elementos debe revisar o incluso aprovisionarse de las piezas de repuesto necesarias, antes de acudir a una instalación.

Por el momento está pendiente de determinar cómo compartir los datos obtenidos con el cliente final. Dado que, si bien hay valores que no implican ningún riesgo para la privacidad y resultan útiles a la propiedad, como el consumo, el número total de viajes o el tiempo de reposo, otros podrían suponer una cierta intromisión. Como ver que hay un número elevado de viajes a un determinado piso, o que los viajes realizados en horarios inhabituales. Por el momento Thyssenkrupp Elevator tiene claro sus posibilidades de cara a mantenimiento preventivo y mejora del servicio, y que los datos se manejan dentro de un entorno seguro, pero queda por ver qué tanto de estos datos podrán ser consultados por los clientes sin que ello suponga revelar otro tipo de comportamientos personales de los usuarios.

HoloLens el nuevo asistente del técnico

Junto con el propio servicio MAX, Thyssenkrupp está incorporando la tecnología en los sistemas de mantenimiento para mejorar su eficacia. Además de contar con la información ofrecida por los sistemas de captura de datos, en unión con el tratamiento centralizado y con detalle de cada instalación, en breve los técnicos de mantenimiento contarán con el apoyo de gafas HoloLens. Estas gafas, que se desplegarán a más de 24.000 técnicos de mantenimiento de Thyssenkrupp, facilitarán mediante técnicas de realidad aumentada que cada visita de asistencia cuente con toda la información relativa a cada instalación.

https://www.youtube.com/watch?v=8OWhGiyR4Ns&feature=youtu.be

Así, el técnico contará con un preciso manual de cada equipo sobre el que deba actuar, así como incluso indicaciones de la situación de cada elemento, o cómo llegar al cuarto de máquinas. Así, en lugar de necesitar pesados manuales impresos, o una extensa documentación descargada, el operador contará mediante conexión on line con la información apropiada. El objetivo es lograr que el tiempo de asistencia se reduzca a una cuarta parte del actual. Con la consiguiente mejora tanto en costes como en eficacia y calidad del servicio. La realimentación de observaciones por parte del técnico, que es quien mejor conoce el estado del equipo que acaba de revisar, suponen un importante añadido a las capacidades automatizadas de MAX.

numeros-web

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.