avion-supersonico-NASA

La NASA rescata los vuelos supersónicos para conectar cualquier ciudad en menos de 6 horas

No se puede negar que la NASA cuenta con una amplia experiencia en lo que a viajes aeroespaciales se refiere, y ahora quiere aprovechar esa experiencia para sacarle un partido algo más comercial, como crear un avión supersónico de pasajeros para poder viajar a cualquier ciudad del mundo en menos de 6 horas.

La agencia norteamericana está decidida a poner fin al sufrimiento de los millones de pasajeros que, cada año, soportan vuelos de hasta 14 horas para llegar a sus destinos (eso si no contamos las escalas), y han comenzado a financiar un proyecto que reduzca a un máximo de 6 horas cualquier trayecto en avión.

Sin embargo, el proyecto tendrá que salvar algunos escollos antes de hacerse realidad. El principal problema de los aviones supersónicos es que al superar la velocidad del sonido (767,269 millas por hora) producen un ruido bastante molesto, razón por la cual EE.UU. prohibió este tipo de vuelos en su momento.

https://www.youtube.com/watch?v=t0BrdOa_Fz0

La NASA quiere, evidentemente, solventar o, al menos, reducir este problema, haciendo que el sonido de estos aparatos sea más tenue. De esa manera sería más cómodo para los pasajeros y, por supuesto, más atractivo y seguro. Por lo pronto han firmado un contrato con Lockheed Martin por valor de 20 millones de dólares para el diseño preliminar del aparato.

Recordemos que los vuelos supersónicos no son una novedad. Uno de los más recordados intentos fue el Concorde, que podía cruzar el Atlántico en apenas 3 horas y media, pero fracasó estrepitosamente en su intento de comercializar la aviación supersónica. Después de 27 años de servicio cerró definitivamente en 2003. Una de las razones fue el coste, tanto de mantenimiento del avión como del consumo de combustible y, por supuesto, el precio de los billetes, que podía ser de 9.000 dólares un viaje de ida y vuelta París – Nueva York.

Quizá el desarrollo actual de la tecnología, la anterior experiencia del Concorde y las capacidades de la NASA puedan ahora hacer realidad el proyecto de una aviación comercial supersónica que no lleve a la ruina económica ni a la compañía ni a los pasajeros, y que además sea silencioso…

Fuente: The Washington Post

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.