En este momento estás viendo ¿Una bici que se convierte en carrito o un carrito que se vuelve bici?

¿Una bici que se convierte en carrito o un carrito que se vuelve bici?

Falta de espacio, falta de ejercicio, falta de tiempo… tener hijos nunca es una tarea fácil, y de igual forma que cambian la manera en la que vemos y sentimos la vida, también exigen ciertos sacrificios. Uno de ellos es la escasez de oportunidades para realizar actividades deportivas, pero también una paulatina sustitución del espacio que ocupan nuestra cosas por las cosas de ellos. Es entonces cuando los artistas del «todo en uno» demuestran su valor, creando objetos como Salamander, una curiosa combinación de bicicleta y carrito de niño especialmente pensada para moverse con tus hijos por la ciudad al tiempo que se hace el necesario ejercicio.

Una de las ventajas de este invento, nacido en Canadá, es que la bicicleta es opcional, esto es, que si se quiere pasear a los niños de forma habitual o hay que subir al bus o entrar en una tienda, se puede plegar en pocos segundos de manera que sea un carrito (casi) normal; luego, cuando se quiera, se despliega para empujar el carro mientras se pedalea. Un desarrollo que ha tardado cinco años en estar acabado y que está en plena campaña de Kickstarter para empezar a producirlas. Quizá lo que no guste tanto sea el precio según versiones. Los que se animen a invertir en este proyecto podrían recibir su Salamander para el mes de mayo.

salamander-stroller-6

La barquilla es lo suficientemente grande como para llevar hasta dos niños con sus respectivos arneses de seguridad, y puede ir totalmente descubierta o protegida con una cubierta plástica para la lluvia o el viento. Ahí pueden viajar niños de hasta 1,16 m y 36 kg. El sistema de plegado, al igual que su estructura, es muy sólido, con llantas de aleación de 20 pulgadas. Otro detalle, pensando precisamente en que los niños tarde o temprano crecen y ya no cabrán en el carrito es que la barquilla puede adaptarse a otro tipo de cargas y, si no hay niños, puede perfectamente llevar mercancías, siempre dentro del peso máximo que soporta. Los complementos, esto es, las distintas barquillas, se venden por separado según modelo y necesidades, no sólo para transportar niños algo mayores o mercancías, también se le puede acoplar una canastilla para bebés.

Fuente: Gizmag

Deja una respuesta

Fátima Gordillo

Aterricé en el periodismo "sin querer". Escribir es lo que hago y parte de lo que soy. He escrito notas de prensa, nombres para urbanizaciones, discursos, anuncios para radio, eslóganes y escaletas. He adaptado para teatro y, por supuesto, he escrito artículos, reportajes y entrevistas. He hecho de speaker, RP, SM y algunas siglas más. He sido actriz y conferenciante, aunque rara vez seré la persona más conversadora de una reunión. Comencé en la sección de un periódico digital y continué como redactora de estilo y tecnología en la revista Computer Hoy. Compartí proyecto, ganas y horas de trabajo en The Unnamed Project y, y ahora me dedico a Tek'n'Life y, de vez en cuando, a enseñar a la gente cómo comunicar mejor y a hablar en público sin que el miedo escénico sea una traba. Es el lado humano de la tecnología, la ciencia, el arte o lo que sea lo que me interesa, y eso es lo que quiero contar.